Cuba aprende sobre derechos LGBTI en países nórdicos

Las jornadas nórdicas involucran a las sedes diplomáticas de Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia en la nación caribeña.

Archivo IPS Cuba

Activistas cubanos por el respeto a la libre orientación sexual e identidad de género asistieron al intercambio.

La Habana, 12 dic- Los avances y asuntos pendientes en materia de derechos de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI) en Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia fueron presentados como parte de Las Jornadas Nórdicas en La Habana, que organizan por vez primera las sedes diplomáticas de estos países.

En la sede de la Real Embajada de Noruega, un panel de especialistas sorprendió al auditorio local al revelar detalles de la historia del movimiento LGBTI nórdico y algunos de los derechos alcanzados por el impulso de la sociedad civil.

Kai Øren Eidsvik, de la organización noruega Skeiv ungdom (Juventud LGBT de Noruega), expuso los objetivos y misión del grupo, que defiende la diversidad, ante un público engrosado por activistas cubanos por el respeto a la libre orientación sexual e identidad de género.

Abierta para todas las personas, Skeiv ungdom trabaja en los ámbitos social, político y de salud, e interactúa con las juventudes sobre sexualidad y género.

Explicó que, aunque existen avances en la legislación, quedan pendientes en la sociedad noruega reducir el acoso escolar homo-lesbo-transfóbico y la discriminación por identidad de género y orientación sexual.
“Uno de los insultos más usados en escuelas y colegios es la palabra noruega que identifica a las personas gay”, ejemplificó, en el encuentro realizado el 9 de diciembre.

A juicio de Kai Øren Eidsvik, la ley igualitaria de Argentina puede servir de inspiración para la personas trans en Noruega, porque garantiza que no es obligatoria la esterilización, da derechos a los tratamientos médicos y protege de la exclusión social.

El activista criticó la existencia de los closet para las personas no heterosexuales, defendió una sociedad libre de toda forma de discriminación y con responsabilidad e igualdad para todas y todos.

Sobre “el derecho a ser quien eres” en Dinamarca, disertó Alexander Leopold Watts, asistente cultural de la embajada ese país en México. Describió que esta nación en 1933 prohibía la homosexualidad, pero progresivamente se convirtió en el paradigma de inclusión para el área.

En 1989, el parlamento danés aprobó la ley sobre la unión civil y ya el primero de octubre de ese mismo año, Axel Lundhal y Eigil Eskildsen se convirtieron en la primera pareja homosexual del mundo protegida por el mismo conjunto de leyes que rigen el matrimonio tradicional.

De acuerdo con Leopold, el parlamento danés aprobó en 2014 una ley que permite a las personas transgénero obtener documentos oficiales con un simple tramite administrativo, sin la necesidad de ser diagnosticado ni haberse sometido a la cirugía de reasignación genital.

No obstante, destacó, no todo está resuelto en Dinamarca. Existen brechas como las diferencias entre lo que sucede en la capital, Copenhague, y el resto de las provincias en materia de respeto a los derechos LGBTI, al igual que en el caso de las minorías inmigrantes, apuntó.

Aseguró que hay una fuerte voluntad política para proteger y fortalecer los derechos alcanzados por el activismo.

El panel incluyo también la presentación “Juntos para el desarrollo sostenible, inclusión y justicia social. Experiencias desde Noruega”, a cargo de Borghild Tønnesen Krokan, del Foro de Desarrollo y Medio Ambiente.

El foro es una red de 50 organizaciones no gubernamentales que busca facilitar el diálogo entre el gobierno y la sociedad civil noruegos, así como coordinar y promover recomendaciones temáticas coherentes a nivel nacional y global sobre desarrollo sostenible, medio ambiente, pobreza, solidaridad, paz, desarme, apoyo humanitario, derechos humanos, justicia e inclusión, e inversiones estatales más responsables.

La sociedad civil, explicó, es la diversidad de personas que, en su categoría de ciudadanos y generalmente de manera colectiva, actúa para tomar decisiones en el ámbito público y fuera de las estructuras gubernamentales.
Entre las cualidades que se le atribuyen se encuentran su conocimiento de la realidad a nivel de base, posibilidad de recoger las voces de las personas necesitadas, garantizar que los gobiernos escuchen diferentes criterios y los tomen en cuenta en sus decisiones, hacer la sociedad más transparente, y contribuir a la búsqueda de soluciones desde abajo, dijo Tønnesen Krokan.

Anne Lammila, embajadora de Finlandia en Cuba, explicó también la realidad de las personas LGBTI en su país.

Las preguntas del público estuvieron relacionadas con la discriminación hacia las minorías, las personas trans, la incidencia del virus de inmunodeficiencia humana en esa franja y las relaciones iglesia y Estado, entre otros tópicos.

Asimismo, el embajador del Reino de Noruega en Cuba, John Petter Opdahl, presentó otra de las propuestas de las jornadas, una nueva edición del espacio Cine Nórdico bajo las estrellas, que visionará producciones fílmicas de esos países en la sede diplomática noruega. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.