Situación climática requiere extremar higiene en Cuba

Implica fortalecer las medidas encaminadas al saneamiento básico.

La sequía impacta las condiciones de vida de 1.120.000 habitantes de la nación caribeña.

Foto: Jorge Luis Baños

La Habana, 10 jun.- Aunque las últimas precipitaciones pueden haber aliviado la intensa sequía que afecta el país, las autoridades sanitarias y la defensa civil mantienen las alertas sobre los peligros de la actual situación climatológica para la salud humana.

Con las lluvias “se revuelven” las aguas y aumentan los vectores, lo que destapa la aparición de enfermedades diarreicas aguas, explicó a la Redacción IPS Cuba la enfermera María Díaz.

La profesional de la salud aconsejó a las familias “arreciar en esta etapa medidas como hervir el agua, usar hipoclorito de sodio y mantener los alimentos a temperaturas seguras”.

Las enfermedades transmisibles son causadas por microorganismos que son más frecuentes en los meses de verano, por la influencia de las condiciones climatológicas como intenso calor, sequía, lluvias y problemas de higienización, reveló el boletín especial de verano emitido por la Dirección de Higiene y Epidemiología.

“El problema debe ser abordado enfatizando en el saneamiento y ordenamiento ambiental, a partir de la actuación de la población apelando a la auto responsabilidad, con la finalidad de obtener, un impacto duradero y sostenible con la participación de toda la sociedad”, apuntó esta dependencia de la cartera sanitaria.

Además de destacar la importancia de reforzar las medidas de higiene ambiental, personal y colectiva, se orientó a buscar ayuda médica ante síntomas de enfermedad, evitar la automedicación, así como promover ferias por la salud en albergues, comunidades vulnerables y de mayor riesgo.

Entre las prioridades, figuran hacer cumplir las medidas sanitarias en la producción, distribución, manipulación, conservación y expendio de alimentos y velar por el cumplimiento de las normas higiénicas en las piscinas de los centros de recreación.

El inicio de la temporada ciclónica, el primero de junio, viene precedido de una etapa de ausencia de precipitaciones en la etapa lluviosa, que ha provocado que las presas se encuentren a solo 36 por ciento de su capacidad  de llenado.

Según un reporte del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil (Emndc) de Cuba, aunque la crítica situación por el déficit de lluvia se extiende a la mayoría de las provincias, la más aguda se concentra en Pinar del Río y las provincias orientales de Guantánamo, Santiago de Cuba, Holguín, Granma y Las Tunas.

En estos territorios el ramo prioriza el abasto de agua segura a la población, aun cuando la sequía impacta las condiciones de vida de 1.120.000 habitantes.

Mientras que en Pinar del Río la escasez de agua golpea también a la economía con afectaciones notables en la acuicultura y en el turismo, pues según turistas, está seco el salto de Soroa, uno de los atractivos turísticos del territorio.

El general de División Ramón Pardo Guerra y jefe del Emndc, advirtió que esa demanda puede aumentar si persiste la sequedad, fundamentalmente en Santiago de Cuba, Holguín, Camagüey, Ciego de Ávila y Villa Clara, consideradas las de mayor riesgo.

En Camagüey la escasez de lluvias afecta a varios municipios pues en sus 53 embalses el agua almacenada representa 27,4 por ciento de su capacidad, al tiempo que se prevén escasas precipitaciones hasta el cierre de julio.

A pesar de las lluvias registradas en la primera semana de junio en algunos territorios, fuentes científicas indican que, por ejemplo, las presas más grandes de Granma apenas están llenas al 20 por ciento de su capacidad mientras otras tres solo disponen de 11 por ciento.

Según testimonios recogidos vía telefónica desde Camagüey por la Redacción IPS Cuba, en lo que va de junio las precipitaciones son frecuentes después de muchos meses con lluvias esporádicas.

“Vamos a terminar convertidos en ranas”, dijo Nelson Fernández, residente en este territorio en la porción central.

Entre las medidas que se adoptan para contrarrestar los efectos de este fenómeno se incluyen la reparación de roturas, supresión de salideros en las conductoras y redes hidráulicas, así como ajustes en las operaciones de los acueductos. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.