Estudiantes integran arte y pensamiento

El proyecto Nuestra América debate sobre política y grupos preteridos en Latinoamérica, en espacios de participación, aderezados con arte y elementos lúdicos.

Jorge Luis Baños - IPS

El proyecto Nuestra América está integrado en su mayoría por mujeres

La Habana, 18 mar.- Un camino de tacones y frases escritas en papel invitan a pasar, seguido de perchas con vestidos y fotos colgadas en una tendedera, carteles, música, cazuelas y delantal. Entre mística y performance, el proyecto Nuestra América, de jóvenes estudiantes en Cuba, realizó su primer debate, esta vez sobre Mujer y Emancipación, en la capitalina Casa del Alba Cultural.

“Queremos rescatar fechas históricas que han perdido significación, como el Día Internacional de la Mujer”, contó a la Redacción de IPS en Cuba Paula Companioni, alumna de Periodismo en la Universidad de La Habana e integrante del grupo de una quincena de jóvenes de la isla, Colombia, Perú, México, Bolivia, Chile, República Dominicana y Uruguay.

A la entrada, dos muchachas entregaron pañuelos para que los participantes se taparan la mitad del rostro alrededor de la boca. Sentadas en el suelo y en forma de círculo, las personas que asistieron a la cita, el 16 de marzo, se desprendieron de la tela como símbolo de la necesidad de hablar públicamente sobre la situación de la población femenina en el continente.

“La liberación de la mujer es la de todos”, opinó Luis Emilio Aybar, de Sociología, en un diálogo entre todos los presentes, “en condición de iguales”, una de las premisas del proyecto. A su juicio, esta es una lucha de género, que debe llevar de la mano la emancipación del hombre y un cambio en su educación y posición social.

Peruana, y una de las fundadoras de la iniciativa, Paloma León habló sobre el feminismo y el rechazo que provoca la sola mención de esa ideología. “Aún se sigue viendo solo como un espacio de y para mujeres”, y se obvia su propuesta de transformación de la masculinidad, dijo. Además, remarcó el poco conocimiento, sobre todo entre las juventudes, de esa filosofía y que se entiende erróneamente con lo opuesto al machismo.

Rostros lozanos, de chicos y chicas, primaron en el debate y se trastocaron en el círculo con otros de mediana edad y algunos con los trazos de la vejez. Especialistas como el historiador Julio César González Pagés y la profesora de Filosofía Yoanka León destacaron la elevada asistencia de jóvenes de ambos sexos y la relevancia de que se analicen problemáticas de este tipo.

La familia y la educación que propicie a niñas, y en especial a los varones, resultan vitales para la liberación femenina, apuntó William Pino, estudiante de Medicina. En su caso, su madre afrontó a solas su crianza y le enseñó todas las labores del hogar. Por esa razón, sabe cuán difícil es cumplir con deberes como lavar, cocinar y planchar, y comparte esta carga con su pareja.

En tanto, Gilberto Valdés agregó que el país esta “abocado al desafío de una actualización del modelo económico, que tiene que ser también una actualización política, cultural, de los discursos y las prácticas, y de las instituciones históricas y las nuevas que aparezcan en la sociedad civil”.

En esa meta, el coordinador del Grupo América Latina, Filosofía Social y Axiología (Galfisa) propuso contextualizar y apropiarse de los discursos feministas, que “siempre van a aportar algo” a la equidad entre hombres y mujeres de la isla caribeña.

Asimismo, destacó que la Revolución Cubana de 1959 logró, sin declararse feminista, establecer políticas antipatriarcales, algo que puede continuarse sin temor de hablar sobre la filosofía reivindicadora de las mujeres.

El proyecto Nuestra América pretende debatir, a lo interno y en espacios más masivos, sobre política, emancipación y las luchas de los grupos preteridos como las mujeres, la infancia, tercera edad, indígenas, entre otros, en el continente. La iniciativa autogestionada comenzó a consolidarse desde noviembre de 2011.

Así, aspiran a rebatir el criterio generalizado de que a la juventud no le interesa esta temática y proponen formas más atractivas para organizar encuentros y debates, amplió Companioni. Hasta el momento, realizan sus actividades en la Casa del Alba Cultural y han establecido alianzas con los no gubernamentales Centro Memorial Martin Luther King y Galfisa. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.