Comunidad japonesa en Cuba celebra su 120 aniversario

A pesar del choque cultural, los nipones llegados a partir de 1898 se insertaron en la sociedad cubana, fundaron familias y se dedicaron a la agricultura y otros negocios.

El Barco de la Paz realizó en julio de 2017 la visita número 18 a La Habana, esta vez con varios sobrevivientes (ibakuschas) de los bombardeos atómicos a Hiroshima y Nagasaki entre las y los pasajeros.

Foto: Tomada del diario Trabajadores.

La Habana,  31 jul.- Cuba fue por décadas, por lo menos hasta la revolución de 1959, un país de inmigrantes. Y los japoneses, aunque en menor medida, integraron esa corriente de extranjeros que vino a probar suerte en esta isla del Caribe.

Para festejar el 120 aniversario del arribo del primer migrante nipón, en septiembre de 1898, los gobiernos de La Habana y Tokio diseñaron un amplio programa de actividades que se ha desarrollado a lo largo de 2018.

Esas acciones han incluido exposiciones de artistas cubanos y japoneses, presentación de un festival de música y baile contemporáneo, conferencias, exhibición de muñecos tradicionales de Japón, e intercambios académicos y deportivos.

Han colaborado en el prolongado festejo la embajada de Japón en Cuba, el Grupo Parlamentario de Amistad Cuba-Japón, los ministerios de Relaciones Exteriores y Cultura, el Instituto Cubano de Deportes, la Oficina del Historiador de la Ciudad y la Casa- Museo de Asia, así como empresas japonesas.

En coincidencia, aunque su viaje está programado todos los años, llegó a la terminal de Cruceros de esta capital, el pasado 17 de julio, el Barco de la Paz o Peace Boat en su visita número 18 a La Habana, esta vez con más de 1.000 pasajeros de siete países asiáticos, incluidos sobrevivientes (ibakuschas) de los bombardeos atómicos a Hiroshima y Nagasaki.

Una representación de los viajeros participó en un Foro contra el desarme y por la paz, organizado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y el Movimiento Cubano por la Paz, en julio de 2017.

Foto: Tomada de ACN

En este 98 periplo, la actividad principal de los viajeros de Japón, China, Malasia, Taiwán, Corea del Sur, Tailandia y Singapur, fue su participación en el Foro por la Paz, con el tema de la lucha por un mundo libre de armas nucleares.

Los primeros 

Atraídos por el boom económico azucarero de Cuba durante la Primera Guerra Mundial, muchos japoneses salieron de Japón y de otros países latinoamericanos rumbo a la nación caribeña.

El primero en llegar aquí lo hizo por vía marítima en 1898, pero la etapa de mayor número de arribos de inmigrantes japoneses fue entre los años 1924 y 1926 facilitados por la compañía de viajes Overseas, aseguran varias investigaciones.

Los arribos continuaron hasta mediados de los años 1930.

Según datos proporcionados a la Redacción IPS Cuba por la embajada japonesa, en la actualidad Cuba cuenta con  más  de 1.200  descendientes  japoneses  que contribuyen con su fuerza en áreas de agricultura, negocios y arte, entre otras.

Las comunidades nikkei (descendientes japoneses) se concentran en la Isla de Juventud y La Habana, aunque los actos conmemorativos se han extendido a otros lugares del país caribeño.

En defensa de su identidad, cada comunidad nipona asentada organiza actividades de intercambio entre sus integrantes y se esfuerzan  para transmitir la cultura y la tradición japonesas a futuras generaciones.

De acuerdo con la fuente, los japoneses que migraron a Cuba proceden de las Prefecturas de Okinawa,  Kagoshima, Kumamoto, Fukuoka, Hiroshima, Nagano, Niigata, Fukushima, Miyagi, entre otras.

Los hombres que integraron esos grupos formaron familias con cubanas y crearon las primeras cooperativas de producción agrícola con el uso del abono químico.

Masayoshi Ono, Jefe de Misión Adjunta de la embajada nipona en Cuba, explicó que los nikkei se insertaron en los sectores agrícola, empresarial, artístico y la prensa.

En una visita en febrero a La Habana, Masahisa Sato, ministro de Estado para Asuntos Exteriores de Japón, expresó su profundo respeto a nombre del gobierno japonés por esa comunidad a la que calificó de un frente de amistad entre los dos países.

El funcionario dijo que el primer ministro Shinzo Abe, quien visitó Cuba en septiembre de 2016, concede gran importancia a la colaboración con descendientes de japoneses residentes en la región de América Latina y el Caribe.

Relaciones bilaterales 

Las relaciones entre Cuba y Japón pasan por un buen momento, sobre todo a partir de la presencia del primer ministro Shinzo Abe, primer mandatario japonés en realizar una visita oficial a este país en septiembre de 2016.

Las dos naciones establecieron relaciones diplomáticas en 1929, pero no fue hasta 1957 que se abrió la embajada nipona en Cuba.

En el contexto de las relaciones entre Tokio y La Habana, autoridades de ambos países suscribieron el 19 de septiembre de 2016 un acuerdo de reordenamiento de la deuda cubana a mediano y largo plazos, hecho que podría facilitar vías de financiamiento a los planes económicos de la isla caribeña.

Cuando era primer vicepresidente, el actual gobernante cubano Miguel Díaz-Canel realizó en mayo de 2016 una visita oficial de cuatro días a Japón durante la cual abogó por dinamizar las relaciones y la cooperación bilaterales, según medios oficiales de la isla. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.