En Cuba, torneo mundial de Scrabble en español

El juego es seguido actualmente en más de 15 idiomas.

Archivo IPS Cuba

El grupo de jugadores es muy diverso

La Habana, 9 oct. – Cuba será sede de la XVII edición del Campeonato Mundial de Scrabble en español, que reunirá en La Habana del 12 al 18 de octubre venidero a más de un centenar de jugadores de varias nacionalidades.

El Scrabble es un juego de mesa en el cual cada jugador intenta ganar más puntos mediante la construcción de palabras sobre un tablero de 15 x 15 casillas. Las palabras pueden formarse horizontalmente o verticalmente, y cruzarse siempre y cuando aparezcan en la última edición del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

“Vendrán jugadores de 15 países miembros de la Federación Internacional de Scrabble en Español (FISE) y de otros que clasificaron en torneos regionales, entre ellos franceses, suecos y polacos, que compiten en español pese a no ser esta su lengua nativa”, explicó a la Redacción de IPS Cuba Yamil Rivero, del Grupo Promotor de Scrabble.

Con sede en el hotel Riviera, en la competencia organizada por la FISE se jugarán varias modalidades: XVIII Mundial Clásico, duplicada, XI Torneo Extra y VIII Copa de las Naciones, informó Arturo Alonso, presidente del Grupo Promotor.

Estarán presentes jugadores de México, Argentina, Uruguay, Colombia, España, Perú, Chile, Costa Rica, Suiza, Francia, Paraguay, Venezuela, entre ellos varios campeones mundiales., agregó Alonso.

Por Cuba competirán ocho jugadores, quienes obtuvieron sus plazas en diferentes competencias. Antes solo le otorgaban dos plazas, pero con el crecimiento del número de jugadores en el país y los resultados obtenidos en torneos creció la cantidad de cubanos y cubanas que estarán en el campeonato de octubre.

En 2012, recuerda Rivero, no teníamos suficientes participantes para hacer un equipo de Cuba, por eso formamos uno combinado junto a Paraguay y Suecia y que ganó y le dio a nuestro país plazas, a las que se sumaron las obtenidas por los lugares ocupados en el campeonato del pasado año, en Argentina.

“Este es un juego para formar palabras con fichas de letras extraídas de una bolsa, combina elementos de ortografía y la matemática, es contra tiempo y gana el jugador que más puntos acumula”, detalló Rivero, ingeniero informático que comenzó a jugar en 2008.

Las vocales valen un punto, las letras mientras menos se repitan más valen, z 10 puntos; x j, rr, ñ, ll (8); ch (5), v, h 4, las demás valen 3 y 2. En algunas casillas los valores de las palabras se pueden duplicar o triplicar.

Surgido inicialmente a finales de la década del 30 en inglés, en Estados Unidos, bajo el nombre de Lexico, evolucionó hasta llegar al Scrabble, registrado el 16 de diciembre de 1948. Hoy es seguido en más de 15 idiomas.

En Cuba, el Grupo Promotor fue conformado en 2006 por René Mesa, quien aprendió y obtuvo los primeros tableros de amistades puertorriqueñas. El país se hizo miembro de FISE desde 2008.

Con el apoyo de la Oficina del Historiador de la Ciudad, nos buscaron un espacio en la Biblioteca Pública Rubén Martínez Villena y a partir de entonces hemos desarrollado torneos todos los sábados, y los segundos sábados de cada mes, enseñamos a quienes quieren empezar a jugar, agrega.

De acuerdo con Rivero, el grupo de jugadores es muy diverso, hay personas de todas las edades y profesiones, hay doctores, ingenieros, historiadores, dulceros, abogados, diseñadores gráficos, guardias de seguridad. Desde hace algún tiempo, se han sumado niños, niñas y adolescentes.

“Muchas personas lo juegan en las casas como pasatiempo, por diversión, pero no a nivel competitivo, en el que existen reglas que te obligan a estudiar y jugar con cautela.

Algunos piensan que hay que ser muy inteligente o tener una elevada educación para poderlo jugar pero no es así, lo que se necesita es que te guste”, apunta.

La ciencia del Scrabble es poner palabras e ir sumando puntos por las palabras jugadas, las letras que uses y la posición en el tablero.

or ejemplo, el jugador puede colocar la palabra persona en un lugar específico del tablero y obtener 60 puntos, sin embargo, poniéndola en otra posición pudiera llegar a alcanzar hasta 150 puntos, dice.

A juicio de Rivero, las mayores complejidades del juego radican en la estrategia que te planteas a la hora de jugar, mientras que la principal dificultad es que no se comercializa en el país.

“Los proyectos para producirlo en Cuba no han llegado a concretarse, y los que han sido vendidos en las tiendas solo pueden ser usados como pasatiempo, no sirven para nivel competitivo”, explica.

“Este juego puede contribuir enormemente a mejorar la ortografía de los niños porque muchas palabras se quedan fijas en la mente, además de que te obliga a aprenderte las reglas ortográficas para no cometer errores porque si pones una no válida pierdes el turno y le da la oportunidad al contrario de hacer puntos que tú no haces”, apuntó.

Se considera que puede resultar útil para el ejercicio de la mente en personas de la tercera edad porque además de ejercitar el dominio del idioma, obliga a estar constantemente sumando y multiplicando. (2014)

2 comentarios

  1. Iván Ottenwalder

    Yo aprendí Scrabble hace 9 años, lo he jugado muy poco a nivel presencial y por eso es que quiero volar hacia La Habana en 2015 para competir ante esos cerebros que saben más que yo.

    Mi filosofía: Si quieres ser de los mejores, compite contra los mejores.

  2. Iván Ottenwalder

    Algo interesante que se plantea en esta entrevista es sobre la diferencia entre el Scrabble jugado a nivel de los hogares y a nivel competitivo (clubes y torneos). Ojo con esto: no todos los que juegan en sus casas por pura diversión, asisten a las competiciones. Por eso, no sabemos con exactitud cuántos son en realidad los escrableros del planeta. En el Reino Unido, esto si lo sé, en un 53% de los hogares hay un juego de Scrabble.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.