¿Cómo pensar Cuba?

Ocho trabajos cubanos fueron premiados por el concurso internacional “Pensar a contracorriente”.

Jorge Luis Baños - IPS

Intelectuales proponen acercarse a la isla desde el cuestionamiento de lo socialmente establecido y el compromiso social.

La Habana, 22 feb.- Crítica, descolonización y construcción de un proyecto social inclusivo nunca deben faltarle a un pensamiento que analice la realidad actual de Cuba, defienden intelectuales de la isla caribeña, que ganaron este mes la IX edición del Concurso Internacional de Ensayo “Pensar a Contracorriente”.

El prisma para mirar los nuevos escenarios cubanos debe encumbrar “el ejercicio de la crítica de todo lo existente, incluyéndose él mismo como objeto de crítica” y “contribuir a la transformación de la realidad toda en positivo”, dijo a la Redacción de IPS en Cuba, vía correo electrónico, el sociólogo Willian Espronceda, quien se alzó con una mención, este 14 de febrero.

“Pensar a contracorriente es pensar de un modo descolonizador, cuestionarse lo obvio, lo socialmente establecido, el modo tradicional de plantearse las preguntas… es pensar desde el compromiso social”, profundizó el joven graduado, que labora en el Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos, adscrito a la Universidad de La Habana.

El ensayo de Espronceda, “La influencia del lobby pro-israelí en la conformación de la política exterior de Estados Unidos”, formó parte de los 180 textos enviados desde 20 países al certamen, auspiciado por el Ministerio de Cultura de la isla y la editorial cubana Nuevo Milenio.

Por su parte, el profesor universitario Miguel Ángel Falcón destacó que ejercer la crítica no constituye una alternativa, “sino todo lo contrario”, en una respuesta enviada por correo electrónico a la Redacción de IPS en Cuba. Para él, “pensar a contracorriente ya es un reto enorme” en el contexto que vive este país caribeño.

Asimismo, señaló la importancia de incluir “las disimiles experiencias que se viven hoy en América Latina”, en “la construcción de un proyecto social que nos permita enfrentar la hegemonía de dominación del capital”. Este proyecto, de acuerdo con el académico, debe plantearse desde la izquierda.

El docente de la Universidad Central “Marta Abreu”, en la provincia de Villa Clara, a 270 kilómetros de La Habana, contó entre las menciones con el trabajo “El MST: un movimiento social emancipador antisistémico, que se transforma en político y construye el socialismo. Lecciones para una izquierda aún desorientada”.

El premio internacional, otorgado en La Habana durante la Feria Internacional del Libro Cuba 2012, recayó en 12 textos, seleccionados por el jurado, integrando por Alicia Herrera de Urrechaga, de Venezuela; María Elena Álvarez Acosta, de Cuba; y Stella Calloni, de Argentina.

Con el objetivo de identificar nuevas voces en el pensamiento de izquierda y antiimperialista en el campo de las ciencias sociales y la cultura, el certamen entrega un premio único, que este año recayó en el cubano Eduardo Julio López Bastida, autor de “Una mirada a América Latina desde la Economía Ecológica”.

Además se reconocieron con Mención de Honor tres ensayos, entre ellos “El discurso radiofónico en la producción y reproducción ideológicas. Una propuesta de análisis”, de la periodista cubana Ana Teresa Badía Valdés, única mujer entre las personas premiadas. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.