Debates sobre VIH/sida en La Habana

Médicos, enfermeras, promotores de salud, personas viviendo con VIH y profesores de varias universidades cubanas intercambian conocimientos y experiencias.

Jorge Luis Baños - IPS

Para sus promotores, estos intercambios son una necesidad.

La Habana, 7 jun.- La importancia del diagnóstico a tiempo y continuar los estudios hasta desentrañar por qué, pese a las campañas de prevención, sigue creciendo en Cuba la epidemia de VIH/sida, constituyen hoy retos para la ciencia y el sistema cubano de salud.

Esos dos temas sobresalieron en la primera jornada del IX Evento Científico Nacional del Grupo de Prevención del Sida (Gpsida), que entre el 6 y el 8 de junio sesiona en el Centro de Atención Integral a Personas con VIH/sida, en La Habana.

Pese al programa de atención integral a las personas viviendo con el virus, que funciona desde hace casi dos décadas, en los últimos años se reporta el incremento de los diagnósticos tardíos, atribuidos a la resistencia a acudir al sistema de salud, debido entre otros factores, al estigma.

Según explicó la doctora Lizette Gil del Valle, llegan con seropositividad al VIH, pero en la condición en que llegan se convierten en enfermos de sida en menos de un año, con una evolución muy desfavorable, presentan muchas complicaciones y muerte en mayor proporción que en el resto de los pacientes.

Al cierre de 2011, el Registro Informatizado VIH/Sida, del Ministerio de Salud Pública reportó mil 86 casos de diagnóstico tardío, precisó la estudiosa, proveniente del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), institución especializada en la atención a este mal.

Para estudiosos, otra de las realidades que podría estar gravitando sobre el incremento de la epidemia serían las llamadas infecciones no evitadas.

En su trabajo, Riesgo de infección por VIH: nuevos enfoques para su análisis, la doctora Ángela Gala González y el licenciado Yasel M. Santiesteban Díaz, refirieron la aparición en la literatura internacional de estudios que demuestran la presencia de la infección intencional y no evitada mayoritariamente en poblaciones de hombres que tienen sexo con hombres (HSH).

Al respecto, se preguntan si “existe esta situación en nuestro contexto” y de ser así “cuáles serían los principales marcadores de estas conductas”.

“Se nos puede estar escapando la epidemia por determinados elementos que si no tenemos en cuenta y no se investigan, no vamos a dar al traste con la enfermedad “, alertó Santiesteban.

Convocado con el fin de intercambiar experiencias y resultados en el trabajo de prevención y la atención a las personas infectadas, al encuentro asisten médicos, enfermeras, promotores de salud, personas viviendo con VIH y profesores de varias universidades de la isla.

“Este evento tiene la característica de unir a los científicos con las comunidades, que propicia el intercambio. Nosotros impulsamos a los investigadores a que sean capaces de transmitir sus resultados en un lenguaje que sea comprensible por las comunidades”, explicó a la Redacción de IPS Cuba Carlos Aragonés, coordinador nacional de Gpsida.

“Es válido por el intercambio que se produce tanto de resultados como de metodologías de trabajo, para su aplicación. Es importante continuar haciéndolo también desde el punto de vista del reconocimiento a la labor de los promotores, analizar y debatir sobre avances y escollos”, declaró.

A su juicio, el evento que organiza cada año Gpsida es más que una voluntad, una necesidad.

Para la doctora Gil, es importante que este tipo de investigaciones en varios institutos tengan el marco propicio para que los pacientes y la comunidad de personas que viven con el VIH reciban las informaciones más actuales de lo que científicos y estudiosos están haciendo para un mejor manejo de la infección.

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es responsable del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) y ataca a los linfocitos CD-4 que forman parte fundamental del sistema inmunológico del ser humano. Como consecuencia, disminuye la capacidad de respuesta del organismo para hacer frente a infecciones oportunistas.

El VIH puede transmitirse por vía sexual (pene-vagina o pene-recto) debido al intercambio de fluidos. La ciencia ha demostrado que incluso el líquido pre-eyaculatorio puede ser infectante. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.