Bajo el velo de las narradoras afrodescendientes

Pocas mujeres negras han podido abrirse un espacio en el universo editorial cubano actual.

Jorge Luis Baños - IPS

En la representación de la realidad de las mujeres negras y mestizas cubanas, persisten estereotipos que postergan el reflejo de la diversidad en este grupo poblacional.

La Habana, 10 feb.- Aunque encontraron una alternativa en la web para socializar sus creaciones, las narradoras afrodescendientes permanecen invisibles en el panorama cultural de la Cuba contemporánea. Para mujeres como la intelectual Inés María Martiatu, esta ausencia la causa el “criterio muy cerrado” de las editoriales a la hora de decidir qué se publica.

“Son muchas más las que escriben que las que se ven”, aseveró la también narradora, durante la última edición del espacio de debate sobre género y cultura “Mirar desde la sospecha”, que se realiza los segundos jueves de cada mes en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac).

Para debatir en esta ocasión sobre “Género y raza en la narrativa femenina contemporánea”, integraron el panel junto a Martiatu las escritoras Yohamna Depestre y Carmen González, bajo la moderación de la periodista Helen Hernández.

Gracias a los estudios de Martiatu sobre las escritoras negras de Cuba, en la actualidad ha identificado más de 20 narradoras, no solo afrodescendientes, que abordan en sus cuentos y novelas el mundo femenino y negro, de forma auténtica y crítica.

Además, lamentó que el canon editorial cubano no incluya obras sobre problemáticas como la raza y el género. “Muy pocas personas son las que determinan qué se publica en narrativa”, dijo la escritora sobre el poco acceso para publicar un libro, prerrogativa que solo tienen contadas instituciones en el país, en su mayoría estatales.

En cuanto a la representación en los textos de la realidad de las mujeres negras y mestizas, la también crítica de arte señaló la persistencia de estereotipos, que omite la diversidad dentro de este grupo poblacional y las describe siempre desde lo folclórico y la cultura yoruba –de origen africano-.

Para Depestre, algunas narradoras negras no hacen evidente en sus creaciones su identidad racial. Muchas caen en conflicto a la hora de incluir un personaje de piel no blanca o eluden estas temáticas, detalló.

A su juicio, se ha enraizado una autodiscriminación en buena parte de las personas afro, que les impide lograr metas –tanto personales como sociales-, y reivindicar su identidad racial.

Por su parte, González resaltó la importancia de visualizar al feminismo a través del rescate de las historias de las mujeres negras, sobre todo las principales figuras, y los roles que desempeñaban antes de que las trajeran como esclavas a América.

“El canon no nos acepta hasta que no comprenda que el problema no son las negras, su arte o su literatura: el problema es el racismo como base y sus estructuras excluyentes”, afirmó en su texto “Son tallas que rompen tallas”, que leyó durante el panel.

Así, subrayó que “la posición de víctimas no ayuda a fundar”, una enseñanza transmitida por Martiatu a las artistas afrodescendientes de la actualidad.

Desde el público, la investigadora y narradora Daysi Rubiera apuntó que existe una responsabilidad de las narradoras negras con las nuevas generaciones, para dejarles un legado escrito sobre su cultura e historia, y que se sientan orgullosas de su color de piel.

“Mirar desde la sospecha” forma parte de un programa del no gubernamental Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero y cuenta con el apoyo de la Uneac y de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude). Sus coordinadoras son la académica Danae C. Diéguez y las periodistas Helen Hernández y Lirians Gordillo. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.