Expertas identifican retos en la atención a mujeres víctimas

La falta de especialización y sistematicidad frenan la atención a mujeres víctimas.

Tomado de SEMlac

En una década, los temas de género pasaron de una ausencia casi total a la aparición incipiente en la televisión, periódicos y la radio, indicó la periodista Helen Hernández

La Habana, 13 dic.- Denunciar desde la prensa que Cuba carece de un sistema integral de atención a las mujeres víctimas de violencia es un desafío para quienes luchan contra ese problema.

Como parte de la Jornada por la No violencia hacia las Mujeres 2014, este y otros temas fueron analizados en el panel “Violencia de género en Cuba: desafíos en la atención y prevención”, compuesto por la psiquiatra Ada Alfonso, la periodista Helen Hernández y la fiscal Perla Delgado.

La iniciativa fue una edición más del espacio de debate Voces para el diálogo, convocado por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) con el apoyo del Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica y el Caribe y la Embajada de España en Cuba, entre otras entidades.

Al analizar el tratamiento de la violencia de género en los medios de comunicación, Hernández habló de las causas de su invisibilidad, como la aceptación acrítica de múltiples manifestaciones de maltrato en la sociedad, en la actividad realizada el 9 de diciembre, en el Instituto Internacional de Periodismo “José Martí” (IIPJM).

Desde su experiencia en varios medios cubanos, la periodista reflexionó sobre los desafíos para llevar estos temas a la prensa del país desde tres ópticas: la representación de la violencia en los medios, las fortalezas y retos para el ejercicio del periodismo con perspectiva de género y la violencia machista que se ejerce en los espacios de trabajo.

El sistema de medios y sus políticas editoriales hacen que buena parte de la agenda de la ciudadanía local no tenga correlato en la prensa o se aborde de forma edulcorada, indicó.

Recalcó que, en una década, estos temas pasaron de una ausencia casi total a la aparición incipiente en la televisión, periódicos y la radio, gracias sobre todo a que “hoy existen profesionales sensibilizadas e interesadas en tratar temas de género”.

Para ella, esto también resultó del trabajo del desaparecido Grupo Nacional de Atención y Prevención a la Violencia Intrafamiliar de la Federación de Mujeres Cubanas, el no gubernamental Grupo de Reflexión y Solidaridad “Oscar Arnulfo Romero” y el estatal Cenesex.

Otras contribuciones al avance son la Jornada por la No Violencia –coordinada por OAR- y las acciones de capacitación para profesionales de todo el país realizadas por la Cátedra de Género y Comunicación “Mirta Aguirre” del IIPJM y la Cátedra de la Mujer de la Universidad de La Habana.

En línea general, estimó que hay un avance en el tratamiento del tema. No obstante, “no es suficiente en cantidad y calidad”, valoró.

A su juicio, “no son tiempos de paños tibios ni se puede esperar solamente por procesos de transformación individual de las personas. Se requieren políticas públicas y líneas editoriales definidas, además de un monitoreo constante”.

Otros factores negativos son la falta de especialización, ausencia hasta este año de una asignatura obligatoria sobre género en la carrera de periodismo, falta de sistematicidad y prioridad a estos temas y la repetición de mitos y estereotipos sobre todo en los dramatizados relativos al alcoholismo, la pobreza y las víctimas.

Para la periodista, llevamos ya bastante tiempo pensando en la visibilidad, hace falta ahora campañas con objetivos concretos sobre cómo hacer una denuncia o adónde pueden acudir las mujeres agredidas.

Al respecto, la fiscal Perla Delgado indicó que se orienta ir a las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia (COMF) -que no existen en muchos lugares-, donde las personas no están bien preparadas. Consideró que deben dirigirlas a espacios donde vayan a ser realmente atendidas y protegidas.

Agregó que, tampoco en la policía ni las fiscalías, existen instrumentos legales y sociales, recursos ni equipos multidisciplinarios preparados en el tema con procedimientos y herramientas para apoyar a las víctimas y castigar a los agresores.

Por su parte, Alfonso destacó que la falta de especialización profesional también existe en otras áreas en principio dedicadas a la atención.

La experta consideró que lograr una ley de protección que regule lo que cada eslabón del sistema debe hacer en cada momento podría ser una garantía, porque su incumplimiento constituiría una violación de la legislación.

Insistió, además, en que a la hora de tratar estos temas debe considerarse que género no se circunscribe a mujeres y hombres.

Para Magela Romero, profesora e investigadora de la Universidad de La Habana, aunque en el país se ha avanzado en la sensibilización hacia el fenómeno social, queda un vacío de qué hacer ante un caso de violencia de género.

“El reto está en trabajar en la atención a través de la difusión de las buenas prácticas, porque no funcionan bien todas las COMF”, propuso.

Además, opinó que no solamente están esas instituciones. En dependencia del caso, deben acudir a la policía, los Centros Comunitarios de Salud Mental y las fiscalías. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.