Homofobia: explota el debate digital

El debate sucedió tras la proyección en la televisión cubana del documental “Tabú”, en dos capítulos, sobre la transexualidad.

Jorge Luis Baños - IPS

García contó que en 2010 el monto estatal en moneda libremente convertible (CUC) hacia la mencionada entidad ascendió a cero pesos

La Habana, 25 ene.- Criterios a favor y en contra de la lucha contra la homofobia que lideran activistas e instituciones cubanas como el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) convergen ahora mismo en una polémica desarrollada en medios digitales, como páginas personales y vía correo electrónico.

El debate sucedió tras la proyección en la televisión cubana del documental “Tabú”, en dos capítulos, sobre la transexualidad, en el popular programa Pasaje a lo desconocido, que incluye además entrevistas a especialistas cubanos para introducir el tema del audiovisual, casi siempre de factura internacional.

El conductor de la mencionada emisión, Reinaldo Taladrid, invitó a la directora del CENESEX, Mariela Castro, para dialogar sobre el trabajo de esa entidad en Cuba a favor del respeto a la libre orientación sexual e identidad de género, como antesala de “Tabú”.

Después de la transmisión del segundo capítulo, el televidente Oscar Cuevas Romeros, habitante de la ciudad de Santa Clara, envió una misiva a Pasaje a lo desconocido, donde opinó que el CENESEX hace del tema de la homofobia “una tormenta en un vaso de agua”.

La carta fue circulada vía correo electrónico y, luego colgada en blogs como Paquito el de Cuba , Negra cubana tenía que ser y Hombres por la Diversidad (HxD) , donde se generaron discusiones al respecto.

“En Cuba no hay manifestaciones de homofobia. El cubano tolera a los homosexuales y transexuales.  Solo irrita el comportamiento grosero de muchos de estos individuos, al igual que al delincuente y antisocial común, cuando no sabe comportarse y cumplir las normas elementales de conducta social”, apuntó Cuevas en su texto.

Además, se manifestó en contra de destinar presupuesto estatal a campañas de este tipo y las operaciones de readecuación genital (cambio de sexo). Para él, se deberían destinar recursos a extender a provincias las consultas de infertilidad, prevención del alcoholismo, tabaquismo y drogadicción, ayuda a personas con demencia senil, entre otras.

El doctor y activista gay Alberto Roque fue el primero en responder a las palabras de Cuevas, en quien reconoció “coraje” al disentir. No obstante, Roque disintió con muchas de las ideas planteadas por Cuevas.

“Su comentario es peligrosamente absoluto, deliberadamente homofóbico y encierra una contradicción evidente. Su carta toda apuesta por el silencio, por ocultar una realidad que niega derechos a muchos ciudadanos y ciudadanas cubanos que no se alinean a las normas rígidas de una sociedad machista”, insistió.

Asimismo, recordó que la violencia física y psicológica en Cuba hacia personas no heterosexuales también se silencia. “El hecho de que no se haga pública no significa que no exista”, reveló. Para el experto, soluciones a estos problemas deben llegar a espacios como la educación, para formar ciudadanías libres de prejuicios y discriminaciones.

En una segunda respuesta, Roque se concentró en rebatir los criterios de Cuevas sobre la atención a trans. “Ningún problema de salud es superior ni más perentorio que otro. Nuestro estado es garante del derecho a la salud de forma universal y gratuita”, remarcó.

Por su parte, Adriano García, a través de la página de HxD, calificó de erróneo el criterio de Cuevas sobre los “millonarios presupuestos” destinados a las campañas del CENESEX contra la homofobia.

García contó que en 2010 el monto estatal en moneda libremente convertible (CUC) hacia la mencionada entidad ascendió a cero pesos. “Los afiches pullovers o plegables educativos, los recibimos hechos por instituciones en el exterior, que por dedicarse a esta misma labor educativa nos los envían ya hechos”, destacó García, quien antes de escribir sus letras visitó el CENESEX para conocer al respecto.

Así, emplazó a Cuevas a contestar varias preguntas y remitir, por la misma vía que ha circulado su carta, una disculpa sobre el tema de los “millonarios presupuestos” estatales que recibe el Centro Nacional de Educación Sexual.

El centro cultural de Santa Clara El Mejunje, espacio de aceptación de toda la diversidad humana, lamentó en una carta abierta que un habitante de Santa Clara manifestase tales criterios.

Los y las trabajadoras de El Mejunje opinaron que la actitud de Cuevas “no es aislada” y alertaron que “recién nos llegan noticias desde Caibarién (municipio de la provincia de Villa Clara), donde a un excelente egresado de la Escuela de Economía de ese pueblo se le ha negado la posibilidad de ejercer la docencia por su condición de homosexual”.

Raúl Regueiro, fundador del proyecto Cuba-HSH del Centro Nacional de Prevención de las ITS (infecciones de transmisión sexual) y el VIH/sida, comentó que “todos debemos crecer en el respeto al otro y en la igualdad de oportunidades para todos”. “El estigma y la discriminación es un comportamiento grosero y violatorio de derechos, que practican algunos letrados e iletrados”, dijo.

Por su parte, el activista Camilo García conminó a abordar con valentía el tema, en referencia a la frase de Cuevas, donde excluye a lesbianas y gays de la construcción de la nación cubana. Para él, acciones como estas “mucho daño que han provocado al sentido plural de la nación”.

El doctor Roque replicó con un tercer post y el espacio de debate quedó abierto vía correo electrónico o en blogs, una costumbre entre la intelectualidad cubana desde 2007, que se ha extendido a otros sectores de la población (2011).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.