Abordaje pedagógico de la violencia de género

La cátedra de Género, Sexología y Educación Sexual (CAGSES), del Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona, prepara a futuros docentes en esa materia.

Archivo IPS Cuba

El concurso intenta promover entre jóvenes y maestros el acercamiento a fenómenos existentes en la sociedad cubana.

La Habana, 7 dic.- En la pieza “Desafío al silencio” el esposo maltrata a la muchacha hasta el día en que ella decide rebelarse y pedir ayuda. En otra, las amigas se preocupan por temor al contagio con VIH. Son propuestas de futuros profesores presentadas al Concurso No a la violencia de género y No a la transmisión del VIH.

Convocado por la Cátedra de Género, Sexología y Educación Sexual (CAGSES) del Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona, el certamen tiene como objetivo visibilizar esas temáticas a partir de manifestaciones artísticas y promover entre jóvenes y maestros el acercamiento a fenómenos existentes en la sociedad cubana.

Dentro de la Jornada por la no violencia hacia la mujer y de respuesta al VIH/sida, otro flagelo, la cátedra ve esta acción como una sensibilización y preparación en su formación como ser humano y como profesionales, para que en un futuro lleven a las aulas este quehacer, dijo a la Redacción de IPS Cuba Alicia González Hernández, directora de la CAGSES.

“Es importante preparar no solo a estudiantes de primaria, secundaria y preuniversitario, sino también a las familias, tanto dentro de la escuela como saliendo de los muros de las instalaciones de educación para llegar a las comunidades”, precisó.

Carteles, dibujos, poesías, pequeñas obras teatrales y ponencias hasta alcanzar un total de 30 trabajos fueron creados por estudiantes de esta universidad pedagógica especialmente para esta ocasión, cuya premiación tuvo lugar el 4 de diciembre.

“Ellos se motivan mucho, y se trata de solo una representación de lo que ellos pueden y deben hacer en las escuelas, es una vía para que se preparen, ejerciten y motiven sobre todo para hacer este trabajo en el contexto escolar, toda vez que desde segundo año de la licenciatura comienzan a hacer prácticas laborales”, destacó González.

Para Sandra Gutiérrez Palacio, de primer año de la Facultad de Humanidades, premio en poesía, es importante que desde el plano estudiantil se luche por la equidad, la igualdad y la no violencia y también por la necesidad de protegerse uno mismo para poder cuidar a los demás.

“Un buen profesor es el mejor amigo de los estudiantes, es la primera persona a la que acude ante un problema y por eso es preciso que les llevemos estos conocimientos”, consideró.

Elizabeth Pérez Hidalgo, de Ciencias Pedagógicas, tuvo motivaciones especiales para participar. “Tengo amistades que han pasado por situaciones de violencia de género y me gustaría siempre ayudar a esas mujeres y nunca permitan que les pongan ni un dedo encima ni les digan una palabra hiriente”.

“Conozco a varias personas que viven con VIH/sida y eso me inspiró a participar y escribir el cuento con el que gané el concurso”, dijo Daniel Díaz Hernández, de primer año de Lenguas Extranjeras.

Según explicó la directora de la CAGSES, el concurso contó con el auspicio del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), el Centro de Estudios de la Mujer, el Centro Nacional de Prevención del VIH/sida, el Ministerio de Educación, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la organización no gubernamental Save the Children.

La Cátedra de Género, Sexología y Educación Sexual, con 25 años de fundada, fue la primera institución de su tipo en las universidades cubanas y trabaja en la formación de esta esfera de la personalidad en los futuros educadores, destacó González.

De esta forma, estarán capacitados para preparar a las nuevas generaciones en tener una sexualidad sana y prevenir problemas como el embarazo precoz, abortos y la violencia, sobre todo en adolescentes y jóvenes, agregó.

Para alcanzar este fin, la cátedra desarrolla trabajo en la actividad académica, investigativa y asistencial a través del intercambio con profesionales de otros centros e instituciones nacionales e internacionales.

La cátedra se nutre no solo de nuestro profesorado y estudiantado, tenemos profesores que son colaboradores de otros centros, estudiantes de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, entre otros que participan en las actividades docentes, metodológicas, científicas e investigativas, la elaboración de libros y software, dijo González.

“No hay dudas de que esta cátedra insigne en todo el país tiene una labor porque tenemos en nuestras manos la formación de las nuevas generaciones de cubanas y cubanos a partir de la educación que reciben nuestros estudiantes, los futuros maestros y profesores, a partir del currículo, desde ahí estamos preparando los cimientos de los que será la futura política, la futura conciencia y sobre todo la equidad y la igualdad en nuestro país”, indicó a su vez Amado Rodríguez Iglesias, vicedirector de la cátedra.

A su juicio, queda mucho por hacer porque no es fácil desbancar de tanto tiempo, tantos siglos, todos esos mitos y prejuicios inoculados en sangre, pero vale la pena seguir intentándolo. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.