Persiste polémica por congreso del Partido Comunista de Cuba

La cita partidista aprobó, en abril, los lineamientos de la política socio-económica para los próximos cinco años.

Jorge Luis Baños - IPS

Cuba vive una profunda crisis económica desde los años 90 del siglo XX.

La Habana, 7 jun.- A poco más de un mes de su realización, el VI Congreso del gobernante Partido Comunista de Cuba (Pcc) sigue generando polémica entre la sociedad civil de la isla caribeña, que no deja pasar ninguna oportunidad para publicar sus opiniones, acuerdos y desacuerdos, sobre el principal evento político que matiza la vida cubana en la actualidad.

Un editorial de la revista Espacio Laical, del no gubernamental Consejo Arquidiocesano de La Habana, insiste esta semana en la necesidad de que se materialicen muchos de los cambios, sobre todo económicos, anunciados en la cita partidista y que contaron con un amplio apoyo entre el pueblo cubano.

Bajo el título, “No nos cansaremos de abogar por los cambios necesarios”, el texto reconoce que “no resulta posible ni deseable un cambio súbito y traumático de todo el modelo cubano. Lo urgente y necesario es una renovación gradual, pero sustantiva, para generar un desarrollo sostenible y mayores libertades”.

Otros de los problemas a solucionar destacados por la revista, junto al de la descentralización y mayor productividad de la economía nacional, fueron la incorporación de jóvenes a los altos cargos políticos y una mayor horizontalidad en las relaciones entre el Pcc y la sociedad.

Así, el editorial remarcó la importancia de concretar cambios constitucionales, abordados por el presidente Raúl Castro en el congreso político, como la postulación a cargos estatales y del gobierno de personas que no pertenezcan al único partido legalmente reconocido en Cuba y la reducción del tiempo en estos cargos a no más de dos períodos de cinco años.

Para la revista, todavía quedan pendientes aspectos medulares como las garantías y deberes del nuevo sector privado, la ayuda a las personas excluidas de los beneficios económicos, mayor acceso a la información, la relación de los residentes en la isla caribeña con su población emigrada, el fortalecimiento de las instituciones y de los servicios de educación y salud pública.

Por su parte, el bloguero Rogelio M. Díaz colgó en su bitácora Bubusopía un post titulado “Urgente, imprescindible, o de porqué el Congreso no podía quedarse sólo en lo económico”. El también físico nuclear expresó su inconformidad sobre la reducción de la agenda del encuentro partidista a los problemas económicos, y que dejara a un lado asuntos sociales.

En especial, criticó que la propuesta de reforma económica estuviera “consagrada al sentido de disminuir la responsabilidad social para el Estado en todas sus manifestaciones, toda la concentración dirigida a la eficiencia, a la ganancia, al presupuesto”. Este enfoque, a su juicio, encierra un alto costo para la vida de las personas.

Para él, Cuba necesita “un proyecto movilizador” y “de unidad nacional”.

El congreso del Pcc, definido constitucionalmente como la “fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado”, se celebra cada cinco años. Sin embargo, la realización de la sexta cita se aplazaba desde 2002 y debe complementarse con una Conferencia Nacional, en enero del próximo año. (2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.