Cita periodística pide desterrar la violencia de género

La cuarta edición del Concurso y evento teórico de periodismo audiovisual Ania Pino in memoriam sesionó el 7 y 8 de noviembre.

Los materiales periodísticos donde participan mujeres deportistas representan solo entre 20 y 30 por ciento del total.

La Habana, 10 nov.- Con el reclamo de revisar por qué los medios de comunicación transmiten materiales discriminatorios de las mujeres y, en no pocas ocasiones, las reducen a objetos sexuales, se realizó el panel “La violencia en los medios” dentro del encuentro de periodismo audiovisual Ania Pino in memoriam.

Visto desde los ángulos de la música, videoclip y espacios deportivos, el panel integrado por la cantante Rochy Ameneiro, la comunicadora Isabel Moya, el historiador Julio César González Pagés y el periodista Jesús Muñoz, lanzó una mirada crítica a diferentes materiales y prácticas comunes en los medios, fundamentalmente, la televisión.

A juicio de Ameneiro, del proyecto Todas contracorriente, para prevenir la violencia contra las mujeres y las niñas desde la música, la televisión populariza solo algunos artistas. Sin embargo, las personas buscan y acceden a otras canciones de contenidos violentos a través de vías no formales como memorias USB y discos piratas.

“Hay videos que no están en la televisión pero sí al alcance de la juventud. Esos cantantes se convierten en líderes de opinión y marcan con su estética a varias generaciones”, alertó, en la cita celebrada el pasado 8 de noviembre.

Puso como ejemplo al reggetonero Osmany García -quien se autodenomina La Voz-, cuya canción “Mi amiguito el Pipi”, una alabanza al pene, se hizo muy popular ante la mirada acrítica de la sociedad.

“Esta estética se reproduce en otros videoclip, incluso donde participan niños y niñas”, precisó. En tanto, Moya consideró este hecho como una violación a los derechos de la infancia.

Dado el interés que despierta el deporte en gran parte de la población cubana, resulta urgente analizar las causas y frenar las manifestaciones de violencia en las diferentes disciplinas, propuso el profesor González Pagés.

En la mayoría de las modalidades, se transmiten encuentros por la televisión donde suceden agresiones, agregó.

El fundador de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades (RIAM), que trabaja desde hace años el tema con equipos de fútbol y otras disciplinas, consideró que bien pudieran insertarse mensajes de bien público sobre este y otros asuntos en el Canal Tele Rebelde, dedicado casi en exclusivo a los deportes.

El investigador destacó que un grupo de artistas y atletas cubanos se han sumado a la campaña Únete del secretario general de Naciones Unidas para poner fin a la violencia hacia las mujeres y las niñas, que en Cuba apoya iniciativas de visibilidad, sensibilización y capacitación sobre el flagelo.

Por su parte, Muñoz reveló cómo en los espacios deportivos y las coberturas periodísticas de competencias internacionales de la televisión pública local aparecen pocos reportes sobre disciplinas con participación femenina.

Basado en estudios sobre diferentes encuentros atléticos, el periodista explicó que las delegaciones deportivas cubanas están formadas casi a la mitad por mujeres y hombres. Sin embargo, los materiales periodísticos donde ellas participan representan solo entre 20 y 30 por ciento del total.

Al respecto, ejemplificó, el baloncesto femenino se transmite y analiza mucho menos que el masculino, aun cuando ellas tienen mejores resultados deportivos.

Moya, estudiosa del género y directora de la Editorial de la Mujer, llamó a no quedarse solo en el diagnóstico, sino que debe propiciarse el debate para oír diferentes opiniones en los medios de comunicación.

Además, presentó el folleto “Letra con género”, una propuesta para el tratamiento periodístico de la violencia de género, que facilita, de una manera amena y atractiva, elementos teóricos, recomendaciones y un glosario para un ejercicio profesional inclusivo.

Con la moderación de la periodista Leslie Salgado, el panel incluyó la proyección del reportaje “Sin ataduras”, de Marleidy Muñoz, de Cienfuegos, que aborda la violencia hacia la mujer en esa provincia del centro sur de Cuba, así como diferentes audiovisuales del joven realizador Enmanuel George, de la RIAM. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.