Letra del año unificada vaticina tiempos de desenvolvimiento económico

Hasta hace poco tiempo las personas se debatían entre las predicciones de dos grupos.

Por segundo año consecutivo, la Asociación Cultural Yoruba de Cuba (ACYC) y el Consejo Cubano de Sacerdotes Mayores de Ifá divulgaron una letra unificada.

Foto: Archivo IPS-Cuba

La Habana, 4 ene.- En un año en que gobierno Oggún, deidad yoruba de la guerra y los metales, acompañado de Ijemoyá, diosa de la maternidad, se vaticina desenvolvimiento económico para Cuba, según la Letra del Año unificada de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba y la Comisión Organizadora para la letra del Año Miguel Febles Padrón.

Obtenida el primero de enero, la letra para 2017: Iré ajé oyale tesi lese Olofin anuncia una “profecía favorable de suerte grande proveniente del cielo, suerte que normalmente se manifiesta primeramente a través del desenvolvimiento y la obtención de dinero y bienes económicos, suerte que es firme y segura gracias a Olofin (Dios creador yoruba).

Recomendaciones:

 

– ser muy organizados en todos los aspectos de la vida, para garantizar una mejor forma de vida.

– actuar con justeza y buena conducta para evitar bochornos, ya que esto conllevaría a reacciones adversas que afectarían las relaciones interpersonales.

– darse un pargo a la cabeza previa consulta con sus padrinos.

-evitar el consumo de estupefacientes y el exceso de ingestión de bebidas alcohólicas.

– vestir de blanco.

-acudir a los mayores, y respetarlos para tener siempre la bendición de los mismos, y de Olodumare.

-cuidarse de enfermedades en las vías respiratorias, en el aparato digestivo, sistema cardiovascular, los pulmones, la vista, los riñones, la columna vertebral y las enfermedades de transmisión sexual.

-mantener la unidad, tanto familiar como religiosa.

-buscar la fuerza en la razón y no la razón por la fuerza.

-prestar esmerada atención a la posible proliferación de hechos de corrupción, robo y dilapidación de los erarios públicos.

-prestar especial atención a los fenómenos climatológicos, que conlleven a pérdidas, tales como penetraciones del mar, sismos, lluvias, inundaciones, huracanes, etc.

-incrementar la atención a la educación de los niños y los valores del género humano.

-no ingerir comidas atrasadas y frutas arenosas con el fin de evitar problemas digestivos.

-ser humildes y sencillos, evitar la soberbia, el genio y la mala forma para con los demás.

-velar por la higiene en todos los órdenes.

-incentivar los hábitos laborales, el sentido de pertenencia y el amor al trabajo en todos los sectores sociales.

-incentivar los cambios económicos y socioculturales entre países.

-comprometerse solo a aquello que seamos capaces de cumplimentar.

-evitar delegar en otros lo que es nuestra responsabilidad realizar.

-proteger áreas costeras evitando la contaminación por desechos y desperdicios que afectan el ecosistema y la salud de las personas.

-insistir en la organización del trabajo y la familia, que nos permita alcanzar acuerdos, evitando la violencia. (2017)

Esperada en el país por personas creyentes y no creyentes, la letra constituye para buena parte de la ciudadanía cubana que vive en este país o en el exterior una referencia muy importante para proyectarse en el futuro, declaró a la Redacción de IPS Cuba Enrique López Oliva, periodista y profesor de la historia de las religiones de la Universidad de la Habana.
“Muchos ven en la letra un anticipo de que va a suceder, por tanto esta constituye un punto de referencia importante a la hora de proyectarse en el plano personal, colectivo e inclusive el político”, dijo López Oliva.

Para la enfermera Lourdes, de Guanabacoa, habrá que interpretar qué nos trae el nuevo año, “por lo pronto, uno debe hacer la limpieza como lo orienta la letra, para alejar lo malo y, como siempre, seguir las recomendaciones de los babalawos de modo que puedan evitarse problemas de salud y complicaciones en la vida personal”.

“No puedo dejar de vincular lo que dice la letra con el hecho de que no es un año bisiesto así que debe ser mejor que el 2016, tanto en lo personal luego de los muchos problemas que tuve, hasta en el país, donde hubo desde restricciones y decrecimiento económico, que la gente sintió en carne propia, hasta la muerte de Fidel (Castro, el 25 de noviembre pasado),  consideró desde Camagüey la jubilada Freddys Martínez.

Los refranes del signo son: un solo rey gobierna un pueblo, ningún sombrero puede ser más famoso que la corona; ni de ancho ni de largo, la mano puede ser más grande que la cabeza; la sabiduría, la comprensión y el pensamiento, son la fuerza que mueve la Tierra; todo lo tengo y todo me falta, y es un error no aprender de los errores cometido.

Según la Letra de 2017, en este signo nace el principio de todas las cosas; aquí habla la voluntad; los vasos sanguíneos y la linfa; la unidad y lucha de contrarios; la separación y la discordia y se formó el agua y las palmas.

Entre las obras del signo de Ifá de 2017 se encuentran Onishe Olofin: Addimu ni asogi, ofrenda de frutas variadas; Onishe Ara: Sarayeye Eyele meji, ati Aso bobo, elese Oggún, limpieza del cuerpo físico con 2 palomas (para Oggún preferiblemente negras u oscuras) y 9 tiras de tela de colores; y Ebo: Akuko Kan, 7 Ada, ohun alaínílãrí ni ilé ni Olokun, bogbo Elo (1 gallo, 7 machetes, basura recogida a la orilla del mar, de lo que el mar expulsa a las costas, demás ingredientes) .

Entre los pronósticos se incluyen enfermedades y padecimientos de cuidado,  y se recomienda, según hablan todos los Orisas e Irunmoles, pedir protección y ser guiado por el buen camino, evitar la muerte prematura; para evitar dificultades y hacer que las cosas buenas de la vida nos lleguen (Esu); para mejorar nuestras relaciones personales, obtener liderazgo, progreso y apoyo, para obtener larga vida (Egbe); y a Orí, para que nuestro destino secte de manera adecuada en la tierra, para vencimiento de enemigos y adversarios.

También se orienta pedir a  Obatalá para la tranquilidad, la sabiduría y la paz mental, comodidad y larga vida; a Oggún, por el vencimiento de enemigos y tener dirección en la vida; a Orisa Aje por el éxito financiero y la satisfacción personal; a Orisa Oke, con el fin de vencer a los enemigos y a Ibeji, para la obtención de logros múltiples y la tenencia de hijos.

Previo a la publicación de la Letra del Año, López Oliva señaló que “se habla con insistencia de la posibilidad de un clima de violencia”,  probablemente “desde el exterior”.

Al respecto, dijo, algunos consideran que la nueva letra estaría interpretando el nuevo clima de relaciones tensas con Estados Unidos a partir de la llegada de un nuevo presidente a la Casa Blanca, que ha anunciado una eventual eliminación de las decisiones del mandatario saliente Barack Obama en las relaciones con Cuba.

Desde 2016, la Asociación Cultural Yoruba de Cuba (ACYC) y el Consejo Cubano de Sacerdotes Mayores de Ifá emiten una letra unificada desde La Habana. La existencia de dos letras diferentes creaba discordia entre quienes las emitían y confusión entre los creyentes.

A juicio del periodista y profesor, “esto en cierta forma pudiera interpretarse que le da mayor respaldo a la letra que ambos anuncian ahora de manera conjunta”. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.