Informáticos en Cuba tienen su primera organización gremial

Más flexibilización en el desarrollo y comercialización de software es una de las peticiones más frecuentes entre las y los informáticos.

La naciente Unión -de afiliación voluntaria- llena un espacio dentro de uno de los sectores estratégicos de la nación.

Foto: Jorge Luis Baños

La Habana, 8 mar.- Con una composición inicial de 6.146 integrantes, más de 200 del sector no estatal, y el propósito de aglutinar la mayor cantidad de especialistas, nació en esta capital la Unión de Informáticos de Cuba (UIC), primera organización de su tipo en el país.

En la Asamblea Nacional Constitutiva celebrada este lunes, 7 de marzo, quedó establecida la entidad que pretende contribuir al proceso de informatización de la sociedad cubana, informaron sus principales organizadores.

Ailyn Febles, vicerrectora de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) y recién elegida presidenta de la UIC, resaltó durante las palabras de apertura que contar con un calificado contingente de profesionales de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), constituye una fortaleza en sí misma.

En los inicios, los programas principales de trabajo estarán relacionados con la gestión del conocimiento, capacitación y certificación, cooperación interinstitucional, comunicación y tecnologías y servicios.

Para Omar Cáceres, graduado de la UCI en 2010, la organización permitirá unir esfuerzos, crear comunidades donde compartir aplicaciones y conocimientos. “Esperamos que no solo nos represente, sino que promueva una cultura de la informática en un entorno institucional, tanto empresarial como público, que todavía no entiende a cabalidad la importancia de las nuevas tecnologías”, indicó.

Josué Velazco, graduado de la especialidad en la Universidad de Pinar del Río, insistió a la Redacción IPS Cuba en la posibilidad que significa para la capacitación y la integración de saberes.

“Resulta vital que mediante la organización se incentive una correcta significación de los informáticos y sus áreas de desempeño”, expresó.

A Velazco le preocupa que muchos graduados hoy ocupan puestos laborales no acordes a sus habilidades. “La UIC pudiera ayudar a revalorizar nuestro trabajo”, estimó.

Por su parte, Daniel del Oro, estudiante de tercer año de Informática en el Instituto Superior Politécnico “José Antonio Echeverría”, consideró que la asociación gremial pudiera incentivar una actualización y flexibilización en el marco legal relacionado con las TIC en el país caribeño.

Una de las mayores preocupaciones de las y los profesionales vinculados a la Informática y las Comunicaciones en Cuba giran en torno a un mayor y mejor acceso a las nuevas tecnologías, y a la infraestructura necesaria para el diseño de software.

Algunos se declaran dudosos de que la UIC garantice iguales oportunidades a las iniciativas de instituciones estatales cubanas con respecto a las de producción independiente, ya que persisten restricciones para el desarrollo de emprendimientos privados en informática.

Tras un proceso iniciado en febrero de 2015, la naciente Unión llena un espacio dentro de uno de los sectores estratégicos de la nación.

Es de afiliación voluntaria y reúne a aquellos profesionales graduados a carreras afines a las TIC y otros que demuestren capacidad laboral o desempeño curricular en estas áreas.

La nueva institución social consta de tres niveles: una Junta Directiva y un Consejo Nacional compuesto por 35 integrantes, de ellos, 15 reservados a los presidentes provinciales; las direcciones territoriales correspondientes y células en la base. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.