Articulación contra la violencia en el barrio

Encuentros comunitarios buscan minimizar las actitudes violentas contra las mujeres y trasmitir conocimiento hacia la familia.

Jorge Luis Baños - IPS

Activistas buscan cómo generar opciones de recreación y empleo del tiempo libre en las comunidades para contribuir a la disminución de la violencia.

La Habana, 13 nov.- La violencia psicológica hacia las mujeres es una de las formas de agresión más frecuentes en la actualidad, afirmaron vecinos de la localidad de Buena Vista, ubicada en la periferia capitalina, durante un encuentro realizado para analizar ese problema.

Activistas del Taller Integral de Transformación del Barrio (TTIB) convocaron allí a un foro entre miembros de la comunidad de distintas edades, para confrontar ideas sobre los modos en que se manifiesta y se combate la violencia contra la población femenina.

“La experiencia que he tenido es que el hombre se compara con la mujer. En las comunidades se ve constantemente cómo todavía los hombres quieren tener poder por encima de las mujeres. La batalla que hay que librar es muy grande para revertir esto”, hizo notar el único hombre jubilado que participó en la cita, en pasado día 9.

Por su parte, una estudiante de la escuela Secundaria Básica Donato Mármol, perteneciente a esa comunidad, reconoció que muchas mujeres están sometidas a la crianza de los hijos como si fuera un trabajo más, mientras sus parejas permanecen en la calle y casi nunca comparten la responsabilidad del cuidado con ellas.

“Hay hombres que no permiten a sus mujeres visitar amigos o salir de la casa sin su permiso para tenerlas controladas. Así están violentado su espacio, su privacidad”, alertó Mariela Díaz, defectóloga del Policlínico Docente Playa.

A su vez, Julio García, profesor colaborador del TTIB, señaló que en ese barrio prolifera la violencia verbal: “A veces nos comunicamos con palabras tan fuertes, tan agresivas, que pueden herir a los demás. Hay que tratar de contener esto, porque significa un retroceso en el desarrollo cultural de la comunidad”.

Otras personas que participaron en el taller contaron cómo en Buena Vista existen también casos de violencia entre padres e hijas, profesores y alumnas, adultos mayores y jóvenes, donde casi siempre se disputan posiciones de poder y autonomía.

La situación de las mujeres homosexuales constituye otro asunto sensible en esta comunidad, pues muchas de ellas son objeto de críticas y de abusos por parte de los hombres, agregaron.

Al explicar algunas de las causas de la violencia de género en la zona de Buena Vista, otro de los instructores del TIIB se refirió a la presencia del machismo en la sociedad cubana, a pesar de los altos niveles de instrucción que tiene la misma.

Una de las activistas del Círculo de Abuelos de la comunidad advirtió que el alcoholismo, muy presente entre los hombres de esa zona, es otro de los factores que provocan cambios de conducta y generan la violencia.

En tanto, la defectóloga Díaz llamó la atención sobre la degradación de valores en las sociedades contemporáneas, “un mal que carcome también a la población de nuestras comunidades”.

Como parte de las acciones que pueden contribuir a disminuir la presencia del flagelo a nivel local, uno de los vecinos opinó que el estado debe emitir leyes más severas que condenen este tipo de actitudes, pues “la persuasión y el trabajo educativo no parecen ser las vías más efectivas”.

Sin embargo, otras personas concordaron en que las acciones educativas y preventivas son muy importantes y deben ser más sistemáticas en las comunidades, escuelas y medios de comunicación.

En el TTIB de Buena Vista el trabajo contra la violencia está liderado por el instructor Reiter Suárez, con el apoyo del Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero (OAR), una organización de inspiración cristiana sin fines de lucro.

Desde hace aproximadamente un lustro, en el barrio de Buena Vista funciona el grupo Hombres Menos Violentos, al que se integran voluntariamente vecinos de la zona. Los temas de género se han ido incorporando paulatinamente al trabajo del Taller.

La violencia psicológica se considera la más extendida y menos tratada, motivo por el cual se adoptó este año como eje de la Jornada Nacional por la No Violencia, celebrada por organizaciones de la sociedad civil e instituciones gubernamentales y estatales de Cuba. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.