Derechos sexuales en la mira de juristas y activistas LGBTI

Un taller sobre el tema fue convocado por el Grupo de Asesoría Jurídica del Cenesex.

El taller contó con participantes de las seis redes sociales comunitarias de activistas LGBTI vinculadas a Cenesex.

Foto: Archivo IPS-Cuba

La Habana, 31 oct.- Un repaso a las principales vulneraciones y propuestas relativas a los derechos sexuales en Cuba centró los debates de un taller nacional organizado por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) con la asistencia de juristas y activistas de todo el país.

Algunas de las propuestas existentes para modificar el Código Penal, implementar un protocolo de atención a la violencia de género e instaurar un sistema informatizado para reportar violaciones de los derechos sexuales, estuvieron en la agenda de este encuentro que aconteció el 24 y 25 de octubre último en el balneario de Varadero.

Convocado por el Grupo de Asesoría Jurídica del Cenesex, el Taller Nacional de Formación de Competencia para la identificación, denuncia y registro de vulneración a derechos sexuales contó con alrededor de 70 participantes de las seis redes sociales comunitarias de activistas LGBTI (Lesbianas, Gais,​ Bisexuales e intersexuales (LGBTI) vinculadas a esa institución estatal.

La doctora en ciencias jurídicas Arlín Pérez Duharte, de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, disertó acerca de la necesidad de modernizar el Código Penal —vigente desde 1979 y modificado en 1987— bajo principios más acordes con las actuales doctrinas.

Es preciso redefinir qué quiere proteger el legislador, que no debería ser “el normal desarrollo de las relaciones sexuales”, como reza actualmente la ley, sino la libertad y la indemnidad sexual, arguyó la experta.

Bajo esos conceptos, ejemplificó, deberían cambiarse figuras delictivas antiguas como la violación o la pederastia con violencia, que todavía mantienen penalidades y agravantes distintos según el género y edad de las personas víctimas y victimarias de agresiones sexuales.

La urgencia de establecer y aplicar un protocolo nacional de atención a mujeres violentadas fue defendida por la doctora Ivón Ernand Thames, quien lidera desde hace cerca de un año una consejería sobre el tema en el Centro Oscar Arnulfo Romero (Oar).

Juristas y activistas de todo el país participaron en el taller realizado en el balneario de Varadero.

Foto: Archivo IPS-Cuba

En más de 60 mujeres atendidas en el periodo, Ernand Thames apreció mayor vulnerabilidad en las edades entre 40 y 59 años con más de la mitad de los casos, así como una mayor incidencia en la violencia sexual, psicológica y física, sin desestimar la económica.

La violencia es una conducta aprendida y premeditada, sentenció la psiquiatra, quien explicó el acompañamiento que realizan a las mujeres violentadas, que en la mayoría de los casos no denuncian a los hombres agresores.

Durante el debate, activistas y especialistas consideraron como un paso atrás la desaparición del grupo nacional multidisciplinario y multisectorial que trazaba estrategias para el abordaje de la violencia de género, problema que ahora no recibe igual prioridad en las comisiones de prevención existentes en los municipios.

Particular interés despertó la primera presentación de un proyecto para crear un sistema de gestión de los servicios de orientación jurídica del Cenesex, el cual permitiría que cualquier persona pueda denunciar o registrar hechos de vulneración de derechos sexuales por Internet.

Concebido para un ambiente web, el programa aún en ciernes permitirá descentralizar a todo el país el acceso y atención de las personas que acuden a los servicios jurídicos de esa institución para reportar actuaciones homofóbicas o transfóbicas de individuos e instituciones, así como otras violaciones de los derechos sexuales.

La articulación de este sistema con otros organismos como la Fiscalía, los Tribunales y la Policía, así como el papel que pueden desempeñar las redes de activistas LGBTI para su difusión y uso, en particular con la activa participación de la red de juristas por los derechos sexuales, fueron varias de las propuestas de los asistentes.

El taller también dedicó espacio a las vulneraciones a los derechos sexuales de los menores de edad en Cuba, así como a la reflexión crítica sobre las vías prácticas que puede emplear la ciudadanía en función del reconocimiento y garantía para una sexualidad plena, con independencia de su orientación e identidad de género. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.