Otras sexualidades en la literatura cubana

Máscaras, una novela de Leonardo Padura, se adelantó en la discusión sobre la homofobia en Cuba.

Archivo IPS Cuba

Sergio Cevedo y Pedro Pérez Rivero, escritores invitados al panel.

La Habana, 18 may.- Personajes y situaciones de la diversidad sexual reciben un tratamiento en la literatura de Cuba que, tras un período de moda “necesaria” en los años 90 e inicios de los 2000 del siglo XX, “se abre paso a la creatividad y la imaginación”, valoró el crítico de arte Pedro Pérez Rivero.

El autor de “De Sodoma vino un ángel” integró junto al escritor Sergio Cevedo un panel sobre Literatura y Diversidad Sexual, desarrollado en el Centro Cultural Literario Habana. Esta actividad, efectuada el 17 de mayo, formó parte del programa en la capital de la IV Jornada Cubana contra la Homofobia,.

Entre las obras cubanas que se han acercado a este sector tradicionalmente marginado ha prevalecido una mirada desde la heterosexualidad y con tintes homofóbicos, opinó Pérez Rivero. Para él, “El lobo, el bosque y el hombre nuevo” de Senel Paz y “Hombres sin mujer” de Carlos Montenegro presentan rasgos de esta tendencia.

No obstante, amplió, varios acercamientos en la narrativa parten de la visión homo y abordan de forma adecuada a la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bi, trans e intersexuales).

Entre ellos, mencionó a “Cien botellas en una pared” de Ena Lucía Portela, “Tuyo es el reino” de Abilio Estévez y “Vivir sin Dios” de Nonardo Perea. Además, en la poesía, destacó la obra de creadores como Nelson Simón y Odette Alonso, iniciadora de una literatura homoerótica en la isla caribeña en la década de los 90 de la pasada centuria.

Asimismo, se debatió en el auditorio sobre hasta qué punto puede existir en una obra literaria la persona homo más allá de la caracterización erótica. Para Cevedo, su rasgo diferenciante es la orientación sexual, por eso se dificulta escapar de tratamientos y conflictos sexuales.

Luis Vaillant, relacionista público del Centro Provincial del Libro y la Literatura de La Habana, consideró que, en la medida en que la homosexualidad se naturalice en las letras cubanas, aparecerán personajes no hetero en otras facetas.

Entre el público asistente se desató también la polémica sobre la pertinencia de la educación sexual en la niñez, con el abordaje de todas las orientaciones de esta faceta humana. En el país, varias personas han producido literatura infantil y juvenil al respecto como “¿Dónde está La Princesa?” de Luis Cabrera Delgado y  “Cucarachas al borde de un ataque de nervios” de Eldys Baratute.

Para la psicóloga Sandra Álvarez, desde edades tempranas se debe conocer sobre las relaciones sexuales y el amor de pareja en general, algo que nunca se conversa o explica a la infancia. A su juicio, este grupo poblacional no tendrá consecuencias negativas en su desarrollo si aprende qué significa tanto la hetero como la homosexualidad.

Por su parte, una joven participante propuso que, antes de saber leer y escribir, se debe educar a la niñez en el respeto a la diversidad en general, sin especificar en los diferentes tipos de vínculos amorosos.

En este centro cultural habanero se inauguró además la exposición de fotografía digital “Miss Pop” del escritor y artista plástico Nonardo Perea, se vendieron libros relacionados con la temática y los creadores de Cuba Dazra Novak y Ahmel Hecheverría, entre otros, leyeron cuentos homoeróticos.

En la ciudad de Santiago de Cuba, ubicada a 861 kilómetros al sureste de La Habana, se realizó este martes el acto central de la Jornada, que constituye la principal acción de una campaña de educación y sensibilización de la sociedad cubana durante todo el año. (2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.