Impuestos causan polémica entre la ciudadanía

Activistas insisten en la necesidad de someter a debate popular las nuevas regulaciones sobre los impuestos en Cuba.

Jorge Luis Baños - IPS

A partir del primero de enero de 2013, entrará en vigor una nueva Ley Tributaria en Cuba.

La Habana, 12 ago.- La nueva ley tributaria, aprobada por el parlamento cubano a finales de julio pasado, provocó un debate entre artistas y activistas sobre la significación del impuesto en el país, las normas que regirán ese sistema a partir de 2013 y la necesidad de realizar debates populares antes de aprobar legislaciones de ese tipo.

“Se necesita más información sobre la nueva ley (tributaria) para poder comparar y conocer sus implicaciones. Las personas que trabajamos ya aportamos en bastante medida. Además, el salario no alcanza para cubrir las necesidades básicas”, dijo a la Redacción de IPS en Cuba una joven trabajadora que pidió no ser identificada.

Tras el anuncio de ambas normativas, en bitácoras, páginas web y vía correo electrónico comenzaron a circular opiniones diversas al respecto. Incluso el diario Granma, Órgano Oficial del Comité Central del Partido de Cuba, aludió de alguna manera en la edición del pasado 3 de agosto al debate que aún se sucede entre la gente de la isla caribeña.

El activista Rogelio Díaz manifestó en su blog Bubusopia su desacuerdo con la idea de extender “los impuestos a todos los ciudadanos cubanos”. El post de Díaz estuvo motivado por las palabras del diputado Alexis Leyva en la sesión del 23 de julio de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral) difundidas más tarde en la televisión nacional.

“Una Ley Tributaria justa debe cobrar impuestos al 100 por ciento de los ciudadanos laboral y económicamente activos, y hasta a aquellos que no laboran, pero son una carga para el Estado, porque reciben todos los beneficios que el Estado produce”, dijo el artista durante los análisis de la propuesta legal, que entrará en vigor el próximo año.

Diputado desde el 2003 y más conocido como Kcho, expresó sobre el gremio artístico: “Ganamos más, pues, entonces, paguemos más. Hagamos este sacrificio por respeto y por el bienestar colectivo, es nuestro deber y tenemos que seguir trabajando gratuita y voluntariamente para el pueblo, sin recibir ningún beneficio tributario por ello, solo el respeto, el aplauso y la satisfacción de hacer lo correcto”.

Ante la intervención del creador, natural de la Isla de la Juventud, el segundo mayor islote del archipiélago cubano, el curador de arte Abelardo Mena envió un email donde lamentó que el pueblo cubano “no haya tenido oportunidad de conocer previamente los detalles de la ley tributaria que se discutió en la Asamblea”.

Además, recordó que “en los años 90, cuando se planteó el surgimiento de la cultura tributaria y el cobro de impuestos al salario, el tema se sometió al debate popular a través de los sindicatos

(…) y fue ampliamente rechazado”. Mena trajo a colación el cobro de al menos el 240 por ciento de recargo sobre el precio real de los productos expendidos en las tiendas en moneda libremente convertible. A su juicio, eso ya constituye un impuesto al consumo.

“Una ley tributaria que se pretenda inteligente, en aras de estimular el desarrollo económico del país, no puede darse el lujo de cargar al 100 por ciento a todos sus ciudadanos y empresas, eso es un disparate político y una muestra de neoliberalismo social”, sostuvo.

Otro punto de vista

El 3 de agosto, el diario Granma publicó el artículo “Contra malas interpretaciones y la intervención de Alexis Leyva (Kcho) en el IX Periodo ordinario de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el 23 de julio del 2012” y reprodujo la declaración leída entonces por el diputado.

El texto del rotativo, sin firma, indicó: “Desde que en 1994 se reanimó el sistema tributario en el país, la inmensa mayoría de los escritores, artistas e intelectuales no solo han cumplido con sus obligaciones fiscales, sino que lo han hecho conscientes de que con ello contribuyen al Presupuesto de un Estado que ha dignificado el papel y el lugar de los creadores en el seno de la sociedad”.

Por ello, el Promotor de Literatura Oral Mendaro Gregory hizo circular por correo electrónico su opinión personal sobre aspectos que se mencionan en el diario.

Sobre los escritores y artistas, especificó que pagan tributos desde antes de 1994. “En la práctica, por el salario que trabajamos, los artistas NUNCA hemos dejado de pagar impuestos, seguro médico y realizar un aporte económico al desarrollo de obras sociales”, remarcó.

La nueva Ley Tributaria establece 19 impuestos (incluyendo el Aduanero), tres contribuciones -entre las que se adiciona la Territorial para el Desarrollo Local-, y tres tasas. De manera general, la legislación incorpora siete tributos nuevos respecto a su predecesora, aprobada el 4 de agosto de 1994.

Algunos aspectos sobre la normativa trascendieron en los medios de comunicación locales. Será de aplicación gradual y los impuestos vinculados con los ingresos personales y las viviendas no se aplicarán hasta que existan en Cuba condiciones para ello. Tampoco se le aplicará un gravamen a las remesas de ayuda familiar que se reciben desde el exterior. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.