Muy pocas mujeres donan sangre en provincia del centro cubano

La investigación propone que iniciativas futuras profundicen en aspectos de género.

Distintos autores estiman que en las próximas dos décadas se incrementará más de 20 por ciento las demandas de productos derivados de la sangre.

Foto: Tomada de http://www.cadenagramonte.cu

La Habana, 28 dic.- Las mujeres representan menos del cuatro por ciento de quienes donan sangre en la provincia central de Cienfuegos, concluyó un estudio que también observó la disminución de la participación juvenil en este acto altruista y necesario para el sistema de salud local.

De los 53.219 donantes registrados en el territorio de 2010 a 2014, apenas 1.657 fueron voluntarias, para el 3,11 por ciento, subrayó el texto “Implicaciones de los cambios demográficos en la disponibilidad de sangre del sistema sanitario de Cienfuegos”, publicado en el último número de la Revista Cubana de Salud Pública.

Crece la demanda de sangre

Varios autores han señalado que para las próximas dos décadas se incrementará más de 20 por ciento las demandas de productos de la sangre, que presionará a los sistemas sanitarios locales debido a la reducción de población joven y el incremento de adultos mayores en la provincia, junto al ritmo actual de decrecimiento del número de donantes y donaciones.

Los voluntarios suelen ser principalmente individuos jóvenes y sanos, mientras que la inmensa mayoría de los pacientes que requieren transfusiones pertenecen a grupos de edades más avanzadas, donde se incrementa la probabilidad de padecer al menos una enfermedad crónica que requiere tratamiento con sangre, hemoderivados o ambos en varias ocasiones.

Por ello, los autores recomendaron diseñar estrategias de promoción, reclutamiento y selección de donantes que eviten un desbalance entre el suministro y la demanda de sangre en la provincia, con especial énfasis en los grupos poblacionales menos representados.

La investigación se vio limitada “por la imposibilidad de profundizar en algunos elementos como el enfoque de género en las motivaciones para donar sangre en Cuba, entre otras, por no estar la información disponible”, apuntó el colectivo de autores.

El estudio contabilizó en el periodo 69.826 donaciones de sangre con una tasa anual por cada 1.000 habitantes que mostró una tendencia a disminuir, con valores de 36,23 a 34,04.

Cerca de 80 por ciento de los donantes tenían edades comprendidas entre los 25 y 54 años, pero sobresalieron aquellos mayores de 45 años. Los menores de 24 años disminuyeron su participación con respecto a los voluntarios de más de 55 años, señaló.

A su juicio, la reducción proporcional de las personas jóvenes e incremento de adultos mayores son resultado del bajo nivel de fecundidad del territorio, que entre otras causas, tributa al cambio poblacional que incide en el tamaño y estructura por edades.

Según estimaciones, la población de Cienfuegos se conformará para 2030 en 23 por ciento de individuos con 60 años o más, mientras que los menores de 15 años podrían descender hasta alrededor de 15 por ciento a partir de 2025.

El texto aclara que pese a la baja registrada, “la cantidad de donaciones colectadas es suficiente para cubrir los requerimientos transfusionales actuales del territorio y sobrepasa las planificadas en cada período”.

Pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) establecen que para países con sistemas de salud avanzados, como el caso de Cuba, el rango ideal de las tasas de donaciones debe ubicarse de 30 a 50 donaciones por cada 1.000 habitantes.

No obstante, los autores se mostraron preocupados por “la reducción gradual en el número de donantes de sangre de ambos sexos, que determinó el incremento en la frecuencia de donaciones realizadas por un individuo por año”.

Esta consecuencia, intuyeron, quizás está relacionada con los efectos de la reforma migratoria del país (2013), debido al número importante de jóvenes que residen en el exterior por períodos inferiores a dos años, que no pueden donar.

Pero si se compara que alrededor de un tercio de los donantes a nivel mundial son individuos de 18 a 24 años, el 15 por ciento de participación de voluntarios cienfuegueros en ese rango de edades resulta escaso, analizaron.

Los donantes con edades de 65 años o más alrededor del mundo, sobrepasan a lo encontrado en el estudio, un magro 0,38 por ciento.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) refieren que casi la tercera parte de los individuos que donan sangre alrededor del mundo son mujeres.

En América Latina, la relación es de una mujer por cada dos donantes hombres. Inclusive, en la zona del Caribe, con similares patrones culturales a los nuestros, cerca de la mitad de los donantes son mujeres, comparó el colectivo de autores responsables de la pesquisa. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.