El ébola va de la mano de la pobreza

Servicios de salud deficientes y paupérrimas condiciones de vida figuran entre las causas de la epidemia que ya deja miles de muertes en África occidental.

Jorge Luis Baños - IPS

Presidentes del ALBA se reunieron en La Habana para analizar estrategias comunes para enfrentar el ébola.

La Habana, 22 oct. – En el enorme caudal noticioso sobre la crisis de salud provocada por la epidemia de ébola en África occidental, resulta notoria la escasez de información sobre las causas económicas que acompañan a esta enfermedad cuya expansión a América Latina y el Caribe, región con altos niveles de pobreza, no se puede descartar.

 Datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe indican que 2013 cerró en el área con 164 millones de personas (27,9 por ciento de la población) viviendo en situación de pobreza y 68 millones en indigencia (11,5 por ciento).

Este lunes, la Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, alertó que es real el riesgo de que el ébola sea introducido en la región y esta debe prepararse adecuadamente para garantizar la identificación temprana del primer caso, la contención y prevención de la trasmisión y el manejo adecuado de todas las personas.

“Es necesario que en la región se eleve el acceso a laboratorios adecuados para el diagnóstico. El único laboratorio BSL-3 para el diagnóstico de muestras inactivas está en Bolivia”, advirtió Etienne, durante la cumbre realizada en La Habana por países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y el Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP).

Agregó que los centros de mayor bioseguridad (BSL-4) están en Canadá y en Atlanta, Estados Unidos.

“Hemos coordinado para el envío de muestras allí”, afirmó la funcionaria, quien también se refirió al “suministro limitado” y a los “elevados” precios de los equipos de protección para el personal encargado de atender a las personas enfermas.

En ese sentido exhortó a los jefes de Estado y de Gobierno de la región a analizar la producción local de estos elementos, estimular la búsqueda y fabricación de una vacuna y contar con una medicación y tratamiento específico para esta dolencia que se manifiesta con fiebre elevada, debilidad intensa, dolor muscular y de garganta y deterioro de la función renal y hepática, entre otros síntomas.

Esta es una enfermedad infecciosa viral aguda que se caracteriza por su alto nivel de mortalidad. Los tres países africanos mayormente golpeados por la epidemia son Sierra Leona, con 3.508 casos y una tasa de letalidad de 34,8 por ciento; Liberia , 4.262 casos y una tasa de letalidad de 58,3 por ciento y Guinea Konakry, 1.528 casos y 57, 3 por ciento de letalidad.

En un exhaustivo análisis sobre el tema, el investigador Vicenc Navarro, Catedrático de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona, España) señaló como causas directas de la epidemia a la “enorme pobreza” de la mayoría de la población de esos países.

A ello se añade la extrema insuficiencia de su infraestructura sanitaria y de saneamiento. “Hoy, en Liberia, Sierra Leona y Guinea los pacientes con ébola son rechazados en los hospitales y mueren en la calle, a plena luz del día”, afirmó el también profesor de Políticas Públicas en la Universidad Johns Hopkins, de Estados Unidos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado que se necesitan 4.300 camas hospitalarias para tratar a todos los pacientes con ébola en estos tres países. Esa cifra que significa más de diez veces el número total de camas en existencia, aseguró el académico.

En datos suministradas por el ministro cubano de salud, Roberto Morales, durante la Cumbre del Alba-TCP sobre el ébola, realizada este lunes, hasta el momento se reportaron 9.391 casos, de los cuales fueron confirmados 5.301.

“Han ocurrido 4.632 defunciones, con una tasa de letalidad general de 49,4 por ciento”, añadió el galeno.

Las otras naciones africanas afectadas, aunque con baja trasmisión, incluyen la “República Democrática del Congo (68 enfermos), bajo control, Senegal con un sólo reporte, cerró la transmisión el 17 de octubre y Nigeria con 20 casos, debe cerrar en el día de hoy (lunes 20)”, señaló el titular cubano de salud.

A su vez, Estados Unidos reportó tres casos, uno de ellos, que falleció, provino de Liberia y dos trabajadores de salud. España reportó una auxiliar de enfermería que atendió dos pacientes trasladados también desde Liberia.

Cuba, que debe mantener campañas permanentes contra el Aedes aegypti, mosquito trasmisor del dengue, y entre 2012 y 2013 enfrentó brotes de cólera y más recientemente algunos casos de chikungunya, sostiene desde septiembre pasado un plan de prevención y enfrentamiento al virus del ébola.

Al respecto, el ministro Morales explicó que el programa tiene como objetivo general, evitar su introducción y diseminación en el territorio nacional, así como consolidar un conjunto de medidas sanitarias de vigilancia, prevención, atención y bioseguridad, que posibiliten, con la participación de todos los sectores, la detección temprana de los casos y la implementación inmediata de acciones de control.

Cuba fue la primera en responder al llamado de Ban Ki-moon, Secretario General de Naciones Unidas, y Margaret Chan, Directora General de la OMS, con el envío de 256 profesionales de la salud del Contingente Internacional de Médicos Especializados en el Enfrentamiento a Desastres y Grandes Epidemias “Henry Reeve” a los países afectados por el ébola.

Ese personal se suma a las 32 brigadas médicas cubanas que ya prestan asistencia en África, con 4.048 colaboradores, de ellos, 2.269 médicos. La cooperación incluye un programa de capacitación en países de África no afectados por la epidemia, donde están presentes brigadas médicas cubanas, sobre temas de prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

Como parte de la estrategia conjunta acordada por los países del Alba-TCP, los próximos días 29 y 30 está prevista una reunión técnica de especialistas del bloque regional para intercambiar experiencias y conocimientos, así como concertar estrategias de prevención y enfrentamiento a la amenaza de la epidemia del ébola.

De ese encuentro y sus propuestas deberá surgir un plan de acción para presentar a la consideración de los Jefes de Estado y Gobierno del bloque a más tardar el próximo 5 de noviembre.

A la cita habanera asistieron Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Mancomunidad de Dominica, Antigua y Barbuda, Ecuador, San Vicente y las Granadinas y Santa Lucía, todas integrantes de la Alianza. También acudieron Granada y San Cristóbal y Nieves, dos naciones que ya han recibido la aceptación en el grupo.

Asimismo estuvieron presentes Haití, nación invitada permanente del bloque y delegaciones de la ONU, la OPS y la Organización de Estados del Caribe Oriental. (2014).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.