Jornada antirracista se enfoca en los medios y jóvenes

Se celebrará del 15 de noviembre al 5 de diciembre con coloquios, peñas y conciertos

Jorge Luis Baños - IPS

El capítulo cubano de Araac es un espacio para la participación de la sociedad civil.

La Habana, 13 nov.- Conscientes de la necesidad de visibilizar el tema y divulgar las acciones de carácter público de la I Jornada Cubana contra la Discriminación Racial, sus organizadores apuestan por atrapar la atención de los medios de comunicación y las juventudes.

En conferencia de prensa, Gisela Arandia, del grupo coordinador del capítulo cubano de la Articulación Regional Afrodescendiente para las Américas y el Caribe (Araac), consideró clave que la prensa pueda “sumarse a la lucha y nos ayude en este proceso definitivo de deconstrucción de la colonización”.

La jornada, que se desarrollará del 15 de noviembre al 5 de diciembre, incluye coloquios y conferencias, presentaciones de libros y audiovisuales, peñas y conciertos.

Al comienzo de la Revolución Cubana de 1959, explicó Arandia, “todos y todas pensamos que el racismo desaparecería con acciones concretas, pero se trató de algo mucho más profundo y complejo”. “No hay que sentir vergüenza de ello, pues otros países de la región tampoco han podido todavía resolverlo”, consideró.

“En esa época hubo un avance real y sostenido. Las personas que vivieron ese período no sintieron con fuerza la discriminación, pues había espacios de equidad muy sólidos. Sin embargo, ya en los 90, con la crisis económica, vimos resurgir el problema”, señaló.

En declaraciones a la Redacción IPS Cuba, Arandia abundó que “resulta muy difícil que la sociedad pueda tomar conciencia acerca de temas que no están en los espacios mediáticos”.

“Es justo a través de los medios que la sociedad actual va interiorizando y conformando conciencia inclusiva”, enfatizó.

A su juicio, los medios de comunicación están llamados a jugar un papel decisivo en la lucha contra el racismo porque van a contribuir a la deconstrucción social y cultural del centenario legado de discriminación.

“Aspiramos a que se conviertan en portavoces de esta lucha por la equidad, la justicia social y la paz”, compartió.

Araac también contempla la necesidad de incorporar a las y los jóvenes en su acometida.

“Hay que retomar este hilo conductor generacional por una razón muy sencilla: sin la juventud no hay continuidad para la lucha. Necesitamos que se sumen a ella, nos planteen sus intereses, críticas, comentarios y proyectos”, dijo.

En el contexto de la jornada, el comité organizador dialogó con representantes de la Asociación Hermanos Saíz, que reúne a las y los artistas noveles de todo el país, para establecer un vínculo permanente de trabajo.

“Debemos darles a los jóvenes el espacio que les corresponde, no solo en la lucha antirracista sino en toda la sociedad cubana, porque de ellos depende el futuro”, agregó.

En tanto Loreta Zerquera, del capítulo cubano de Araac, detalló que el programa de la jornada escogió actividades en sitios frecuentados por muchachas y muchachos, aunque no existe una estrategia específica para la juventud.

También, amplió, participan agrupaciones integradas por jóvenes como la artista Daymé Arocena, que se presentará en el capitalino Pabellón Cuba.

Uno de los escenarios donde se desarrollará la I Jornada Cubana contra la Discriminación Racial serán los bailables.

“Pretendemos, en un hecho atrevido y osado, convocar a los públicos a una manifestación como el bailable, un espacio de la cultura que ha sido estereotipado y descolocado de la tradición cubana”, continuó Arandia.

“¿Qué pasó, por qué se perdió el gusto por bailar la música cubana y otras, qué papel tuvo la discriminación racial y el racismo en el fenómeno?”, dijo.

Según la investigadora, se aspira a que las personas asistan al bailable a modo de reencuentro con esta esencia de la cubanía y con orgullo de sentirse cubanas y cubanos.

El capítulo cubano de Araac, creado en septiembre de 2012, es un espacio para la participación de la sociedad civil convencida de que un futuro digno para Cuba resulta incompatible con cualquier forma de discriminación racial, de género, territorio, edad y otro criterio lesivo. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.