Coloquio visualiza redes de cubanas

El encuentro “Mujeres, circuitos de colaboración y asociacionismo en la cultura y la historia de la América Latina y el Caribe” concluye este viernes.

Archivo IPS Cuba

Las coordinadoras del espacio “Mirar desde la sospecha” se sienten herederas y continuadoras de experiencias como Magín.

La Habana, 24 feb.- Algunos proyectos ya no existen. Otros sortean obstáculos para promover la perspectiva de género. Los aportes de asociaciones de cubanas, por la liberación femenina y la equidad con los hombres, se analizaron en los debates del coloquio internacional, que cada año convoca el Programa de Estudios de la Mujer (Pem) de la Casa de las Américas, en esta capital.

Dedicado en su edición XIX a “Mujeres, circuitos de colaboración y asociacionismo en la cultura y la historia de la América Latina y el Caribe”, el encuentro acogió las experiencias de colectivos como la otrora Asociación de Mujeres Comunicadoras – Magín y el actual Programa de Género y Cultura del no gubernamental Grupo de Reflexión y Solidaridad “Oscar Arnulfo Romero” (Oar).

“Es un tema antiguo por la necesidad de reunión que siempre ha existido, de constituir redes en todos los órdenes de la vida”, explicó Luisa Campuzano, directora del Pem, en la apertura de la cita este 20 de febrero. Así, resaltó la importancia de las alianzas entre mujeres, en especial entre aquellas que persiguen transformar la herencia del machismo.

Magín

Durante el segundo día del coloquio, que finaliza este viernes, las integrantes en su momento de Magín, Irene Esther Ruíz, Niurka Pérez, Pilar Sa Leal y Daysi Rubiera, socializaron el trabajo y las contribuciones al tema de género en Cuba de este proyecto, que funcionó desde 1993 hasta su “desactivación” en 1996.

Sa Leal abundó sobre los “talleres de crecimiento individual”, realizados por el grupo y definidos por ella como “el fruto más jugoso de nuestra producción e intercambio de conocimientos y saberes”, de esta iniciativa que llegó a congregar a más de un centenar de profesionales de los medios, académicas, profesionales de la salud, escritoras y artistas, diputadas, entre otras.

En este espacio se imbricaban disímiles temas “con la realidad cubana y con la dimensión y el concepto de género”, por ejemplo, la violencia, el tratamiento de género de la noticia, la prostitución, la mujer de edad mediana, legalidad y género, derechos sobre el cuerpo, sexualidad y salud femenina, entre otros.

“La magia de Magín (…) estaba en el aire, en la luz, en la armonía, alegría y confraternidad que éramos capaces de construir entre todas, cuando comprendimos que otra mujer no era tu rival, sino tu contraparte; aprendimos a romper los estereotipos que impedían ver sin competencia a la amiga, a la colega”, destacó Ruiz.

Por su parte, Rubiera resaltó cómo la asociación “proporcionó las herramientas para permear con enfoques de género nuestra labor creadora; informar, educar y concientizar problemas sociales que precisaban de perspectiva y análisis de género”.

Oar

Creado en 2010, el Programa de Género y Cultura de la Oar, y auspiciado por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, trabaja para promover el enfoque de género en el ámbito de la cultura y la creación artística, a través de talleres en facultades universitarias, barrios y centros culturales.

Sus coordinadoras, la académica Danae C. Diéguez y las periodistas Helen Hernández Hormilla y Lirians Gordillo, compartieron con el público sus experiencias en este proyecto, que tiene como propuesta más recurrente el espacio de debate sobre estas problemáticas “Mirar desde la sospecha”, que se celebra –desde 2011- los segundos jueves de cada mes en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en La Habana.

Aunque se notan los esfuerzos por visualizar el trabajo de las mujeres en ámbitos artísticos como el cine y la literatura, las organizadoras del programa concluyeron que se requieren puntos de encuentro para las creadoras y forjar redes en este sentido entre las diferentes regiones del país, para enfrentar la reproducción del sexismo en los productos audiovisuales y artísticos.

Historia

El recuerdo de experiencias claves en la historia de las mujeres cubanas no faltó en la cita, donde la investigadora Lutgarda Balboa presentó un trabajo sobre el rol femenino en el proceso de formación de las Milicias Nacionales Revolucionarias (experiencia de inicios de la Revolución Cubana de 1959), en la provincia de Cienfuegos, a 256 kilómetros de La Habana.

En tanto, la profesora Catharina Vallejo, de la Universidad de Concordia, en Canadá, analizó la experiencia asociativa de las escritoras cubanas en la segunda mitad del siglo XIX, en especial del grupo “Álbum poético fotográfico de escritoras y poetisas cubanas”, fundado por la artista Domitila García.

Además, el coloquio homenajeó a la poeta cubana Georgina Herrera y abundó sobre personalidades, asociaciones, movimientos sociales y de solidaridad en el área del Caribe y América Latina. Iniciado en 1994, el encuentro se realiza con una frecuencia anual y en cada ocasión propone una temática relacionada con el género. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.