Igualdades para consolidar una vida fraterna en Cuba

El abogado Roberto Veiga propone un orden social que beneficie a las personas y la comunidad.

Jorge Luis Baños - IPS

El futuro cubano debe ser el resultado de un acuerdo nacional que incluya a todos los ciudadanos

La Habana, 4 may.- Prosperidad económica para toda la población cubana, el acceso masivo a una educación de calidad, alcanzar un consenso sobre las libertades políticas y una mayor integración racial, cuentan entre los aspectos necesarios para una convivencia fraterna en la isla caribeña, según el abogado Roberto Veiga González.

En su conferencia “Cuba: urgencias del presente, imperativos del futuro”, publicada en el último suplemento de abril de la revista digital católica Espacio Laical, el intelectual remarcó la importancia de continuar la reforma económica, que encauza hoy el gobierno de Raúl Castro, sin perder la política del pleno empleo, aunque se diversifiquen sus fuentes más allá del ámbito estatal.

Para lograr esto, detalló, se requieren compromisos por parte de las empresas para generar nuevos puesto laborales con sus ganancias y legalizar como trabajo “cuanta iniciativa creativa (personal, familiar o grupal) surja de la ciudadanía”.

En cuanto a la educación, el también editor de Espacio Laical abogó por mantener una enseñanza estatal única hasta el noveno grado, como garantía de la “integración en las nuevas generaciones, precisamente en las edades donde se forma la personalidad y las bases de la armonía nacional”.

Por otra parte, Cuba debería alcanzar un consenso sobre el concepto y límites de la libertad, un asunto no resuelto ni acordado durante años por la sociedad, según Veiga. Así, dijo, la ciudadanía podría intervenir más con sus opiniones en las decisiones de Estado y ejercer ese derecho establecido en la Constitución cubana, vigente desde 1976.

Otro aspecto necesario para mantener una vida justa y libre en el país sería ensanchar el “proceso de atenuación de esa rigidez acerca del contenido del socialismo cubano”, iniciado en alguna medida durante los últimos tiempos por la alta dirigencia, opinó.

También impera, a su juicio, fortalecer la familia y su papel en la formación de personas capaces de respetar y sostener un orden social fraterno y lograr un cambio cultural para que sea efectiva en la práctica la igualdad entre las razas que reconoce la legalidad nacional.

Estas urgencias de presente y para un mejor futuro solo se solucionarán a través de un acuerdo nacional. “Este diálogo debe aferrarse a reconocer toda nuestra diversidad, pero también empeñarse intensamente en procurar una relación armónica entre toda ella”, instó.

La mencionada conferencia, que engrosó el último suplemento de Espacio Laical, fue impartida por Veiga el 28 de abril de este año en el Aula Fray Bartolomé de las Casas, del convento habanero de San Juan de Letrán. (2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.