Cuba celebra el primero de mayo con muestras de respaldo al nuevo gobierno

Los actos se sucedieron en todas las provincias del país entre lemas por la unidad y el compromiso con el proceso revolucionario.

Banderas cubanas y del 26 de julio, telas e iniciativas alegóricas a los sindicatos, fueron iniciativas que engalanaron el desfile.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 1 may.- Las principales plazas de Cuba se colmaron de obreros, campesinos y estudiantes en el desfile por el Día Internacional de los Trabajadores, presidido en La Habana por el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel y el primer secretario del Partido Comunista, Raúl Castro.

Con participantes concentrados desde horas de la madrugada, la celebración en la capital se inició a las siete de la mañana, con Castro y Díaz-Canel en la tribuna del acto central en la Plaza de la Revolución, en una alegoría a los tiempos de cambios y  la continuidad del proceso por el socialismo.

Según había anunciado Castro en la sesión constitutiva de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en abril, “aunque tenía el compromiso de ir a otra provincia del interior del país, teniendo en cuenta la característica de este momento, pienso ir acompañando al actual presidente de los Consejos de Estado y de Ministros en el desfile del primero de mayo, en Ciudad de La Habana”.

En esta ocasión, el desfile tuvo como lema “Unidad, compromiso y victoria”, distribuido en bloques representativos de los diferentes sindicatos y los municipios.

“Nos asisten muchas razones y argumentos para convertir este primero de mayo en nueva demostración de apoyo a nuestra Revolución”, dijo el secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Banderas cubanas y del 26 de julio, telas e iniciativas alegóricas a los sindicatos, frases como “Si se pudo, se puede y se podrá”, de Raúl Castro,  y hasta una gorra como las que usaba el líder histórico Fidel Castro (1926 – 2016) marcaron la multitudinaria marcha de casi hora y media de duración.

“Nos asisten muchas razones y argumentos para convertir este primero de mayo en nueva demostración de apoyo a nuestra Revolución, al primer secretario y a la continuidad de su dirección en el Estado y el Gobierno, presidido por el compañero Díaz-Canel”, señaló el secretario general de la única Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y miembro del Buró Político del PCC, Ulises Guilarte.

En su discurso previo al inicio del desfile, el líder sindical añadió que la efeméride “es también escenario de homenaje a su líder histórico Fidel Castro Ruz, para ratificarle la firma determinación de cumplir con el concepto de  revolución, que él nos legara”.

Misiones de la clase obrera

Este día, consideró Guilarte, es una demostración contundente de las sólidas bases de la Revolución, del respaldo mayoritario de los trabajadores y del pueblo a la actualización del modelo económico y social.

“Unidad, compromiso y victoria sintetizan nuestra decisión presente y futura de seguir construyendo una nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible”, sostuvo.

En medio de complejidades financieras, “se requiere como nunca antes del aporte de los trabajadores por elevar y diversificar de manera sostenida las producciones físicas, potenciar los renglones exportables, sustituir importaciones y mejorar la calidad de los servicios, unido a la necesaria eficiencia del proceso inversionista que se ejecuta en los programas de desarrollo del país”, orientó.

Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel en la tribuna del acto central en la Plaza de la Revolución, en una alegoría a los tiempos de cambios y la continuidad del proceso por el socialismo.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Y agregó que “en la consecución de estos propósitos, tenemos plena conciencia de la responsabilidad de la clase obrera en la generación de la riqueza que necesita nuestro pueblo para satisfacer sus necesidades, preservar las conquistas sociales y convertirse en premisas para elevar los ingresos de los trabajadores y de los jubilados”.

Reclamos y apoyos

Además del reconocimiento a las luchas sindicales del pasado, indicó, en las diferentes plazas se multiplicó el reclamo por el cese del bloqueo económico, comercial y financiero, que ahora se recrudece,  la devolución del territorio ilegalmente ocupado por la base naval de Guantánamo y el fin de la agresiva e injerencista política del gobierno de Estados Unidos.

El secretario general de la CTC reafirmó además el compromiso y solidaridad militante con los pueblos que en el mundo luchan por su soberanía e independencia.

Según se anunció, en la celebración participaron 1.406 amigos de Cuba, procedentes de 34 países y 66 organizaciones sindicales y solidarias del mundo.

Con broche de futuro

El desfile fue cerrado por un bloque de alrededor de 50.000 jóvenes, estudiantes de las enseñanzas media y preuniversitaria y las universidades y atletas de alto rendimiento, incluidos los que participarán en los XXIII Juegos Centroamericanos  y del Caribe de Barranquilla, Colombia, como continuidad y futuro del proceso revolucionario, dijeron locutores que narraron la marcha para la televisión.

Como colofón, tras el himno universal del movimiento obrero, La Internacional, en la Plaza capitalina se dejó escuchar una conga santiaguera, típica de fiestas  y celebraciones en la nación antillana.

El festejo en las 15 provincias del país estuvo presidido por los principales dirigentes del PCC y el gobierno en cada territorio y con la presencia de diputados, asaltantes a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes y expedicionarios del yate Granma, entre otros invitados.

En la oriental provincia de Santiago de Cuba, segunda en importancia del país, encabezó la celebración el recientemente ratificado presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo, junto al primer secretario del Partido Comunista en el territorio, Lázaro Expósito. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.