Adolescencia en la encrucijada de la sexualidad

Especialistas debaten sobre sexualidad adolescente y las relaciones familiares.

Archivo IPS Cuba

La falta de orientación familiar incide directamente en el inicio de las relaciones sexuales durante la adolescencia, afirman especialistas.

La Habana, 26 de enero-. Creencias y concepciones machistas persisten tras las percepciones, motivaciones y actitudes en torno a la primera relación sexual de adolescentes en la isla, según una investigación presentada durante el VI Congreso Cubano de Educación, Orientación y Terapia Sexual.

Con una edad de inicio de las relaciones sexuales promedio de 15 años, pero a menudo más temprana, muchachas y muchachos no suelen estar preparados para saber qué esperar de ese momento, ni de las consecuencias que de él se derivarán, comentó la doctora en Ciencias Luisa Álvarez, al presentar el resultado de un estudio realizado junto al doctor Nelli Salomón Avich.

El desconocimiento, añadió, no solo tiene que ver con la salud sexual y reproductiva (posible exposición a infecciones de transmisión sexual o embarazo), sino también para la formación de su personalidad.

Álvarez, especialista del Instituto Nacional de Endocrinología (INEN) y Salomón, quien brinda servicios médicos en el Hogar Materno Indira Gandhi, del capitalino municipio de 10 de Octubre, confirmaron en entrevistas con adolecentes y personal de salud y pedagógico, que sobre todo ellas suelen ver “los 15” como el momento de su vida en que pueden empezar a ejercer la independencia.

Pero esa independencia suele ejercerse sin información y a menudo en un contexto de falta de comunicación familiar.

“Las relaciones sexuales tempranas de la adolescencia están dadas fundamentalmente por la falta de orientación de la familia, al no tener el nivel cultural requerido no se aborda el tema de la sexualidad con la naturalidad necesaria…”, declaró a los investigadores uno de los educadores entrevistados para el estudio, según consta en la ponencia.

Educación sexista

Entre las concepciones atadas a la tradición patriarcal ambos especialistas señalaron el hecho de que las adolescentes –y sus familias- encuentran natural que sean ellas quienes deben asumir las consecuencias de una iniciación sexual sin protección, aunque el embarazo o cualquier consecuencia posterior a la relación sexual derive de un acto en el que son protagonistas ambos miembros de la pareja.

“Les orientamos que se pongan un condón para que no se contagien con una enfermedad, pero no le decimos que debe cuidar a su pareja”, confirmó otro de los entrevistados para el estudio.

“A la muchachita, en cambio, sí le decimos que debe protegerse de un embarazo, entonces esa no es preocupación por parte del hombre”, concluye el testimonio.

Aborto al alcance

Al enfrentarse con poca preparación a la iniciación sexual –y a menudo a espaldas de padres y madres debido a la incomunicación-, si la relación deriva en un embarazo, el aborto se ubica en “un lugar prominente entre las soluciones que se consideran posibles”, asevera el estudio.

En no pocas ocasiones, además, la interrupción queda como la única opción, pues las muchachas, temerosas de la reacción paterna, retrasan el momento de informarles que están embarazadas y cuando lo hacen, la gestación está muy avanzada para otras alternativas, detalló Álvarez.

La decisión de abortar, además, es tomada por los padres de las muchachas, a menudo sin negociarla ni consultarla con la adolescente, y mucho menos con su pareja, reproduciendo el esquema de incomunicación.

Código a debate

Durante las sesiones del congreso, la máster en Ciencias y directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), Mariela Castro, declaró que esperaba que este año 2012 la propuesta modificativa del Código de Familia cubano sea incluida en los debates parlamentarios.

Este paso, además de respaldar los esfuerzos por promover el respeto a la diversidad sexual, también podría apoyar un cambio en la manera en que las familias asumen la educación sexual de sus hijos e hijas.

Igualmente, Castro declaró a periodistas que no descartaba que en el futuro la isla abriera los servicios de cirugía de cambio de sexo a personas de otros países, pero reconoció que aún no hay condiciones en el país para hacerlo.

La directora del Cenesex recordó que la legislación cubana solo contempla realizar esas operaciones -gratuitas- a nacionales residentes en la isla, pero reveló que han llegado muchas solicitudes desde el extranjero.

Desde 2008 se han realizado en la isla 15 operaciones de este tipo. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.