Letras para una herida

Yáñez crea un texto que amplifica una voz “sin remordimientos y justiciera a la vez”, según la escritora Nancy Alonso.

Jorge Luis Baños - IPS

Yáñez reveló que mientras escribía la novela sintió constantemente una “asfixia moral” por los múltiples recuerdos del pulso de aquellos tiempos

La Habana, 12 feb.- Mientras la herida persiste, Mirta Yáñez escribe porque sabe que ningún dolor se siente en vano, mucho menos, aquel que brota a torrentes. De esa fuerza nació “Sangra por la herida”, la más reciente novela de la narradora, recientemente presentada en el primer Café Literario del Grupo lésbico Oremi.

Develar marcas sociales de los gloriosos años 60 en Cuba, durante los inicios de la Revolución de 1959, movió a Yáñez para crear un texto que amplifica una voz “sin remordimientos y justiciera a la vez”, según la escritora Nancy Alonso, quien presentó el libro en el espacio con sede en el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX).

Mirta Yáñez destaca entre las escritoras de su tiempo por su trabajo de rescate y reivindicación de la literatura escrita por mujeres en la isla caribeña, destacó Alonso, en el Café Literario titulado “Código XX”, por la marca genética que identifica a las mujeres.

En cuanto a su más reciente volumen, Alonso señaló su carácter “coral”, donde aparecen múltiples voces protagonistas. Asimismo, no dudó en calificarla como la “novela de la generación de los años 60” del pasado siglo XX.

Al recordar esos años, la también bióloga de formación recordó que sus coetáneos estaban orgullosos de vivir esa etapa de gesta de los inicios de la Revolución Cubana.

Pero, remarcó que “se han silenciado un poco los dolores de esa época”, donde muchas personas sufrieron discriminaciones por tener creencias religiosas, orientaciones no heterosexuales, o ideologías diferentes.

Por su parte, Yáñez reveló que mientras escribía la novela sintió constantemente una “asfixia moral” por los múltiples recuerdos del pulso de aquellos tiempos. “Aspiro a dar voz para que sangre por la herida, a mi generación machucada”, sostuvo la autora de diversas compilaciones de cuentos.

Además, leyó dos fragmentos de su texto, que rezuma también gracia y humor cubano. Para concluir el encuentro, la también periodista enfatizó en la necesidad de que “el mundo nos ame como somos”.

Como parte de las actividades del Café Literario, se declamaron poemas en voces como la de la actual facilitadora de Oremi, Argelia Felloue, y la pareja de Diarenis Calderón y Mirna Padrón, también integrantes del proyecto acompañado por el CENESEX.

Boleros y canciones trovadorescas aderezaron la cita de la mano de las artistas aficionadas Tania Tocoronte e Ivis Delgado.

La cita de Oremi pretende mantener un espacio de descarga, para disfrutar de canciones, música, declamación de poemas, venta de libros, transformismo, toques de guitarra, entre otras opciones recreativas (2011).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.