Académicos analizan retos de Ciencias Sociales en Cuba

El debate tuvo lugar dentro del espacio de reflexión Dialogar, dialogar, en el Pabellón Cuba.

El politólogo Esteban Morales alertó que una adecuada articulación entre ciencias sociales y política resulta indispensable para la supervivencia del proyecto social cubano.

Foto: Tomada de Oncuba magazine

La Habana., 2 oct.- El pensamiento teórico se encuentra desvalorizado en Cuba, una tarea pendiente para las ciencias sociales ante los inminentes efectos políticos, sociales y culturales del restablecimiento de relaciones con Estados Unidos, sostuvo el historiador, abogado y ensayista Fernando Martínez.

Por su parte, el politólogo Esteban Morales alertó que si bien no puede hablarse de un divorcio, persisten serias dificultades para lograr una adecuada articulación entre ciencias sociales y política, algo “indispensable para la supervivencia del proyecto social”.

Tales ideas fueron analizadas el 30 de septiembre durante el espacio mensual de debate y reflexión Dialogar, dialogar, organizado por la no gubernamental Asociación Hermanos Saíz en el capitalino Pabellón Cuba, dedicado en esta ocasión a los retos de las Ciencias Sociales en la Cuba de hoy.

Para Martínez, el país cuenta con fortalezas en el ámbito académico e intelectual, pues durante años ha procurado el crecimiento y calificación especializada del personal y se registran notables avances en las investigaciones.

Sin embargo, contra tales esfuerzos conspira “la poca utilización de los resultados investigativos, la escasa visibilidad y publicación de dichos contenidos, el casi nulo vínculo con la población, la falta de recursos, el deterioro de la infraestructura, un sistema de retribuciones insuficientes y trabas burocráticas para la colaboración e intercambios internacionales”, dijo.

A su juicio, en las realidades del mundo contemporáneo “los centros de poder del capitalismo pretenden la anulación de todo pensamiento; una suerte de proceso de idiotización de masas”.

“Si permitimos que ese retroceso de las capacidades y calidades humanas se instale entre nosotros, tendría consecuencias funestas y sería un factor importante del desarme ideológico que trata de ganar terreno en nuestro país”, advirtió.

El Premio Nacional de Ciencias Sociales 2006 lamentó que la exhortación del presidente Raúl Castro en 2014 a estudiar el marxismo y combinarlo con una creativa conceptualización teórica del socialismo no haya encontrado suficiente eco.

Convino en la urgencia de apropiarse del gran pensamiento social “abandonado a su suerte” desde hace décadas, “sin exclusiones, ocultamientos ni falsedades”, y convertirlo en un instrumento útil para conocer lo esencial y proyectar transformaciones liberadoras.

“Una nación puede salvar su economía, y sin embargo, perder su revolución, porque las revoluciones de liberación tienen sus capacidades en los centros culturales”, acotó Martínez.

Por su parte, Morales reflexionó sobre la necesidad de “una política que aproveche a todos los intelectuales que escriben, para que pueden plasmar textos más interesantes, llamativos y críticos en nuestra prensa, que sabemos no es buena”.

Lamentó asimismo que el papel más frecuente dado a los cientistas sociales cubanos haya sido el de diagnosticar y no pronosticar, pues “en determinado momento, si alguien se atrevió a adelantar posibles situaciones o fenómenos, no la pasó muy bien”.

El propio Morales fue separado de las filas del Partido Comunista de Cuba (PCC, único) en 2010 -y luego readmitido-, tras criticar públicamente la corrupción, un tema al cual meses después se empezaría a referir abiertamente el propio presidente Raúl Castro.

Recalcó que uno de los grandes déficit está en la indagación sobre Cuba. “Hay temas insuficientemente estudiados y otros casi ni siquiera abordados. Están además aquellos con la capacidad de virarse contra nosotros y convertirse en tópicos de una diplomacia agresiva, como el racial”, refirió el economista y experto en las relaciones Cuba-Estados Unidos.

Sobre el acercamiento con Washington mencionó que varios periodistas y académicos en la nación norteña ya analizaron y develaron peculiaridades de los 18 meses de negociación secreta que condujeron al presidente Barack Obama a operar un cambio en la política hacia Cuba, anunciado el 17 de diciembre de 2014.

“Todavía le estamos dando vuelta a la noria y aunque también es un asunto nuestro, no hemos escrito nada”, subrayó.

Reflexionó por último, que “no podemos estar al margen de lo que está ocurriendo ni permitir que sea un debate entre una delegación cubana y otra estadounidense. Tiene que ser una discusión de la sociedad cubana que se está jugando su soberanía e independencia hacia el futuro”, consideró. (2015)

2 comentarios

  1. ISABEL JARAMILLO

    FELICITO A IPS POR ESTE ARTICULO SOBRE UN TEMA QUE TAN FRECUENTEMENTE HA SIDO OBVIADO….Y TAMBIÉN A FERNANDO MARTÍNEZ Y A ESTEBAN MORALES.

    • ISABEL JARAMILLO

      FELICITO A IPS POR ESTE ARTICULO SOBRE UN TEMA TAN IMPORTANTE COMO LAS CIENCIAS SOCIALES Y POLÍTICAS…Y TAMBIÉN A FERNANDO MARTÍNEZ Y A ESTEBAN MORALES.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.