Agro Acción Alemana celebra 20 años en Cuba

Hoy trabaja en las provincias de La Habana, Mayabeque, Artemisa y el oriente cubano.

Foto: Jorge Luis Baños, IPS-Cuba

Ahora la organización mira hacia el entorno productivo rural de Cuba.

La Habana, 19 jun.- La organización no gubernamental Welthungerhilfe (Agro Acción Alemana) celebró 20 años de presencia en Cuba, nación a la que acompaña con capacitación, innovación a nivel local y tecnologías con miras a lograr la seguridad alimentaria.

Con contrapartes como la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (ACTAF), la Asociación Cubana de Producción Animal (ACPA), Pronaturaleza y Cubasolar, entre otras, Welthungerhilfe ha desarrollado 60 proyectos de cooperación por más de 40 millones de euros durante su gestión en el país caribeño.

“Desde un principio nos enfocamos en temas como seguridad alimentaria sostenible, fortalecimiento de las contrapartes, manejo de los recursos naturales y ayuda de emergencia postdesastre”, dijo Susanne Scholaen, representante en Cuba de Welthungerhilfe, en un encuentro realizado el pasado 17 de junio.

En esas dos décadas la cooperación fue ganando alcance.

Los primeros pasos fueron ayudas alimentarias a guarderías estatales tras la Tormenta del Siglo, en 1993, luego apoyaron la producción de leche y más tarde el incipiente movimiento de la agricultura urbana.

Ahora la organización mira hacia el entorno productivo rural.

Emprendió iniciativas para el abasto de agua en la oriental provincia de Las Tunas, experiencias de desarrollo local y regional, y el proyecto Redes para proveedores de servicios del sector agrícola.

Los vaivenes de la política durante el período también influyeron en la cooperación.

En 2002, al romperse las relaciones entre Cuba y la Unión Europea y el gobierno alemán, sobrevino una etapa compleja pues Agro Acción Alemana se quedó sin fuentes de financiamiento.

La alianza con la organización holandesa HIVOS posibilitó financiar varios proyectos y la embajada de Japón en Cuba dio fondos para iniciativas de seguridad alimentaria en las provincias orientales de Guantánamo, Holguín y Santiago de Cuba.

Otra vía fue la apertura de proyectos regionales que también beneficiaron a la nación caribeña.

Erke Gottschalk, directora regional de América Latina y el Caribe de Welthungerhilfe, confesó que valora “el trabajo en Cuba de muy positivo, porque puede ir a cualquier proyecto y cooperativa donde hemos trabajado y las personas expresan los cambios a nivel personal, del grupo y la empresa”.

También “tienen mayor claridad de su responsabilidad”, continuó.

A su juicio, “en Cuba hay muchos deseos y necesidad de, por un lado, mantener los logros sociales, y por otro, ir abriéndose y cambiar”.

Las reformas económicas, sociales y políticas encauzadas por el gobierno de Raúl Castro son, según Gottschalk, “un proceso muy interesante que queremos acompañar”.  

La cooperación con Agro Acción Alemana ha sido certera, oportuna, activa y muy adaptada a las condiciones de Cuba, sobre todo en el tema agrícola en situaciones de emergencia, ciclones e inundaciones, declaró Mario González, de la ACTAF.

En estos 20 años, el trabajo de la organización se distingue por ser muy contextual, atemperarse a las condiciones y características diferentes por las que ha transitado el país, agregó González.

Aida Almaguer, de ACPA en Santiago de Cuba y metodóloga de un proyecto realizado con la ONG alemana e HIVOS, indicó que la capacitación en gestión, planificación estratégica participativa y en planes de negocios en las cinco provincias orientales permitió preparar a un gran número de personas.

Para Michael Hofmann, director ejecutivo de marketing a nivel global, Cuba es un caso excepcional, tanto por las experiencias acumuladas como por el nivel técnico y los deseos de hacer cosas.

Destacó que a las y los cooperativistas cubanos apoyados por Agro Acción Alemana, les costaba trabajo expresarse en público en los inicios de los proyectos y hoy son muy elocuentes a la hora de explicar sus logros.

“Es una superación personal muy grande y tienen hoy una profesionalidad que da gusto ver. Además, hay un seguimiento en término de cifras y la necesidad de superarse en los diferentes escenarios productivos”, indicó.

De acuerdo con Scholaen, la organización seguirá apoyando a Cuba en cuestiones de seguridad alimentaria y nutrición, el fortalecimiento de sus contrapartes locales y en la implementación de los aspectos del documento programático de las reformas económicas para mejorar la situación alimentaria.

A su vez, lamentó que sea hoy un obstáculo la demora de las instituciones a la hora de dar luz verde a los proyectos, que en ocasiones tardan hasta tres años en ser aprobados.

Welthungerhilfe, con presencia en más de 70 naciones, lucha contra el hambre en el mundo y por una seguridad alimentaria sostenible, a partir del fomento de una agricultura adaptada a las condiciones locales, acceso al agua limpia y al suministro de energía, moderno y amigable con el ambiente. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.