Nuevos libros revisan las raíces de la discriminación racial en Cuba

Los estudios y textos sobre el tema han crecido en los últimos 20 años, pero resultan insuficientes, de acuerdo con activistas.

Presentación de libros sobre el problema racial en Cuba en el Centro Cultural Dulce María Loynaz, con la presencia de sus autores y un público comprometido y cuestionador.

Foto: IPS-Cuba

La Habana, 14 ago.- La complejidad del problema racial en Cuba, su historia, evolución y contexto actual, obligan a profundizar en la investigación y difusión de los resultados de la ciencia y el activismo para eliminar las desigualdades que se agudizan en la sociedad cubana, instaron especialistas.

Varios libros que desde géneros como artículo, ensayo y novela abordan hoy este tópico de mucha actualidad, se presentaron, el 9 de agosto, en el Centro Cultural Dulce María Loynaz, con la presencia de sus autores y un público comprometido y cuestionador de un asunto poco abordado públicamente a pesar de marcar la cotidianidad de cubanos y cubanas.

El estudioso Roberto Zurbano explicó que los libros abordan el tema de “la raza, que ha sido tan vapuleado por una parte, tan soslayado por la otra, tan usado con varios propósitos mercantiles, políticos y de otros tipos”.

A su juicio, en la producción literaria se ha ganado en rigor, seriedad, y dentro y fuera de Cuba hay excelentes libros sobre el tema “que atraviesa la sociedad cubana en cada uno de sus temas y espacios sociales, económicos y religiosos y que en la última década está acompañado de una especie de movilidad y activismo social y político”.

Miradas y géneros diversos

“Emergiendo del silencio, mujeres negras en la historia de Cuba” (2016) es producto del esfuerzo de Afrocubanas, un grupo de mujeres que tiene entre sus objetivos visibilizar el papel de mujeres negras y mestizas desde las más diversas perspectivas, dijo la investigadora y profesora Oilda Hevia.

Detalló que el volumen da continuidad al primer título del grupo, “Afrocubanas, historia, pensamiento y prácticas culturales” (2011), y fue concebido por sus compiladoras, Hevia y Daisy Rubiera, para reflejar temas poco abordados sin reproducir los tradicionales mitos como el de “esclava sumisa que conquista al amo blanco para tener mejor condición”.

Entre los tópicos incluidos en el texto, se encuentran el de mujeres que alcanzaron su libertad y tuvieron pequeños negocios, las estrategias de acceso a la libertad, las dueñas de esclavos, la prostitución, su inserción en política, transacciones económicas y conspiraciones.

Es “una manera diferente de ver a las mujeres negras y mulatas, que contribuyera a deconstruir este mito, que lamentablemente persiste hasta la actualidad”, apuntó Hevia.

A su juicio, aunque muchas de las investigaciones no rebasan los espacios académicos, hace falta que esta perspectiva diferente sea ampliamente divulgada entre estudiantes, en bibliotecas, para que la manera en que las representen sea diferente.

El problema racial en Cuba es asunto poco abordado públicamente a pesar de marcar la cotidianidad de cubanos y cubanas.

Foto: Archivo IPS-Cuba

“Hoy más que nunca es necesario que se estudien estos temas y se divulguen esas ideas porque hay un resurgimiento de determinados prejuicios y valores que creíamos desaparecidos. Los libros nos dan armas para entender un pasado que permita comprender el presente y construir un mejor futuro”, concluyó.

Por su parte, el novelista y guionista Eliseo Altunaga calificó de “una revelación y deconstrucción seria, académica, interesante y plural de la realidad cubana” al libro de ensayos “Por una Cuba negra: Literatura, raza y modernidad en el siglo XIX” (2017), de Alberto Abreu Arcia, publicado por la editorial Hypermedia y que no ha circulado aún en el país.

De acuerdo con Altunaga, la necesidad de mantener la unidad nacional entre los cubanos frente a diferentes situaciones, opacó y ayudó al mantenimiento de un pensamiento racista y de negro subalterno, en función de las ideas de los blancos y de la aristocracia azucarera.

“Es un libro serio, que se debe publicar en Cuba y estar en la academia, porque está concebido con una enorme seriedad y multiplicidad de miradas, de teorías y un despiece más allá de una posición sectorial y racial, va al centro de la creación de un pensamiento”, consideró.

Y “Lágrimas negras”, una novela escrita por Altunaga, “toma como asunto uno de los capítulos más oscuros y bochornosos de la historia de la nación cubana, conocida eufemísticamente como guerrita del 1912, pero es solo un pretexto para explorar las intensas tramas y complicados laberintos políticos y raciales en un momento inaugural de la vida nacional”, describió Abreu.

“El autor elige un punto de vista y un tema hasta ahora ausente en la novelística, el del sujeto negro como grupo subalterno y, sobre todo, la masacre sometida contra los miembros de Partido de Independientes de Color (1908-1912)”, apuntó.

Según Abreu, en un primer nivel de lectura, el libro puede leerse como un intento por discernir desde el presente con lo que ha sido “nuestro tortuoso y quebrado transitar como afrocubanos por la historia de la nación y decidir nuestros actuales compromisos”.

A debate

En el intercambio que sucedió a las presentaciones, el público se refirió a la necesidad de acceder a libros sobre el tema sin publicar en el país, que los resultados de las ciencias sociales y literatura tengan mayores espacios de divulgación y de debatir desde una óptica científica sobre diferentes miradas al mestizaje.

También se habló del silencio sobre el racismo y las humillaciones que han sufrido y sufren las personas por el color de su piel, cuáles son las señales del racismo en la Cuba de hoy, su relación con la pobreza y de cómo estas zonas de la realidad no están en los medios de comunicación. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.