Las mujeres del Cerro tienen la llave para detener la violencia de género

Finaliza taller de capacitación en el Cerro, uno de los municipios capitalinos con mayores índices de violencia.

Cortesía del Sistema de Naciones Unidas en Cuba

Transeúnte pide pintar su uña de rojo

La Habana, 19 dic.- Desde que pasé el taller No a la violencia de género: una respuesta efectiva al VIH/sida, no hay explosiones en mi familia, dijo Dinoska Aguilera, del municipio capitalino del Cerro, durante la peña comunitaria de la cantante Marlén Despaingne que puso fin a las jornadas en la casa del Taller de Transformación Integral del Barrio Pilar-Atarés.

“Mi mamá y yo hemos logrado una mejor convivencia”, precisó la joven, quien participó junto con su madre de los encuentros dominicales, que tuvieron lugar entre octubre y noviembre último.

Aguilera, residente en una comunidad de tránsito de uno de los municipios con mayor índice de violencia del país, se convirtió en la líder del grupo de 16 mujeres capacitadas en el tema como iniciativa de Rosaida Ochoa, directora del Centro Nacional de Prevención de las ITS/VIH/sida (CNP-sida), apoyada por el Pnud.

Por otra parte, Ana María, una joven artista plástica y promotora de la línea de mujeres de CNP-sida, reconoció haber roto con los mitos que naturalizaban la violencia en su vida cotidiana.

“Aprendí a reconocerla en todas sus expresiones y a darme cuenta de que hay que enfrentarla cuando se ejerce hacia otras personas y hacia una misma”, comentó al auditorio integrado por unas 40 personas de la comunidad e invitadas, así como curiosas que se asomaban a las puertas y ventanas de la antigua casona.

El taller fue facilitado por las expertas cubanas Mareelén Díaz y Yohanka Pérez, con una metodología que ellas, junto a otras personas especialistas, desarrollaron desde el Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS).

Como resultado del trabajo se constituyó el Grupo de reflexión no a la violencia de género, que, en respuesta al reclamo propio de estas mujeres, no excluye a las masculinidades.

De igual forma, el grupo pidió la creación de una línea telefónica para ayudar a mujeres víctimas de la violencia de género.

Durante la clausura, el asesor técnico principal de Proyectos del Fondo Mundial, Carlos Cortés, aseguró que “PNUD, al igual que CNP-sida, las seguirá acompañando en el proceso de sensibilización que implica desaprender los comportamientos que conducen a la violencia contra la mujer”.

Además, se expusieron los materiales de la campaña cubana Yo digo no a la violencia contra la mujer, impulsada en 2011 por el Sistema de Naciones Unidas, con apoyo de ONUMujeres y la Campaña regional del Secretario general de Naciones Unidas, Únete para poner fin a la violencia contra la mujer.

Las personas participantes y varias transeúntes también se sumaron a la iniciativa que promueve Yo digo no…, de pintar de rojo la uña del pulgar derecho, como símbolo de solidaridad con la campaña. (2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.