Opiniones sobre impacto de la visita papal

Cibernautas y receptores de los servicios de IPS Cuba por diversos canales opinan sobre la visita de Benedicto XVI a la isla.

Jorge Luis Baños - IPS

Visita del Papa dejó interrogantes sobre el necesario reconocimiento de la diversidad religiosa en Cuba.

La Habana, 4 abr.- “Acercamiento espiritual”, “mejores relaciones entre la Iglesia y el Estado cubano”, “políticamente no representa nada”, respondieron personas de Cuba y el mundo a la interrogante “¿Qué deja la visita a Cuba del papa Benedicto XVI?”, planteada por la corresponsal Patricia Grogg en el espacio de participación Café 108, del sitio web de IPS en Cuba.

A continuación, se ofrecen algunas de las opiniones publicadas desde el inicio del periplo, que se extendió del 26 al 28 de marzo, por quienes visitan el sitio y contribuyen con sus comentarios a este proyecto comunicacional:

Rolando Pujol, periodista: “Contribuye de manera positiva a los procesos de cambios, que necesariamente tiene que asumir Cuba. La unidad de todos los cubanos es la garantía para avanzar hacia un futuro mejor, donde nadie quede excluido por sus creencias religiosas y la sociedad se construya sobre bases monolíticas, con todos y para el bien de todos”.

Isabel Cristina Batista: “Sin dudas, deja esperanzas, apoyo espiritual y acicate ético para nuestro pueblo en las actuales circunstancias. Aunque, su presencia no determinará en lo fundamental, en el rumbo estratégico de los eventuales cambios de nuestra sociedad”.

Carlos R. Molina, teólogo: “Muy exitosa para el Sumo Pontífice y el Estado cubano. Marginalizó una vez más al protestantismo cubano, dividido y sin figuras como el cardenal Jaime Ortega, aunque con gente comparable en capacidad y mérito”.

John Kirk, académico canadiense: “Para la comunidad internacional la visita no resultó gran cosa. Los medios de comunicación norteamericanos y canadienses hicieron un análisis sumamente superficial. No se referían, por ejemplo, al número reducido de católicos practicantes en Cuba, ni al hecho de que el gobierno cubano había dado facilidades para que la gente asistiera a las misas”.

Elaine Díaz, profesora: “Para la comunidad católica, imagino que haya sido una excelente visita, en tanto es la oportunidad de encontrarse con la máxima autoridad de esa religión. En el ámbito político, el clima de respeto que se ha mantenido entre el gobierno cubano y el Papa permitirá la mejora de las relaciones entre ambas partes y el mayor protagonismo de la Iglesia Católica en los asuntos internos de Cuba”.

Emilio José Chaves: “Me deja la sensación de una iglesia cansada, ávida de apoyo, presidida por un hombre sin duda inteligente (…). Sabe que el cristianismo es parte de la cultura latinoamericana, pero no el Vaticano, y que su control simbólico sobre estos pueblos se le está escurriendo poco a poco de sus manos”.

Rafael Grillo, periodista: “Por el momento, creo que muy poco. Dudas, escepticismo, interrogantes sobre su posible repercusión en la vida cotidiana de los cubanos, independientemente de los resultados políticos”.

Boris Leonardo Caro, periodista: “Los cubanos no católicos deberían mirar con ojo crítico este periplo papal, en vez de entregarse a una presunta alegría unánime que podría ocultar consecuencias nada gratas en lo social. No olvidemos, la Iglesia Católica es fundamentalmente homofóbica, machista, en una palabra, dogmática. La visita dejará preocupados, sin dudas, a los grupos de la sociedad civil que aspiran a una Cuba revolucionaria -con minúscula- en lo político y lo social”. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.