Mujeres lesbianas forman un nuevo grupo

Las Isabelas, en Santiago de Cuba; Oremi, en La Habana; Fénix, en Cienfuegos y Atenea, en Ciego de Ávila, son otras iniciativas de ese tipo en el país.

Jorge Luis Baños/ jlbimagen@gmail.com

Las mujeres lesbianas enfrentan una doble discriminación, por su género y orientación sexual, según especialistas.

La Habana, 18 ago.- Para encontrarse, conversar, compartir historias y aprender sobre derechos, mujeres lesbianas de la oriental provincia de Granma, a unos 760 kilómetros al este de la capital cubana, decidieron crear el grupo Venus, bajo la asesoría del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

 

Según Teresa de Jesús Fernández, directora de la editorial Cenesex, el proyecto nació el 29 de julio en un encuentro femenino en el Centro de Prevención de las ITS-VIH/sida de Bayamo, la capital granmense, después de exhibir el documental “Mujeres entre el cielo y la tierra” (2013), que por primera vez aborda las vivencias de mujeres lesbianas desde sus propias historias.

“Muchachas de Bayamo y el poblado de Jiguaní expusieron sus realidades y expresaron su satisfacción de formar el grupo porque conocen del funcionamiento de una agrupación de hombres homosexuales, y consideran necesario verse, conversar y discutir las situaciones que viven”, dijo Fernández a la Redacción de IPS Cuba.

Entre los problemas que enfrentan las mujeres lesbianas en este territorio oriental, calificado por todas como “muy machista”, se encuentran los prejuicios, las presiones en el entorno familiar y laboral, e incluso, agresiones.

Una instructora de arte, con buenos resultados de trabajo, compartió su historia en Venus.

Ella decidió dejar al padre de su hijo e irse a vivir con su pareja mujer. No pocas personas la rechazaban y ejercían presión sobre ella, incluida su madre y el padre de su niño, recordó. Por esa razón, se vio obligada a dejar su puesto de trabajo y la casa materna, lamentó.

Dedicada durante años a la enseñanza de la equitación, una profesora de deportes sufrió presiones de su superior, quien llegó a agredirla físicamente. En el hospital donde fue atendida, emitieron un certificado por todas lesiones pero luego todo quedó así.

Jamás ese hombre fue castigado por esa causa, reveló.

Ante estas historias de rechazo y violencia sufridas, las integrantes del grupo persiguen conocer sus derechos, saber cómo proceder y enfrentar desde el conocimiento las dificultades que encuentran en la vida cotidiana, explicó Fernández.

“Se sienten muy apartadas, marginadas y esperan que la formación del grupo las ayude a poner un grano de arena detrás de otro”, precisó.

Como el resto de las redes atendidas por el Cenesex, con el apoyo de Fox Bélgica, Venus debe funcionar como una red comunitaria social, que les posibilite interactuar con la comunidad, formarse como promotoras de salud, adquirir conciencia de sí y saber cuáles son las realidades de las comunidades donde viven, trabajan y tienen sus experiencias de vida.

Unirse, intercambiar y recibir asesoría les permitirá también estar conscientes de la importancia de la salud, no solo relacionada con un malestar físico o una patología sino con el estado psíquico y mental, y con determinantes sociales, que son precisamente las que ellas más han padecido, insistió Fernández, a cargo de las redes de mujeres lesbianas en el Cenesex.

Tan importante como la elevación de su autoestima y empoderamiento, son los conocimientos que deben tener para desenvolverse en la sociedad, consideró Liset Mailén Imbert, del Departamento Jurídico del centro.

“Pudimos explicarles sus derechos y posibilidades desde el punto de vista jurídico. Por ejemplo, a la muchacha víctima de violencia múltiple, psicológica, social y laboral (mobbing, en inglés), su madre no tiene derecho a botarla de la casa por su orientación sexual, porque eso es ejercicio arbitrario derecho y el proceder correspondiente es denunciarla”, explicó Imbert.

En el caso del papá de su hijo, agregó, quien retuvo al niño durante cuatro días, se trata de limitación de libertad, con la agravante de que se trata de un menor, algo penado por la ley.

“Les ofrecimos todas las herramientas permitidas para que ellas denuncien estos hechos de manera que no queden impunes. Ellas no denuncian porque tienen la falsa creencia de que no pasará nada. Pero si no se encauza un proceso, las estadísticas no reflejan la realidad, que es lo que ahora nos está pasando hoy”, dijo Imbert.

En el ámbito laboral, destacó la abogada, el rechazo y el acoso pueden traer como consecuencia que la persona no quiera trabajar más, lo que la pone en desventaja social y económica. Deben estar empoderadas para no resultar doblemente perjudicadas, sostuvo.

Según Fernández e Imbert, la posible incorporación de dos abogadas a la red y la colaboración de profesionales que laboran en bufetes colectivos locales, como sucede en La Habana, es muy importante para fortalecer el trabajo.

“Estas personas, ya sean integrantes de la red o voluntarios, pueden incluso representarlas judicialmente con un sentido de pertenencia y una motivación mayor. Tienen los mismos objetivos y ven los asuntos desde un prisma similar”, opinó la asesora jurídica.

El primer grupo de este tipo surgió espontáneamente en la oriental provincia de Santiago de Cuba en 2002, cuando un grupo de mujeres lesbianas decidieron crear Las Isabelas y se dirigieron al Cenesex para buscar orientación.

Posteriormente, fueron organizados otros dos grupos de mujeres lesbianas y bisexuales Oremi (que significa amiga en yoruba), en La Habana, en 2004, y Fénix, en la centro sureña Cienfuegos, en 2008.

El Centro Nacional de Educación Sexual brinda asesoría, formación y capacitación en temas de salud sexual y reproductiva, derechos, el respeto a la libre orientación sexual, la maternidad, entre otros. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.