Educación sexual por todos los derechos

Instituciones cubanas relacionadas con la educación sexual necesitan profundizar en un enfoque integrador.

Cortesía de Jesús Soler

La sociedad cubana muestra cambios hacia el respeto de la diversidad sexual, según Mariela Castro

La Habana, 24 ene.- La educación sexual en Cuba transitó en los últimos 50 años de una mirada bionormativa a un enfoque desde el género, la diversidad y el derecho, enfatizó Mariela Castro Espín, directora del gubernamental Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), durante la conferencia inaugural del VI Congreso Cubano de Educación, Orientación y Terapia Sexual.

Para ejemplificar, la sexóloga mencionó la capacitación de activistas LGBT-H (lesbianas, gays, bi, trans y heterosexuales), el programa de atención a personas trans –surgido en 1979- que incluye cirugías de readecuación genital y la aplicación, desde 1996, de un programa nacional de educación sexual “con enfoque de género y preventivo”.

Sin embargo, valoró que las instituciones relacionadas con el tema en el país necesitan profundizar en el mencionado enfoque integrador para erradicar la cultura patriarcal y machista, y garantizar los derechos de todas las personas y su diversidad.

Según la experta, la educación sexual como “una política de Estado” se inició en los primeros años del proceso conocido como la Revolución Cubana, tras el triunfo de 1959. Aunque, durante una larga etapa, se centró en el cambio de las mujeres, sobre todo de su función reproductiva.

En ese sentido, destacó el trabajo de la no gubernamental Federación de Mujeres Cubanas (Fmc), cuyas primeras acciones sentaron las bases de lo que sería años más tarde un programa nacional de educación sexual.

Así, enumeró la introducción desde 1965 del aborto en los servicios de salud pública, que garantiza el derecho femenino a decidir sobre su cuerpo; y la gradual disminución de la cantidad de hijos por mujer.

Homofobia

Por otra parte, la sexóloga lamentó las consecuencias negativas para la sociedad cubana de la homofobia institucionalizada, que tuvo sus momentos más duros en las décadas de los años 60’s y 70’s del siglo XX, con experiencias como las Unidades Militares de Apoyo a la Producción (UMAP) o la exclusión de espacios de participación política y social.

A su juicio, el sistema cubano, que se define como socialista, reprodujo en varios períodos de finales del siglo XX “prejuicios hacia la diversidad sexual”, por la influencia de una cultura machista y de tradición homofóbica en el área de la medicina, la religión y el derecho.

“La homofobia en Cuba ha sido, además, sobredimensionada como parte de las campañas para desacreditar esta experiencia histórica, cuando en el escenario internacional había experiencias iguales o peores”, opinó Castro Espín.

En su conferencia, citó al investigador estadounidense David Carter, autor del libro “Stonewall” y su conclusión de que, en 1961, las leyes contra la homosexualidad en los Estados Unidos eran más duras que en Cuba, Rusia (entonces Unión Soviética) o Alemania oriental.

Actualidad

La comunidad no heterosexual de Cuba aún lucha por el reconocimiento de derechos, como por ejemplo, a la unión legal y a la reproducción asistida, en el caso de las mujeres lesbianas que desean ser madres.

En ese sentido, se espera este año que el parlamento cubano valore una propuesta de modificación del Código de Familia, vigente desde 1975, promovida por la Fmc y otras instituciones como el Cenesex. La iniciativa incluye la unión legal entre personas del mismo sexo.

Al mismo tiempo, la también activista por el respeto a la libre orientación sexual e identidad de género identificó cambios en la sociedad cubana en torno a las sexualidades, el género y el sentido de justicia hacia la población LGBT.

Así, mencionó la creación de espacios artísticos y culturales como El Mejunje en Santa Clara, a 270 kilómetros de La Habana; el habanero Cineclub Diferente y la celebración de fiestas y espectáculos que incorporan el transformismo como fenómeno artístico en centros estatales y privados.

Bajo el tema central “La educación sexual en los procesos de transformación social”, el VI Congreso Cubano de Educación, Orientación y Terapia Sexual sesiona del 23 al 26 de enero, con debates sobre la equidad de género, el desarrollo, las desigualdades sociales, los derechos sexuales como derechos humanos y los movimientos sociales, entre otros. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.