En boga debates sobre el consumo cultural

La calidad y jerarquización de los productos audiovisuales e informativos que manejan hoy las personas en Cuba se discute con énfasis por estos días.

Jorge Luis Baños - IPS

Los debates sobre el consumo cultural han activado iniciativas institucionales, como el Programa para el Fomento de la Cultura audiovisual.

La Habana, 2 dic.- El consumo cultural de la población cubana se ha convertido en uno de los temas más recurrentes en diferentes encuentros entre intelectuales, artistas e investigadores, debido a la creciente circulación de productos de todo tipo por vías no tradicionales.

En menos de un mes se han producido en esta capital varios eventos en los que se han generado intensos debates sobre las maneras en que se producen, distribuyen y se utilizan hoy los audiovisuales, la música y las noticias en el país, sobre todo a partir de la aparición del “paquete semanal”.

Así se le conoce al conjunto de un terabyte de información digital que todas las semanas ofrece contenidos variados (videos musicales, telenovelas, libros, películas, etc.) a usuarios de distintas edades y sectores sociales.

Este tipo de práctica ciudadana se presenta como una alternativa a los productos que difunden la televisión y otros medios estatales, y también como una posibilidad de acceso a grandes cúmulos de información actualizada disponible en Internet, que no están al alcance de todos los residentes en este archipiélago caribeño dado los bajos niveles de conectividad existentes.

Las discusiones sobre este fenómeno se han generado desde organizaciones como la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y la asociación Hermanos Saíz, y han estado presentes en espacios como el Festival juvenil de Periodismo Audiovisual Ania Pino In Memoriam.

He aquí algunas de las opiniones surgidas en estos escenarios y compartidas a través de numerosos sitios web, redes sociales y el correo electrónico:

Helmo Hernández, Fundación Ludwing: “(…) no hay manera de que la televisión cubana, ni nuestros medios actuales compitan con el paquete, simplemente porque la gente quiere ver lo que quiere, cuando quiere y en el soporte que quiere. Entonces, contra eso no hay manera posible de pelear.”

Juan Antonio García Borrero, crítico de cine, autor del blog Cine cubano, La pupila insomne: “no bastan las buenas intenciones, la autoridad alcanzada en el ejercicio sistemático de la práctica artística, si queremos de veras insertarnos en estos nuevos escenarios y jugar un rol intelectual que esté a la altura de nuestros tiempos.

“Antes se necesita tomar en cuenta la emergencia de nuevos públicos, el desarrollo incesante de nuevas tecnologías, así como la necesidad de crear una plataforma común de trabajo donde los responsables de la cultura, la educación, y el fomento de las nuevas tecnologías en la nación, estuviesen más conectados en una estrategia única.”

Gustavo Arcos, crítico de cine y profesor de la Universidad de las Artes: “Si se quiere generar una conciencia crítica, un ser capaz de ir más allá de lo que ve, de disfrutar y también juzgar, hay que acabar de reconfigurar todo nuestro sistema de educación para que haga crecer a individuos con valores espirituales y humanistas, pero no para encerrarse en un castillo sino para dialogar con el mundo (…).

“Los espectadores tienen hoy una mayor plataforma donde elegir y determinar cómo emplean su ocio o tiempo (…) Por tanto, el concepto que debe atenderse es el concepto de la Coexistencia.”

Dean Luis Reyes, crítico de cine: “¿Qué debemos hacer con el “paquete”? Me encantan las iniciativas sectoriales (…) Pero una orientación desde arriba es una orden que debe ser cumplida y aquí hablamos del placer de la gente que se rompe la espalda por un salario miserable (…).

“Mi respuesta es: intervenirlo. Cineastas independientes, artistas de la cultura colaborativa, comunidades en red, músicos alternativos podrían comenzar a “invadir” este canal para crear otros “paquetes”, o para generar esferas de contenidos menos dependientes de las industrias culturales hegemónicas. Es decir, una verdadera y legítima inteligencia colectiva.” (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.