Mujer cubana trabaja por la equidad

Este año se celebra un siglo de la presencia del feminismo en Cuba.

Archivo IPS Cuba

Las cubanas mayores de 14 años se agrupan en la no gubernamental Federación de Mujeres Cubanas.

La Habana, 8 mar.- Aunque las cubanas ostentan avances como constituir el 42,7 por ciento de la fuerza laboral en el sector estatal y civil, especialistas y voces de la sociedad civil abogan por continuar las transformaciones en todos los ámbitos de la vida en el país para lograr una equidad real entre la población femenina y masculina.

“La mujer sigue siendo un ente dentro de la casa, que educa a sus hijos y queda dentro de la vida privada para la organización, la limpieza, la recogida. Mientras, el hombre es el proveedor. Esta asimetría se sigue convirtiendo en un proceso de violencia”, dijo a la Redacción de IPS en Cuba Santiago Delgado Castillo, pastor vinculado al Programa de Promoción del Desarrollo Humano en la Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba.

Los cambios en la educación, la cultura y la sociedad para empoderarlas y eliminar los rezagos del machismo, que las minimiza al ámbito del hogar, se erigen como las metas señaladas por activistas e investigadores, para erradicar problemas aún vigentes como la violencia de género, la segunda jornada de trabajo –en el empleo y el hogar- y la dependencia económica y emocional.

Por otra parte, las ganancias en los derechos de las mujeres, logradas por el movimiento feminista durante la república (1902-1958) y después del triunfo de la Revolución Cubana en 1959, a veces pierden significación entre las generaciones más jóvenes de cubanas.

“El momento actual puede estarnos llevando en otra dirección. Lamentablemente, muchas veces las mujeres jóvenes retroceden, cuando se supone que este es un proceso que va avanzando”, alertó la psicóloga María Isabel Domínguez, directora del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas, de La Habana.

Domínguez aboga por retomar la importancia “de la reivindicación de género” en el país, algo que constituyó “una batalla” entre las mujeres de las primeras décadas de la Revolución. Desde finales del 2011, activistas, especialistas y proyectos ciudadanos como la Red Iberoamericana de Masculinidades rescatan el legado del feminismo en Cuba, que cumple 100 años en 2012.

Gracias a estrategias enfocadas en ese sentido, se ha logrado aumentar la presencia femenina en ámbitos de poder como el parlamento cubano, donde ellas constituían un 45,2 por ciento en diciembre de 2011. A su vez, el Partido Comunista de Cuba trazó estrategias contra la discriminación de género en la primera Conferencia Nacional, celebrada en enero de este año.

Pero, la emancipación femenina debe acompañarse de un cambio en las masculinidades para hacerse real y efectiva, según investigaciones.

Para el periodista Andrés Torres, urge “cambiar desde dentro la mentalidad de la masculinidad hegemónica que durante siglos ha permanecido. Hay un fenómeno cultural que no se soluciona con leyes. Se trata de transformar la educación que recibimos de la familia. Nos educan en un paradigma del macho, el hombre”.

De esta manera, se comenzarían a transformar inequidades como que las cubanas dedican más de 34 horas como promedio semanal a labores hogareñas, mientras los hombres destinan alrededor de 12 horas para estos fines, sobre todo en tareas de apoyo. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.