Jornada por la no violencia concluye con arte

La campaña comprendió paneles, intercambios y análisis de buenas prácticas en el trabajo comunitario por la eliminación de este flagelo, entre otros.

Jorge Luis Baños - IPS

Por vez primera, la jornada llegó a ocho de las 15 provincias cubanas

La Habana, 22 dic- Mientras se mueve por su casa, la joven relata con detalles cómo fue víctima de violencia sexual por un familiar cercano. Estas son imágenes del documental “La conmoción de la memoria”, de la realizadora Aylee Ibáñez, que junto a un debate sobre maltrato psicológico cerró la Jornada Nacional por la No Violencia 2012.

Además, el acto final del programa educativo y de concientización, que se extendió a ocho de las 15 provincias cubanas, incluyó la presentación del libro “El desafío del silencio”, de la escritora Daisy Rubiera, y un concierto, actividades que se efectuaron en el capitalino cine Riviera.

Zulema Hidalgo, coordinadora del Programa de Género y Violencia del Grupo de Reflexión y Solidaridad “Oscar Arnulfo Romero”, que desde hace diez años organiza la campaña, señaló que desde noviembre se sensibilizó a organizaciones, comunidades y actores acerca de una situación que viven muchas mujeres.

Reflexión

Un panel integrado por la psicóloga Sandra Álvarez, la socióloga Magela Romero, la profesora del Instituto Superior de Arte Danae C. Diéguez y la periodista Helen Hernández analizó el tema de la violencia psicológica, sin dejar de apuntar que sus raíces nacen en las relaciones desiguales de poder, establecidas y legitimadas por la cultura patriarcal.

En su disertación, Romero explicó los aportes a la comprensión del tema de la violencia realizados por el sociólogo francés Pierre Bourdieu (1930-2002). Este teórico señaló que la cultura sirve para legitimar manifestaciones de fuerza y poder como algo natural, que no podemos cambiar.

“Todas las manifestaciones que tenemos como seres humanos y su anclaje, son el producto de algo que hemos construido. Proponer la idea de que nosotros podemos también deconstruirlas o transformarlas es muy importante”, destacó la estudiosa.

Por su parte, Diéguez reflexionó sobre la naturalización de la violencia hacia las mujeres en el cine, que ha convertido en un canon la imagen de la mujer como objeto del deseo y dueña solo de los espacios domésticos, entre otras. “Esto es algo que hemos aprendido y ni lo cuestionamos”, apuntó.

En tanto, Hernández se refirió al tratamiento del tema del maltrato en la narrativa femenina, tanto la psicológica como la simbólica, y la violencia que significa también el ocultamiento de las producciones artísticas sobre ese flagelo social.

Así, instó a las personas a focalizarse en lo que pueden hacer para no seguir viviendo en un mundo de jerarquías y discriminaciones.

En el centro de comportamientos y actitudes de ese tipo “está la ideología patriarcal sobre la cual se mantiene la permanencia por siglos de un tipo de agresividad naturalizada, que se sostiene sobre desigualdades de género y tiene como víctimas por excelencia a las mujeres”, aseguró.

En la sesión de intercambio, el público abordó la necesidad de una legislación específica sobre la violencia y el maltrato hacia las mujeres en el ámbito laboral, y la necesidad de incluir en las acciones por la no violencia a los hombres, sin olvidar que tradicionalmente las mujeres son la mayoría afectada. Un componente ineludible en todas las acciones por una cultura de paz radica en el enfoque racial, propusieron las y los asistentes.

Testimonios

En el debate intervino Aremis, la protagonista del documental “La conmoción de la memoria”. Ella sostuvo que, pese a la violencia de la que fue víctima, hay muchas cosas por las que vivir y luchar. Su participación en la jornada le permitió conocer que puede educar a su hijo de otras maneras, confesó.

La investigadora y escritora Daisy Rubiera, autora del libro “El desafío del silencio”, destacó que este volumen contiene los testimonios de 12 mujeres, quienes compartieron cómo fueron víctimas y cuánto sufrieron por las hostilidades de sus parejas.

“En 2000, cuando realicé este libro- publicado en 2010-, no existían debates como este. Hoy asisten a ellos profesionales, estudiosos e investigadores, pero la población por lo general sigue desconociendo sobre este tema”, consideró.

La última actividad de la jornada por la no violencia incluyó la exposición colectiva itinerante “Calladita no estás más bonita”.

La muestra, que reúne a 14 creadoras de diferentes manifestaciones y generaciones, se titula a partir del cuestionamiento de una frase muy empleada en América Latina para anular a la mujer, “calladita estás más bonita”, explicó a la Redacción de IPS Cuba su curadora, la artista de la plástica Paulina Márquez.

“Antes de llegar a La Habana, fue exhibida en Holguín y Santiago de Cuba (en el oriente cubano), donde se realizaron performance y conciertos con talentos locales. La idea es incrementar la cifra de creadoras de las artes plásticas y llegar a provincias como Pinar del Río y Matanzas, adonde ya hemos sido invitadas”, agregó.

Hasta el momento, la iniciativa logró aunar los cuadros de Adriana Arronte, Nury Bacallao, Yilian M. Rojas, Aimé García, Dayana Trigo, Ketty Díaz, Arianna M. Moreno, Lisandra Isabel García, Alicia de la Campa, Yotsy Velásquez y Dana González.

Como colofón de la cita, las artistas Danay Suárez y Gretell Barreiro, el grupo de rap Las Positivas, Afibola, Electrónica Lyda y Déjá vu, ofrecieron un concierto.

Durante noviembre y diciembre de 2012, la jornada comprendió paneles de juristas, debates sobre masculinidades, intercambios con hombres sobre violencia hacia las mujeres, análisis de buenas prácticas en el trabajo comunitario, cinedebates, premiaciones de concursos, pasacalles y carnavalitos, entre otras actividades. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.