La salud de los hombres a debate

La cuarta Jornada Cubana de estudios de las Masculinidades se celebrará en febrero venidero y tratará el tema masculinidades y medios de comunicación.

Jorge Luis Baños - IPS

La cultura patriarcal atenta contra el autocuidado y la salud de los hombres, según especialistas.

La Habana, 10 nov- El cáncer de próstata, el uso de las llamadas “perlas” en el pene, las inyecciones de aceite de maní para lograr cuerpos esculturales o el uso de anabólicos en los gimnasios, afectan la salud de los hombres. Sin embargo, la sociedad no identifica estas realidades como un problema.

Con el objetivo de reflexionar sobre esos asuntos, la Tercera Jornada Cubana de Estudios de las Masculinidades de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades (RIAM), reunió los días 8 y 9 de noviembre a especialistas de diversas disciplinas, para intercambiar sobre la salud de los hombres.

La jornada tuvo como fin “abordar temáticas que nos preocupan a los hombres, porque la prevención de muchas enfermedades que padecemos muchas veces no están de forma explícita en los medios de comunicación”, declaró el profesor Julio César González Pagés, coordinador general del Foro Masculinidades en Cuba y de la RIAM.

Salud

Fueron muy debatidos entre los participantes temas como las perlas en el pene (pequeña cuenta de metal o plástico que se introduce en la parte superior del pene con motivos sexuales), que pueden conducir hasta la amputación parcial o total del miembro; las inyecciones con aceite o el consumo de medicamentos para estimular las erecciones.

Estas prácticas no seguras son responsables de muertes de muchachos muy jóvenes, trascendió en la cita.

Para Enmanuel George López, lo más interesante fue el tratamiento de asuntos comunes en la sociedad que, sin embargo, se encuentran escondidos y causan daños.

“Los paneles removieron la conciencia de muchas personas sobre la necesidad de abordar estos tópicos, para hacer pública la necesidad de profundizar las investigaciones al respecto con un enfoque sociocultural y ampliar la prevención”, dijo este estudiante de la Facultad de Historia de la Universidad de La Habana.

Muchas son las formas en que los hombres atentan contra su salud. “Los muchachos se están inyectando cosas que los agreden y afectan. Esa práctica puede llevarlos hasta la amputación de músculos”, dijo Graciela Fumero, enfermera del Centro de Salud Mental del municipio habanero de Marianao.

Alejandro Céspedes, licenciado en cultura física, explicó a la Redacción de IPS Cuba que “en los últimos tiempos los jóvenes, como una moda y debido al desconocimiento, van a los gimnasios y por su cuenta comienzan a utilizar esteroides y aceite de maní, que provocan múltiples afecciones en el cuerpo, entre ellas necrosis musculares y peligros para la vida”.

El programa de la tercera jornada incluyó la presentación del audiovisual “Mírame, mi amor”, realizado en 2002 por Marilyn Solaya, sobre dos fenómenos extendidos en la realidad cubana, el exhibicionismo y la masturbación públicos, considerados por expertos una forma de violencia contra la mujer.

Otras causas

Participantes de la academia, una treintena de instituciones, las universidades y organizaciones, debatieron también sobre los estereotipos de las masculinidades que reproducen videos de promoción y musicales sobre la temática el virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida, a partir del análisis de las campañas de los últimos diez años.

El programa incluyó la presentación del artista Rodrigo García Ameneiro, embajador de Cultura de paz de la RIAM, la proyección del audiovisual “Lavando calzoncillos” (2012), del realizador cienfueguero Víctor Alfonso Cedeño, y el espacio de debate Mirar desde la Sospecha, dedicado al tema los hombres desde el arte por la no violencia contra la mujer.

La tercera jornada contó con la presencia del experto Juan Guillermo Figueroa, del Colegio de México, que dictó la conferencia “Comportamiento reproductivo, sexualidad y varones (conceptos ambivalentes desde los modelos de masculinidad vigentes)”.

El profesor abordó cómo los hombres, por concepciones machistas, están llamados a demostrar siempre su hombría, lo que afecta su salud. “No es por fisiología, es por la forma en que aprendimos a ser hombres”, puntualizó.

Al respecto, destacó que ellos están más expuestos a morir en situaciones violentas y asociados a conductas temerarias, por ser competitivos. Además, reveló que el cuidado del cuerpo, considerado una coraza, es visto como una feminización por la mayoría de la población masculina del planeta.

Los resultados de la jornada sobrepasaron las expectativas. Según González Pagés, el encuentro mostró el compromiso que muchas instituciones, grupos formales y redes de jóvenes han asumido a favor de la no violencia.

“Demostró que se puede ir desde la academia hacia el activismo, sin perder los rigores que ambas áreas. Además, las jornadas se institucionalizaron como un mecanismo de llevar a la agenda social muchas de las problemáticas que tenemos los hombres en Cuba”, declaró. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.