Cuba celebra Día Mundial de la Salud Sexual

Venta de libros, entrega de condones y proyección de audiovisuales integraron el programa coordinado por el Cenesex.

Archivo IPS Cuba

Cuba celebró por segundo año consecutivo el Día Mundial de la Salud Sexual, instituido cada 4 de septiembre.

La Habana, 10 sep.- Con actividades dirigidas a la adolescencia y la juventud, el estatal Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) se sumó por segundo año consecutivo a las celebraciones en todo el orbe por el Día Mundial de la Salud Sexual.

La céntrica esquina habanera de 23 y G acogió el sábado 8 de septiembre la Feria de Salud Sexual organizada además por el Centro Nacional de Prevención de las Infecciones de Transmisión Sexual y el VIH/sida y las redes sociales de personas LGBT y H (lesbianas, gays, bi, trans y heterosexuales), acompañadas por el Cenesex.

El psicólogo Wilfredo Mederos expresó a la Redacción de IPS en Cuba que es necesario promover más acciones como esta, que favorezcan el respeto hacia las diferentes identidades sexuales, promuevan la igualdad de género y los derechos sexuales como derechos humanos.

Por otra parte, resaltó que encuentros de este corte visualizan a grupos sociales que de alguna manera han estado socialmente preteridos como la comunidad LGBT.

Alejandra, de 12 años, y su abuela María del Carmen, de 57, llegaron “por casualidad” a las actividades por el Día de la Salud Sexual. Para la abuela, el programa propuesto por las instituciones organizadoras ofrece una forma entretenida de acercar a su nieta a los temas sexuales y la ayuda a la hora de buscar asesoría en ese sentido.

Reinier Guerra, estudiante de tercer año de filología, también asistió a la feria por azar, motivado por la cantidad de público reunido allí. Según el joven, en los últimos años los medios de comunicación divulgan más lo relacionado con la cultura sexual, pero todavía no es suficiente y estas jornadas constituyen alternativas interesantes.

Mientras que Anabel Valdés, recién graduada del Instituto Superior de Diseño Industrial, sito en la capital cubana, tomó un pincel y se unió a los activistas que incitaban a “expresar libremente la sexualidad” en una sábana blanca dedicada para ese fin. En la tela, podían leerse frases escritas por los participantes como “No a la discriminación sexual” y “Todos somos iguales y humanos”.

Asimismo, el capitalino cine Riviera proyectó en el horario nocturno dos materiales fílmicos relacionados con la sexualidad en la adolescencia, actividad que recibió la mayor afluencia de público.

En primer lugar, se exhibió el documental “Ser púber es”, realizado por el cubano Hugo Rivalta, que muestra las experiencias de un taller comunitario con niñas, niños y adolescentes de la localidad de Morón, en la provincia de Ciego de Ávila, a 434 kilómetros al sureste de La Habana.

Seguidamente, se proyectó el largometraje cubano “Una noche”, dirigido por la inglesa Lucy Mulloy, que levantó polémicas y movió la emoción del público asistente. Basada en hechos reales, la película narra la historia de tres jóvenes que intentan salir de la isla caribeña rumbo a Estados Unidos utilizado una precaria embarcación.

La marginalidad, la pobreza, la prostitución, la discriminación sexual y la violencia de género integran las diversas temáticas que toca el audiovisual. “Una noche” es una película “fuerte” y “dura”, alejada de los estereotipos, valoró la periodista Marta María Ramírez, quien presentó la cinta. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.