Facturas médicas simbólicas abren debate sobre salud en Cuba

La gratuidad de los servicios sanitarios es enarbolada como una de las conquistas de la revolución cubana de 1959.

Hace pocos años inició la campaña “Tu salud es gratuita… pero cuesta” con carteles y spot televisivos.

Foto: Archivo IPS_Cuba

La Habana, 4 abr.- En policlínicas y hospitales cubanos se entregan impresas desde mediados de marzo facturas simbólicas con el valor de consultas y análisis, lo cual destapó críticas en las redes sociales sobre la actitud de las autoridades, el valor del salario estatal y la calidad de los servicios médicos.

La polémica “estrategia de información”, como la define el cubano Ministerio de Salud Pública, busca crear conciencia sobre el costo de la universalidad y gratuidad de sus servicios.

Esta iniciativa parece dar continuidad a la campaña “Tu salud es gratuita… pero cuesta”, que durante los últimos años se ha materializado en forma de carteles en centros de salud, sitios públicos y spot publicitarios en la televisión nacional.

“Nuestro gobierno ha invertido cuantiosos recursos materiales y humanos, para lograr instalar la tecnología médica de punta, reparar unidades y garantizar la sostenibilidad de los servicios”, refiere un acápite sobre los costos de la salud en el portal digital cubano Infomed.

Por ello, agrega, en momentos cuando el Sistema de Salud realiza transformaciones necesarias como parte de la reforma económica “resulta vital brindar a la población toda la información posible sobre los cambios que se están desarrollando, en aras de lograr su comprensión y acompañamiento en este proceso”.

Un importante porcentaje de comentarios en sitios como Facebook y publicaciones digitales cuestionan el argumento de que el Estado provea servicios gratuitos.

“El Estado no produce nada, solo gasta, los que producen son el pueblo y pagan sus propios gastos y los elevadísimos gastos del gobierno, de los cuales ni cuentas dan a los que producen esos recursos”, sostuvo un ciberlector identificado como Alejandro.

En sintonía, Diógenes respaldó que se brinde información para sensibilizar a la ciudadanía, “lo que no quiere decir que haya que agradecer al papá Estado que dedique recursos a esta área o a otro servicio social, pues hay que tener claro que éste es sólo un administrador -y bastante deficiente, como es notorio- de los recursos del país”.

 

“Eso de entregar un documento con los costos a los pacientes no solo es un gran disparate, es una idiotez. ¿Acaso en las escuelas darán uno con los costos de la educación, o en las bodegas pondrán carteles con lo que cuesta una libra de frijoles?”, cuestionó René Cintas.

Otros como Brandys llamaron la atención sobre el salario medio estatal del país, equivalente a 23 dólares mensuales. “¿Qué pasaría si todos los profesionales le facturamos a ese Estado tan bueno y benévolo el salario dejado de pagar?”, preguntó.

Algunos foristas recordaron que en otros países también existen sistemas de salud gratuitos.

“La diferencia está en que la calidad de los servicios de salud canadienses son muy superiores a los cubanos y que los ciudadanos, aun con impuestos altos, tienen control sobre su salario y les alcanza para cubrir sus necesidades básicas de alimentación, vivienda, recreación, etc., cosa que no ocurre en Cuba”, comparó Ray.

Alek6 propuso extender la experiencia a las Tiendas Recaudadoras de Divisa (TRD), para que en la factura de compra se exprese, por ejemplo, el costo real de una botella de aceite y el impuesto de hasta 240 por ciento que el Estado aplica a varios productos.

“Así sé en qué se usan mis impuestos (aunque no se llamen así). Y cuando encuentre la calle con baches o con basura, o con basura dentro de los baches, voy a saber qué tan bravo ponerme de acuerdo a lo que pago por ese servicio”, expresó.

Cubana recomendó divulgar “cómo se calcula el costo de esos servicios, pues este incluye el salario de los médicos y enfermeras, que en el caso de Cuba también son “de miseria” si los comparas con lo perciben en otros países”.

En junio de 2014, el salario de los médicos se elevó de 25 a 67 dólares mensuales como promedio, el de los estomatólogos llegó hasta los 58, mientras que las retribuciones del personal de enfermería aumentaron entre 67 y 90 por ciento, en dependencia del nivel de especialización.

Muchos de los criterios aludieron a las desbalanceadas retribuciones monetarias para los profesionales y técnicos del sector, pese a que la exportación de sus servicios es la principal fuente de ingresos de Cuba, con una factura promedio de 6.000 millones de dólares anuales. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.