Mensajes sobre el servicio centraron la misa papal de La Habana

La homilía en la histórica Plaza de la Revolución fue la primera de las tres que dará en su visita a Cuba, a concluir el 22 de septiembre.

Miles de cubanas y cubanos se concentraron desde horas tempranas de la madrugada de hoy en la Plaza de la Revolución para escuchar al papa Francisco.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 20 sep.- “Servir significa, en gran parte, cuidar la fragilidad. Cuidar a los frágiles de nuestras familias, de nuestra sociedad, de nuestro pueblo”, dijo hoy Francisco frente a miles de cubanas y cubanos, creyentes y no creyentes, que participaron de la misa campal en la capitalina Plaza de la Revolución.

Antes de iniciar su prédica, Jorge Mario Bergoglio, el tercer jefe de la Iglesia Católica en visitar Cuba, saludó a la gente que ondeaba banderas de Cuba, otros países de Latinoamérica y el Vaticano.

Coherente con su estilo de vida y su vocación pastoral, el papa saludó especialmente a niños y personas con discapacidad cuando descendió del auto que lo condujo a la plaza.

Son “las personas de carne y hueso, con su vida, su historia y especialmente con su fragilidad, las que estamos invitados por Jesús a defender, a cuidar y a servir”, aconsejó el Pontífice en su prédica dedicada al servicio.

“Un pueblo que tiene gusto por la fiesta, por la amistad, por las cosas bellas", así calificó Francisco al pueblo cubano.

“Un pueblo que tiene gusto por la fiesta, por la amistad, por las cosas bellas”, así calificó Francisco al pueblo cubano.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Sus palabras también trajeron lecciones de humildad para aquellos que dirigen los destinos de la nación cubana y del mundo.

“Hay una forma de ejercer el servicio que tiene como interés el beneficiar a los míos, en nombre de lo nuestro. Ese servicio siempre deja a los tuyos por fuera, generando una dinámica de exclusión”, subrayó.

Participantes de la liturgia observaron que el sacerdote invitó a discernir sobre qué aspectos de la vida familiar, cotidiana, de las relaciones humanas, sociales y también del modelo de país se deben revisar para no dejar excluida a ninguna persona.

Con el icónico rostro del Che Guevara de fondo, el papa Francisco dirigió su mensaje al pueblo cubano y regaló una imagen conmovedora al calificar a la nación caribeña de “un pueblo que tiene gusto por la fiesta, por la amistad, por las cosas bellas. Es un pueblo que camina, que canta y alaba”.

También recordó: “Es un pueblo que tiene heridas pero que sabe estar con los brazos abiertos, que marcha con esperanza, porque su vocación es de grandeza”.

Más sobre visita papal

papafidel.jpg_732189391Tras la misa, Francisco sostuvo un “encuentro familiar” en la casa del expresidente Fidel Castro, junto a su esposa Dalia Soto e hijos y nietos del líder revolucionario, informó hoy monseñor Federico Lombardi a medios de prensa. La cita fue “de unos 40 minutos”, donde conversaron asuntos informales e intercambiaron libros.

Con un lenguaje sencillo, el Santo Padre dejó una invocación a cuidar lo que el pueblo cubano ha construido en medio de sacudidas existenciales y penurias económicas.

“Los invito, dijo, a que cuiden estos dones que Dios les ha regalado, pero especialmente quiero invitarlos a que cuiden y sirvan, de modo especial, a sus hermanos. No los descuiden por proyectos que puedan resultar seductores, pero que se desentienden del rostro del que está a su lado”.

Y finalmente apuntó: “Quien no vive para servir, no sirve para vivir”.

A la misa asistieron 3.500 invitados especiales, entre católicos religiosos, sacerdotes y laicos de Cuba y otras naciones de América Latina, además de integrantes de otras iglesias protestantes y fraternidades cubanas.

El cardenal Jaime Ortega, en su intervención, reiteró el reconocimiento de la Iglesia Católica y el pueblo cubano a su Santidad por “haber favorecido el proceso de renovación de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos”.

“Esperamos que su llamado a la paz, enfatizó, se extienda no solo a los altos niveles políticos, sino que llegue a los pueblos de ambas naciones”

En ese proceso hizo un llamamiento especial “al pueblo cubano que vive aquí y en Estados Unidos” para alcanzar “en espíritu cristiano de perdón y misericordia la anhelada reconciliación entre todos los cubanos”.

OPINIONES
La médica boliviana Carmen Selva, que trabaja en la provincia central de Villa Clara, observó que en Cuba no hay tantos practicantes católicos pero los valores cubanos persisten entre las personas, sean creyentes o no. “Es muy importante la visita de un papa que habla español”, dijo al cierre de la misa campal en La Habana, a la que asistió junto a su cachorro Sol.

El Arzobispo de La Habana expresó: “Gracias, por venir a visitar esta tierra nuestra y por sembrar inquietudes buenas y necesarias en nuestras conciencias tan adormecidas y acostumbradas a la mediocridad”.

Igualmente ponderó los nuevos aires que le ha dado el papa a la vida de la Iglesia Católica en el mundo, “cuyo frescor renovador sienten especialmente los pobres de nuestros campos y ciudades, de las periferias sociales, económicas y políticas de todos pueblos de la tierra y del nuestro”.

El Sumo Pontífice, al pronunciar la parte de ceremonia llamada “El Ángelus”, invocó a la Virgen María y a la Santa Patrona de Cuba, la Virgen de la Caridad del Cobre, para bendecir al pueblo cubano.

Casi al cierre, dirigió su pensamiento “a la querida tierra de Colombia” y expresó que “con esfuerzo renovado y movidos por la esperanza, sus hijos están buscando construir una sociedad en paz”.

En alusión al conflicto armado colombiano y a las conversaciones entre representantes de la guerrilla y el gobierno de ese país sudamericano, que tienen lugar en La Habana, indicó que “no tenemos derecho a permitirnos otro fracaso más en este camino de paz y reconciliación”.

Francisco se encontrará en la tarde con representantes del gobierno cubano en el Palacio de la Revolución. Luego visitará la Catedral de La Habana y a jóvenes y docentes del Centro Cultural Padre Félix Varela (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.