La nutrición, una herramienta para la salud

Cuba actualizó en 2009 las guías alimentarias para la población cubana, que determinan los requerimientos nutricionales para menores y mayores de dos años de edad.

Cuba actualizó en 2009 las guías alimentarias para la población cubana

La Habana, 17 nov. – Cómo alimentarnos mejor, qué alimentos combinar para darle al organismo equilibrio y salud, fueron temas debatidos en La Habana durante el XVI Congreso Latinoamericano de Nutrición que sesionó durante cinco días hasta este viernes 16.

Dedicado en esta edición a la prevención de enfermedades crónicas no trasmisibles, la cita reunió a especialistas e investigadores de Perú, México, Brasil, Italia, Estados Unidos, Guatemala, Chile, Argentina y Cuba, entre otros.

Expertos alertan que el progreso tecnológico y el sedentarismo incrementan enfermedades crónicas no trasmisibles como obesidad, diabetes, hipertensión arterial y afecciones cardiovasculares, por lo que consideran necesarios realizar cambios en los estilos de vida a escala mundial.

La importancia de una adecuada nutrición desde edades tempranas para cubrir los requerimientos nutricionales que eviten en el futuro enfermedades crónicas fue destacada por Lázaro Alfonso Nova, especialista de segundo grado en Pediatría y jefe del departamento de nutrición clínica del Hospital William Soler, de la capital cubana.

El experto, también vicepresidente de aspectos pediátricos de la Sociedad Cubana de Nutrición Enteral y Parenteral, disertó sobre la desnutrición hospitalaria a nivel continental y advirtió que ese mal generalmente no es reconocido por los médicos lo que lleva a una intervención nutricional incompleta y tardía.

Para el galeno, la alimentación es un proceso voluntario de qué y cómo comemos, mientras que la nutrición- un concepto muy diferente-, comienza cuando el alimento ingresó al organismo y consiste en el proceso de utilización, metabolismo y distribución de nutrientes hasta el desecho.

Según declaró, si no hay un proceso nutricional que acompañe o no a la enfermedad, todo el proceso metabólico se deprime y aparecen las enfermedades en un organismo inmunodeprimido, cuya curación demora mucho más que en una persona inmunocompetente”.

Para ilustrar la importancia de la nutrición, Alfonso Nova indicó: “lo que a un individuo sano le costaría tres días para curarse, a uno inmunodeprimido le costaría dos meses o, incluso, podría costarle la vida.

“Las enfermedades crónicas que se adquieren desde edades muy tempranas en muchas ocasiones tienen que ver con el abandono del soporte nutricional adecuado”, indicó y alertó sobre una tendencia a la obesidad en la infancia.

“Obesidad es hipertensión arterial, trastornos de los lípidos de ahí surgen a futuro corto plazo los trastornos cardio y cerebrovasculares, la diabetes, aunque esta dolencia tenga un ingrediente genético preponderante”, dijo.

Durante el evento, las personas participantes conocieron los principales objetivos y metas del Plan Nacional de Alimentación y Nutrición (Pnan) dirigidos a reducir la mortalidad y morbilidad de las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación, mejorar los niveles alcanzados en la salud y nutrición de la madre y el niño, disminuir las carencias de micronutrientes y evitar pérdidas de alimentos por deficiencias higiénicas en la cadena alimentaria.

Asimismo, fueron expuestas algunas de las recomendaciones de las guías alimentarias cubanas, actualizadas en 2009 tras un serio estudio del Instituto de Nutrición e Higiene de los alimentos, entre ellas la lactancia materna hasta los seis meses, y a partir de esa edad, el consumo diario de carne, pollo, frutas y vegetales, evitando el consumo de azúcar y sal.

Para las personas mayores de dos años, las recomendaciones indican la ingestión combinada y variada de alimentos que aporten energía, proteínas, aminoácidos esenciales, grasas, carbohidratos, fibras, 14 vitaminas y minerales.

Sin embargo, existen brechas que conspiran contra una alimentación sana: los hábitos alimentarios que priorizan los excesos de grasas y azúcar y la escasa disponibilidad de alimentos, que depende en gran medida de las importaciones.

Las nuevas políticas sociales y económicas que desarrolla Cuba persiguen, entre otros objetivos, “el incremento de la producción nacional de alimentos saludables dentro de los márgenes que fijan nuestras recomendaciones nutricionales” sin descuidar el esfuerzo “por cambiar los hábitos y las costumbres de alimentación”, destacaron especialistas.

La médica Santa Jiménez Acosta, del Instituto de Nutrición e Higienes de los Alimentos de Cuba destacó que “en programas de seguridad alimentaria todavía hay mucho que aprender sobre todo en lo relacionado con los nuevos avances de la gerencia, más descentralización, mayor responsabilidad pública, mayor flexibilidad organizativa y mayor compromiso individual”.

En el evento, Odalis Sinisterra, del Ministerio de Salud de Panamá, expuso las experiencias de su país en la suplementación intermitente con hierro en escolares, mientras que el profesor Eduardo A. Pretell, de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, disertó sobre la importancia del consumo de yodo en el desarrollo humano (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.