Parlamento responde a activistas sobre ley laboral

El encuentro fue realizado para responder una carta enviada el 25 de junio al presidente del parlamento, Esteban Lazo, de parte de integrantes del Proyecto Arcoíris.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS-Cuba

La publicación de la letra final del Código del Trabajo provocó reacciones en contra del activismo por el respeto a la libre orientación sexual e identidad de género.

La Habana, 21 jul.- El periodista Francisco Rodríguez revela hoy en su blog detalles del encuentro sostenido la semana pasada con diputados sobre la omisión en el nuevo Código de Trabajo de la identidad de género y el estatus al virus de inmunodeficiencia humana (VIH) entre las causas de discriminación en el espacio laboral.

La bitácora Paquito el de Cuba dijo que la cita estuvo presidida por José Luis Toledo Santander, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos del Parlamento y del acápite encargado de la redacción final de la Ley No.116 Código de Trabajo.

No precisa el día en que aconteció la reunión, donde participaron además Madalina Marrero, jefa del área de Atención a la Población; Tubal Páez, jefe de Comunicación; y Ulises Infante, especialista del área jurídica.

El encuentro fue realizado para responder una carta enviada el 25 de junio al presidente del parlamento, Esteban Lazo, de parte de integrantes del Proyecto Arcoíris, que lucha por los derechos de las personas no heterosexuales y asegura ser anticapitalista e independiente.

“En ese contacto de poco más de una hora, Toledo Santander me transmitió los argumentos que fundamentarían la omisión en el texto definitivo de la ley laboral del principio de no discriminación por identidad de género en el inciso B del artículo dos, sobre los principios fundamentales que rigen el derecho al trabajo”, detalla Rodríguez.

Comparte que “la presidencia de la Asamblea (Nacional de Poder Popular, parlamento unicameral) insiste en que la Comisión que concluyó la labor de redacción era solo de estilo”.

El mencionado acápite parlamentario ha sido clave en el conflicto porque quedó en sus manos la inclusión y modificación de aspectos mencionados por diputados en un debate televisado en diciembre pasado, cuando la ley fue aprobada, asegura el activismo LGBTI (lesbianas, gays, bi, trans e intersexuales).

En el post titulado “Presidencia del Parlamento responde pero no satisface o Mariela Castro estaba clara al votar en contra”, el periodista sigue preguntándose “¿Por qué la Comisión (de estilo) sí pudo incluir la discapacidad en ese inciso (B del artículo dos) —también una propuesta de Mariela— y no la identidad de género? ¿Tenía entonces o no potestad para añadir elementos?”.

Rodríguez indica que aprovechó el espacio para insistir “en la necesidad de que dirigentes del Estado y el gobierno estudien más sobre estos temas (la libre orientación sexual e identidad de género), y escuchen más a quienes son especialistas en estas materias y ejercen además un liderazgo político sobre bases científicas”.

Incluso trascendió en la reunión, tanto por parte de los diputados como del activista, la importancia de lograr una ley específica sobre identidad sexual en el país, que favorecería sobre todo la protección de los derechos de las personas transgéneros.

Voces desde la ciencia y el activismo, incluso el estatal Centro Nacional de Educación Sexual, llevan años proponiendo un paso legislativo en ese sentido sin obtener respuestas.

El parlamento cubano tiene pendiente a analizar un anteproyecto de nuevo Código de Familia, que incluye la unión legal entre personas del mismo sexo. Especialistas y activistas opinan que justo esa propuesta ha detenido la discusión y actualización de la norma, vigente desde 1975.

La publicación de la letra final del Código del Trabajo, el pasado 18 de junio, provocó además de la carta de Arcoíris, declaraciones de la diputada Mariela Castro, el promotor cultural Ramón Silverio y de los grupos de las redes sociales comunitarias por la diversidad sexual en Cienfuegos, a 232 kilómetros al sureste de La Habana.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.