Organización de la sociedad civil cubana cumple 30 años

El Centro Memorial Martin Luther King Jr. se renueva para lograr un vínculo más eficaz con comunidades de toda la isla caribeña.

Con una feria de artesanías, celebra el Centro Memorial Martin Luther King su 30 aniversario, junto a la comunidad de Pogolotti.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 25 abr.- El trabajo comunitario ha sido uno de los propósitos y motivaciones esenciales del Centro Memorial Martin Luther King Jr. (CMLK), una asociación macroecuménica de inspiración cristiana, que este 25 de abril cumple 30 años en medio de celebraciones por la fecha.

Sus trabajadoras y trabajadores organizaron, el 24 de abril, un espacio para compartir con el barrio periférico de Pogolotti, ubicado en el capitalino municipio de Marianao.

Niñas y niños de la comunidad e integrantes del Taller de Transformación Integral del Barrio (TTIB) y la Casa Comunitaria Paulo Freire, tomaron la calle para recordar que la idea fundacional del CMLK nació en esa localidad a la que ha apoyado en la construcción de viviendas, mejoras al alumbrado público, asesoramiento a proyectos de animación sociocultural y capacitación de trabajadores sociales y funcionarios locales.

El Centro le debe al barrio un vínculo más permanente y sistemático para llegar a niños y jóvenes, a sus intereses y problemas.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

El pensamiento del educador brasileño Paulo Freire (1921-1997) junto a la teología de la liberación marcaron los cimientos de lo que es hoy el CMLK.

Cientos de cubanas y cubanos se han formado a lo largo de estos años en talleres presenciales y a distancia con la metodología de la educación popular.

Hoy forman dos redes que alcanzan casi todo el país: la de educadoras y educadores populares y la ecuménica Fe por Cuba con variados ámbitos de actuación, entre ellos, las universidades, experiencias de desarrollo local, sector cultural, proyectos de educación ambiental y agroecológicos, centros ecuménicos e iglesias cristianas de diferentes denominaciones.

El CMLK y las redes sociales que anima siguen apostando por la educación popular, la solidaridad y el ecumenismo para hacer su contribución a la sociedad cubana.

Pero ese ya largo camino no ha estado exento de tropiezos y desencuentros. De ahí que, en estos momentos, el centro afianza el trabajo en redes y profundiza procesos de formación y acompañamiento a personas, proyectos y experiencias de naturaleza sociopolítica, cultural y religiosa en ámbitos como el trabajo comunitario, los poderes locales, la economía popular y solidaria, la renovación del ecumenismo, la solidaridad e integración latinoamericana y los intercambios “pueblo a pueblo” con Estados Unidos.

      Una familia en movimiento 

Como resultado de la acumulación organizativa a partir de los procesos de formación y el trabajo de incidencia, el CMLK ha trascendido su carácter inicial de institución para convertirse en una amplia familia de la que también forman parte la Red de educadores populares y la Red ecuménica Fe por Cuba.

Ambas redes son tejidos sociales organizados a niveles territorial y nacional que el CMLK anima, acompaña y orienta y con los cuales comparte valores, misión y objetivos.

Están protagonizadas por sujetos populares conscientes, propositivos y comprometidos en la construcción del proyecto social cubano, que reconocen la espiritualidad, la alegría y el don de jugar como componentes inalienables en la formación ética y política que promueve.

A juicio de Mercedes Abreu, especialista en investigaciones sociales del TTIB de Pogolotti, es “un orgullo que el CMLK haya nacido en este barrio y se haya nutrido de toda su riqueza cultural”.

Sin embargo, ha pasado el tiempo y el contexto ha cambiado, han surgido nuevas generaciones, y también son otros los problemas a enfrentar.

“Eso es cierto”, aseguró Abreu, quien apuntó que el centro “le debe al barrio un vínculo más permanente y sistemático no solo en días de celebraciones como estos, sino con un trabajo más coordinado para llegar a los jóvenes, sus intereses y problemas”.

Marta Rosa Herrera, también trabajadora social del TTIB, opinó que aunque en estos 30 años es innegable el aporte del centro al barrio en el impulso a proyectos sociales, formativos y de incidencia, “la comunidad no identifica con claridad su papel porque muchas veces lo asocia al servicio que presta la Iglesia Bautista Ebenezer y la figura del pastor Raúl Suárez”.

“La gente dice ‘esto lo hizo la iglesia de los Pastores por la Paz’, lo que evidencia no solo una debilidad que tenemos que atender también desde el taller sino, sobre todo, una oportunidad para no dejar que se pierdan los valores fundacionales que es imprescindible volver a re-encantar en estos tiempos”, añadió.

Yohana Lezcano, periodista y coordinadora en el CMLK del equipo de acompañamiento a la región oriental, consideró que “en sentido general, y en el caso de Pogolotti en particular, el centro todavía le debe mucho más acompañamiento al trabajo comunitario que se desarrolla en distintas localidades y territorios de Cuba mediante las redes que organiza y anima”.

En opinión de la joven, “se ha ido ganando espacios pero aún es preciso estar más con la gente, poniéndole la mano encima del hombro, sin creer que se es superior, sino todo lo contrario, con humildad y aprendiendo de sus experiencias”.

Explicó que “en las comunidades a las que llega el Centro hay que hacer diagnósticos todavía más participativos, que constantemente se evalúen los procesos”.

Lezcano consideró que “hoy en Cuba muchas comunidades necesitan apropiarse de metodologías participativas para activar resortes de movilización y dejar a un lado la apatía”.

Por toda Cuba

Con múltiples actividades, los integrantes de las redes sociales que anima el CMLK festejarán por toda Cuba este aniversario.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Está prevista una gala político-cultural en la Sala Covarrubias del Teatro Nacional, hoy 25, con la participación del trovador Silvio Rodríguez.

Uno de los invitados especiales del CMLK a esta celebración es el teólogo, pedagogo y periodista brasileño Frei Betto.

Tras culminar la jornada en La Habana, Betto realizará por primera vez un recorrido por las provincias orientales de Guantánamo, Santiago de Cuba y Granma, para conocer experiencias de trabajo comunitario y poder popular impulsadas y acompañadas por la Red de educadores populares en el asentamiento de Guayacán (Guantánamo) y el Consejo Popular Aeropuerto Viejo (Granma).

En las tres provincias sostendrá intercambios con estudiantes, intelectuales, educadores y líderes ecuménicos y presentará dos de sus libros: Biografía de Frei Betto, de la Editorial José Martí y Paraíso Perdido, de la Editorial Nuevo Milenio.

Momentos muy significativos del recorrido serán la presencia en el municipio de Caimanera, donde se encuentra la ilegal Base Naval de los Estados Unidos, y la visita al Cementerio Santa Ifigenia, de Santiago de Cuba, donde rendirá homenaje a su gran amigo Fidel Castro (1926-2016).(2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.