Observatorio crítico reclama espacio público

“El espacio público es patrimonio de la nación”, defiende la ciudadana Red Protagónica Observatorio Crítico de Cuba.

Archivo IPS Cuba

Oc realiza cada año un foro con espacios teóricos y de intercambio de experiencias entre proyectos ciudadanos.

La Habana, 6 abr.- Una declaración de la ciudadana Red Protagónica Observatorio Crítico (Oc) demanda la libre participación y expresión de opiniones por parte de sus integrantes en “escenarios que presuntamente exploran la noción de lo público”, como espacios de debate y la blogosfera en Cuba.

Para la red, autogestionada y nacida en 2010, “bloquear el acceso de determinadas opiniones” a estos ámbitos “no tiene otro resultado que el de fundamentar las imputaciones de totalitarismo que se acostumbra realizar contra el orden social imperante en Cuba y amplificar mensajes (o ausencia de mensajes) que, de otra manera, no encontrarían tal vez tanto eco”.

Declaración

En el texto “Posición de la Red Protagónica Observatorio Crítico de Cuba”, distribuido por correo electrónico, el colectivo aseguró que este tipo de situaciones las ha vivido “recientemente en más de un foro”, y se opuso “a que sus acciones y vías de comunicación y divulgación sigan siendo objeto de vigilancia, persecución y difamación, ideológica y policíaca”.

Publicada en el blog de la red el 4 de abril, la declaración indicó que estas actitudes, por parte de instituciones de todo tipo, “no respetan los ideales de igualdad de derechos y oportunidades para toda la ciudadanía” y provocan que se prive “a la sociedad cubana del disfrute y crecimiento mediante proyectos culturales, ecológicos y sociales”, que conforman el Oc.

Así, la iniciativa de la sociedad civil defendió que “el espacio público es patrimonio de la nación: de toda la nación, en toda su extensión y diversidad, no de un sector de la misma”, ni de “unas minorías con poder”.

Un ámbito “público”, añadió, no puede “levantar barreras contra determinadas expresiones solo porque no resulten del agrado de un sector, no importa si se encuentra en mayoría o minoría, a condición de que no se dirijan contra los derechos y la dignidad de ninguna persona o grupo, ni promuevan prácticas violentas, xenófobas u otras propias del fascismo corriente”.

Además, reconocieron “el derecho de quienes abogan por promover visiones que divergen de las nuestras. A estas últimas, aun cuando a veces no nos comprendan, también les reconocemos y defendemos su derecho a existir”.

“La libertad es siempre y exclusivamente libertad para el que piensa de manera diferente”, concluyó el documento, tras aclarar que la red tampoco está de acuerdo con regalar “cuotas de legitimidad a quienes defienden injerencias imperialistas como proyecto de futuro para Cuba”.

Otros hechos

El 27 de febrero de este año, el Grupo Concordia, coordinado en los Estados Unidos por el profesor Ariel Hidalgo, presentó un texto sobre “acciones de censura que en el trascurso de los últimos meses se han estado llevando a cabo contra comunidades y colectivos culturales e informativos de la población cubana”. Esta fue firmada por activistas e intelectuales de ese país y otros de América Latina.

Entre los casos identificados, el grupo mencionó la prohibición, el 25 de noviembre de 2011, por parte de las autoridades de cultura del municipio San Antonio de los Baños en Mayabeque, provincia al sureste de La Habana, del Primer Festival Cultural ArtEco: Arte, Ecología y Comunidad ¡Por Amor a la Tierra!.

Además, incluyó acciones de este tipo dirigidas al proyecto Estado de Sats y el “bloqueo” de la dirección electrónica del Observatorio Crítico durante febrero de 2012, detectado cuando los servicios informativos de la red empezaron a rebotar desde servidores nacionales como Infomed y de algunas facultades de la Universidad de La Habana.

Oc presentó el 18 de diciembre de 2009, en el último encuentro del Taller “Vivir la Revolución”, con sede en el Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Cubana “Juan Marinello”, ubicado en la capital cubana, una “Carta en rechazo a las actuales obstrucciones y prohibiciones de iniciativas sociales y culturales”. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.