La mujer cubana ante la reforma económica

Ellas representan en Cuba el 42,7 por ciento del trabajo estatal y civil.

Jorge Luis Baños - IPS

El trabajo agrícola y por cuenta propia resulta poco atractivo para las mujeres.

La Habana, 19 may.- Los actuales cambios en la economía de Cuba plantean retos al desarrollo de la mujer y los logros sociales en la equidad con los hombres, alertaron expertas en un evento internacional desarrollado en esta capital.

“Los estudios de género nos tienen que servir para estar alertas”, propuso Reina Fleites, investigadora de la Universidad de La Habana, en un debate realizado el 18 de mayo en la comisión sobre Género y Desarrollo del VIII Taller Internacional “Mujeres en el siglo XXI”, convocado por la Cátedra de la Mujer de la mencionada academia.

Para ella, las transformaciones en el área económica suceden en un escenario social complejo que desfavorece en alguna medida la inserción pública femenina. Estos cambios se rigen por los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobados en el VI Congreso del gobernante Partido Comunista de Cuba, celebrado en el pasado mes de abril.

Por ejemplo, refirió la socióloga, el envejecimiento poblacional las afecta, porque ellas tradicionalmente cuidan a las personas de la tercera edad. “La cultura organizacional de empresas y centros laborales sigue siendo machista”, apuntó, sobre un hecho que a su juicio genera conflictos a la mujer entre el espacio privado y el público.  

Fleites expresó su preocupación por la puesta en práctica del criterio de “idoneidad” en el proceso de reducción laboral del sector estatal. Las mujeres cubanas, al tener a su cargo las tareas domésticas, faltan más a su trabajo por el cuidado de los hijos o del resto de la familia.

En una reunión ampliada del Consejo de Ministros se acordó extender las fechas del proceso de despidos, que previó en un primer momento culminar el 2011 con un millón de plazas menos en el sector estatal, trascendió este martes en la prensa local.  

Asimismo, Inés Rodríguez, profesora universitaria, opinó que el necesario tránsito de un modelo económico centralizado a una mayor apertura en la gestión empresarial deja en manos de los directivos la contratación. Esa “libertad” pudiera disminuir los índices de empleo femenino, ya que pueden ser consideradas menos “idóneas”, analizó.

El público asistente coincidió en que los nuevos oficios autorizados por cuenta propia son en su mayoría “masculinos”. Para la antropóloga Daylis García, el procedimiento debió realizarse a la inversa: abrir el trabajo privado y después legalizar las iniciativas que nacieran de la creatividad y necesidades de la población.

La experta en género Norma Vasallo alertó que las labores agrícolas y privadas no han estado entre las opciones más solicitadas por las mujeres. Ejemplificó que eran alrededor del 27 por ciento del cuentapropismo en los años 90 del pasado siglo XX, época de intensa crisis económica y de apertura hacia el trabajo no estatal.

Llamó a incidir en el sector femenino para transformar los prejuicios hacia la agricultura y el empleo privado, las principales fuentes de empleo actuales. Además, destacó la importancia de que el tema género se haya mencionado en el discurso político, sobre todo del presidente Raúl Castro, alrededor de la reforma de la economía.

El VIII Taller Internacional “Mujeres en el siglo XXI” sesiona desde el 16 hasta el 19 de mayo en el capitalino Hotel Nacional, con más de 150 participantes de 10 países que analizan el género en los medios de comunicación, la religión, historia, el desarrollo local, la economía y violencia, entre otros temas.

Vasallo, integrante del comité organizador del evento, resaltó el incremento en el número de trabajos de Cuba en el número de ponencias, sobre todo de provincias. Enfatizó que aumentaron las presentaciones de proyectos que vinculan género en otras áreas. (2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.