La televisión en un país homofóbico

Las telenovelas cubanas se debaten entre el abordaje abierto de la diversidad sexual y la persistencia de prejuicios y estereotipos.

Archivo IPS Cuba

“La televisión es nuestra realidad”, aseveró el escritor Norge Espinosa.

La Habana, 13 may. – A pesar de la apertura experimentada por Cuba en los últimos años, la televisión estatal adolece de un tratamiento prejuiciado de la diversidad sexual, constataron especialistas cubanos, reunidos en el panel Medios de comunicación y homofobia, realizado la víspera en esta capital en el marco de la IV Jornada contra la homofobia.

Mediante el análisis de tres telenovelas de factura nacional –La cara oculta de la luna, Aquí estamos y Añorado encuentro- los panelistas reconocieron avances en la presentación de las problemáticas relacionadas con la orientación sexual. Sin embargo, alertaron sobre cómo la presión de sectores sociales homofóbicos influye sobre la realización de estas series de amplia popularidad.

Magda González, directora de dramatizados de la televisión, abogó por propuestas televisivas más osadas, aun a riesgo de equivocaciones. No obstante, señaló, esa audacia debe sustentarse en investigaciones científicas y conocimientos profundos sobre los fenómenos sociales abordados.

González reconoció que en los medios audiovisuales persisten posiciones encontradas con respecto a la diversidad sexual. Este enfrentamiento se manifiesta en la censura ejercida desde algunas autoridades que prefieren ignorar la homosexualidad, y en la autocensura de realizadores que evitan el tema para producir sus materiales.

“La telenovela que se debate es ganancia neta, malo es cuando no se debate”, afirmó Magda González. Foto: Archivo IPS CubaPor su parte, el dramaturgo y poeta Norge Espinosa consideró que los prejuicios y estereotipos permanecen inamovibles, porque la sociedad cubana no ha sido capaz de generar un debate profundo sobre la sexualidad.  

Espinosa, un reconocido representante de la comunidad gay del país caribeño, llamó a hacer creíbles a los personajes homosexuales de las telenovelas, por lo general desarrollados en torno al conflicto de su identidad sexual, lo cual conspira contra la naturalización de las opciones no heterosexuales.

Mientras, la periodista Lirians Gordillo, reflexionó sobre la escasez de espacios televisivos para representar los conflictos de la sexualidad. La experta recomendó un trabajo más consensuado entre instituciones, artistas y público, que permita educar a la sociedad sobre la base del análisis de sus problemas y no desde enfoques cómodos para ciertos estratos.

El debate tuvo lugar la tarde del jueves 12 en el espacio “Mirar desde la sospecha”, coordinado por la académica Danae Diéguez y las periodistas Helen Hernández y Lirians Gordillo. Esta cita mensual cuenta con el auspicio de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, el Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación.

Ese mismo día, como parte de la Jornada Cubana contra la Homofobia, tuvo lugar en La Habana la presentación del documental “La otra Carmen” del periodista Rolando Almirante. La obra, que ahonda en el tema de la diversidad sexual, será estrenada próximamente en la red de cines de la isla, pero a pesar de los esfuerzos de su realizador no se ha transmitido por la televisión nacional. (2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.