Largo trecho pendiente por igualdad racial

La Articulación Regional Afrodescendiente para América Latina y el Caribe (ARAAC) celebró Día de África.

Jorge Luis Baños - IPS

Una de las disfuncionalidades sociales de Cuba está relacionada con el color de la piel.

La Habana, 1 jun.- La próxima introducción en las universidades de la asignatura estudios raciales en Cuba y cambios en los programas de historia dejan entreabierta una puerta para el acercamiento al tema racial en Cuba, tal vez el primero de los muchos pasos necesarios para superar arraigados prejuicios y discriminaciones por el color de la piel.

Esas nuevas afloraron en un encuentro de la Articulación Regional Afrodescendiente para América Latina y el Caribe (ARAAC) en ocasión del Día de África, que se celebra cada 25 de mayo, en conmemoración de la fundación en 1963 de la Organización de la Unidad Africana (OUA).

A partir de un panel en el que se abordaron temas como las frustradas luchas de la Unión de los Pueblos de Camerún (Reinaldo Sánchez Porro), las mujeres africanas traídas a Cuba como esclavas antes de las plantaciones azucareras (Olivia Hevia) y el tema africano en un programa radial (Bienvenido Rojas), salieron a flote asuntos que siempre despiertan múltiples consideraciones.

La invisibilidad de la temática racial en los medios de comunicación, los estereotipos televisivos a la hora de representar a las personas negras, las lagunas en la educación, donde se privilegian civilizaciones antiguas como la egipcia, griega y romana por encima de las africanas, aun cuando constituyen parte de las raíces de la nacionalidad, persisten pese a las diversas evidencias de la presencia africana en la Cuba de hoy.

A juicio del estudioso Esteban Morales, uno de los problemas es que “ni nuestros censos nos reconocen, nuestras estadísticas son incoloras y nos invisibilizan, por lo que son muchas las dificultades que tenemos que resolver en la televisión, la prensa, y en muchas partes para que haya una presencia y lo que tiene que estar esté”.

“Todavía nuestros muchachos se sientan en la escuela del grado primero al séptimo y no se conocen porque nadie les ha explicado nunca de donde vienen esas diferencias” y con esa forma de educación no salen preparados para la vida, dijo.

Con estas manquedades “somos colonizables, porque seguimos enseñando lo que los colonialistas quieren que sepamos”, agregó el experto.

Según anunció, una resolución del ministro de Educación Superior estableció recientemente la introducción en los estudios universitarios de la asignatura estudios raciales en Cuba, que se aplicará progresivamente en los diferentes centros de altos estudios del país.

Por su parte, la profesora Lydia Turner, señaló que luego de un minucioso estudio de hace unos 10 años sobre la enseñanza de la historia, está en consulta una propuesta de los nuevos objetivos del programa de esa asignatura desde segundo grado hasta el nivel preuniversitaria, con cambios sustanciales sobre África, entre otros temas.

Para ambos investigadores esto podría contribuir a llenar el vacío de conocimientos que recibe el estudiantado en ese campo, un viejo reclamo de activistas contra la discriminación racial.
Según destacó el antropólogo Antonio Martínez Fuentes, los estudios arrojan que 45 por ciento del ADN mitocondrial de la población cubana tiene origen africano y 23 de origen nativo americano, mientras que solo 22 por ciento procede de Europa, lo que habla de la contribución africana e indígena.

Sin embargo, el estudioso Morales consideró que una de las enfermedades y disfuncionalidades sociales de Cuba está relacionada con el color, pues “en ese aspecto la sociedad no funciona como debe funcionar, ni entre nosotros ni en lo que damos por la televisión”.

Para Bárbara Olivera, de Brasil, quien realiza un doctorado en antropología social, recordar el día de África es muy importante, sobre todo desde una perspectiva latinoamericana.

“Se habla de la cercanía de la identidad de países como Cuba y Brasil, pero generalmente no se explican los orígenes, pues más allá de los tambores y la música, por mucho tiempo desde antes del siglo XIX los navíos negreros partían de África, pasaban por Brasil y después por Cuba, entonces, tenemos procesos comunes que nos unen de forma umbilical”, consideró.

Sobre cómo se produjo el proceso de salida de miles de personas de África para ser traídos a América como esclavos, la profesora Olivia Hevia, de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana, indicó que “la visión que tenemos de los libros de texto y que repetimos a nuestros hijos, en escuelas y manuales, de unos blancos europeos, llegando a las costas y cargando miles de africanos forzosamente, no es cierta”.

“Está más que demostrado que África jugó un papel central en el tema de la trata, eran los africanos, por múltiples razones, quienes los sacaban y los ponían en puntos de la costa porque los blancos europeos no podían entrar el interior del continente”, explicó.

Hevia aclaró que aunque en África existía esclavitud, esta no tiene nada que ver con la que se estableció en esta parte del mundo, que “fue racial y profundamente opresiva”.
(2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.