Coloquio comunitario festeja el 495 aniversario de La Habana

Esta fue la primera actividad de la Jornada Cubana contra la Discriminación Racial.

Archivo IPS Cuba

En la cita se mostraron algunos de los proyectos que cambian el rostro de barrios habaneros.

La Habana, 16 nov.- Mostrar el resultado de iniciativas locales para empoderar a ciudadanos con mejores hábitos de convivencia fue uno de los objetivos del X Coloquio por el aniversario de esta ciudad, auspiciado por el Taller de Transformación Integral del Barrio (TTIB) La Ceiba, en el municipio La Lisa.

Líderes barriales que integran la red Afrodescendientes coincidieron la víspera en que el trabajo persuasivo, mediante acciones socioculturales basadas en la educación popular y participativa, cambian la imagen de barrios insalubres y forman mejores personas.

Maritza López, una de las coordinadoras del TTIB, destacó que el coloquio, desde sus inicios, abandonó su sede habitual de la Casa Comunitaria y salió a las calles para lograr un contacto más directo con la gente.

Al amparo de una ceiba, el árbol sagrado de los orishas o deidades afrocubanas, líderes comunitarios mostraron algunas de las acciones que cambiaron el rostro a un sitio donde antes existía un gran vertedero y se registraban altos niveles de violencia doméstica, entre otras dificultades.

Inocenta Vives valoró su proyecto “Entre manos”, integrado por tres hombres y 17 mujeres, como un espacio de estímulo a la creatividad de las y los adultos mayores, quienes rescatan tradiciones como los bordados, las manualidades y tejidos.

“La muñeca negra” es otra iniciativa que insiste en la defensa de las raíces nacionales y tradiciones folclóricas, bajo la coordinación de la profesora Margarita Montalvo.

Niños y niñas de varias escuelas primarias se adiestran en el uso del papel maché para la confección de figuras, a partir de materiales de desecho como papel, cartón, cáscaras de huevo, vainas y semillas.

Miriam Paula destacó que “Abrazados por el amor” es un proyecto que desde hace cinco años “se siente a través de las emociones”, un espacio donde convergen adultos de la tercera edad y adolescentes, con el fin de fomentar valores y una mejor comunicación.

Por su parte, el joven babalawo Raufe Montalbán llamó la atención sobre el respeto a la diversidad promovida por las religiones yoruba, mientras exhortó a que sus prácticas se realicen de manera armónica con el medio ambiente y respetando los espacios públicos.

Alfredo Sánchez, coordinador del Colectivo de Creación Artística Trance, subrayó que su grupo intenta conformar una comunidad solidaria de artistas, artesanos y poetas de la localidad, en estrecho vínculo con el TTIB.

De igual forma, valoró la importancia de la práctica de artes marciales porque la esencia ética y estética de esas disciplinas estimula en sus seguidores una mente sana y conducta responsable y coherente con el entorno.

“Creemos que las artes son un agente de cambio. Nuestra misión no apunta a maquillar el barrio, sino a lograr su transformación”, subrayó.

Las y los asistentes también conocieron sobre un proyecto para canalizar el talento de niños con aptitudes para la música y otro que rescata el gusto por el punto guajiro, estimulando una fusión sui generis entre el repentismo y el rap, como formas de improvisación que pueden complementarse.

La ensayista e investigadora Daysi Rubiera consideró que el activismo social tiene como brújula el compromiso, el sacrificio, el dar lo mejor de cada uno para que la comunidad evolucione.

Resaltó que acciones como el coloquio y los proyectos barriales devienen canales para aumentar el conocimiento, “dialogar sobre el pensamiento feminista, el desarrollo de nuestra racialidad y el estudio de nuestra historia”.

“Se convierte en un llamado de esperanza para quienes necesitan levantar su autoestima y ser más sensibles al dolor ajeno”, continuó.

El coloquio, en víspera del cumpleaños 495 de la otrora villa de San Cristóbal de La Habana, resultó además la primera actividad oficial de la Jornada Cubana contra la Discriminación Racial, promovida por el capítulo cubano de la Articulación Regional Afrodescendiente para las Américas y el Caribe, entidad nacida en 2012.

Gisela Morales Arandia, una de las organizadoras de la novel jornada, significó la oportunidad de visibilizar y debatir el tema de la discriminación racial que subsiste en la sociedad cubana, mientras se refirió a otras de las actividades que tendrán lugar hasta el 5 de diciembre próximo. (2014)

Pie de foto

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.