Intelectual cubana reclama movimiento de ideas universitarias

Entre otras funciones, la universidad debe priorizar la formación de profesionales que aporten al cambio de la sociedad cubana, según especialistas.

Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

Entre los retos enfrentados por la universidad cubana destaca su rol protagónico en el desarrollo integral de los jóvenes.

La Habana, 8 feb.- La necesidad urgente de promover el movimiento de ideas en las universidades cubanas fue planteada por la académica Graziella Pogolotti durante un análisis sobre “La universidad: conocimiento, sociedad, futuro”, desarrollado en la librería Alma Mater, de la Universidad de La Habana.

Según la prominente intelectual, a lo interno de las instituciones, ese movimiento debe comenzar “por los claustros y la autorreflexión sobre dónde estamos y qué hacer para resolver las necesidades ingentes del país”.

En tal sentido, la profesora e investigadora recordó que próximamente tendrá lugar el 9no Congreso Internacional de Educación Superior Universidad 2014, y llamó a replantearse allí cuál sería el eje del debate actual sobre la universidad latinoamericana.

Bajo el lema “Por una Universidad socialmente responsable”, este evento sesionará del 10 al 14 de este mes en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Al respecto, Pogolotti estimó de vital importancia “preparar a la masa intelectual para el debate necesario para la universidad, Cuba y América Latina, donde hay señales de cambio, pero la batalla por la descolonización no ha terminado”, pues, aseguró, aún perdura la colonización económica y política en esa región.

En el preámbulo del encuentro, organizado este viernes por el ciudadano Centro Teórico-Cultural Criterios, su director, Desiderio Navarro, señaló como tarea de la universidad la formación de “excelentes autodidactas perpetuos, capacitados para buscar, descartar, criticar y aprovechar la bibliografía”.

Asimismo, consideró que ante la sobreabundancia de información accesible en Internet, “la universidad, Criterios y Cuba deben informar de lo mejor, dar una visión crítica”.  El centro dirigido por Navarro aboga por la circulación local de lo más actual del pensamiento cultural mundial.

Durante su charla, Pogolloti sostuvo que “la educación tiene que ser, ante todo, un entrenamiento en el ejerci,  del pensar para lo cual distintas disciplinas son esenciales, como el dominio de la lengua materna, el conocimiento de la lectura, la capacidad de leer e interpretar, el entendimiento de la historia como un proceso, y el estudio de las Matemáticas”.

“De lo que se trata, dijo la académica, es que el estudiante incorpore en el ejercicio del pensar la problematización de la información y la autopreparación individual”.

No obstante, lamentó que el aprendizaje se efectúa de manera mecánica. “Cuando el joven llega a la universidad debe tener determinado nivel de exigencia, esta debe someterlo a otro desafío”,  advirtió, al tiempo que señaló la “homogeneización de determinadas concepciones docentes”.

Según afirmó, estos problemas van en dirección contraria a lo que fue la tradición universitaria latinoamericana con una proyección social, que tuvo su expresión en Cuba con la Reforma Universitaria, acometida a partir de 1962.

Este proceso dio lugar a que las universidades devinieran “ámbito de desarrollo cultural hacia dentro y hacia afuera (…) más allá de la modernización de la enseñanza, eso significó la ruptura en la educación universitaria de vínculos de dependencia”, estimó la pedagoga.

Al referirse al contexto actual, consideró que “a nivel mundial la universidad ha dejado de cumplir sus funciones básicas. En la práctica, se ha producido una separación entre el profesor investigador y aquel dedicado a la docencia reproductiva”.

También señaló que en Cuba la universidad no está ejerciendo la formación de intelectuales, concepto que la experta advierte difuminado y sobre el cual aclaró que se refiere a “personas con determinada preparación, capacitadas para establecer coordenadas que desborden la fragmentación derivada del aprendizaje de la ciencia o especialidad de perfil estrecho”.

La conferencia de Pogolotti abrió el programa preparado por el centro Criterios, que incluyó una nueva edición de Los Mil y Un Textos en Una Noche,  proyecto que distribuye en cada entrega 1.001 materiales gratuitamente para el uso “investigativo, no comercial y no reproducible” , pertenecientes a los fondos electrónicos de la biblioteca de esa institución. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.